¿Un bebé puede dormir con ventilador?

¿Un bebé puede dormir con ventilador?
comparte

Durante los meses de calor, abrir la ventana para dormir no suele ser suficiente y, muchas noches, tenemos que recurrir al aire acondicionado o el ventilador para que la habitación esté un poco más fresca y se pueda conciliar el sueño. Sin embargo, ¿son malos estos aparatos con bebés? ¿Se puede usar el ventilador en la habitación en la que duerme el pequeño?

Los ventiladores no funcionan igual que los aires acondicionados ni proporcionan el mismo frío. En general, lo que la mayoría de los ventiladores hacen es provocar una corriente de aire fresco, pero no enfrían la habitación de la misma manera que un aire acondicionado. Por lo tanto, a priori, son mejores que estos otros aparatos y se pueden usar con bebés, aunque siempre teniendo cuidado y adoptando una serie de medidas para evitar riesgos y accidentes.


1- Coloca el ventilador en un altillo, lejos del alcance del niño, ya que las aspas en movimiento son un gran reclamo para los niños, que intentan meter el dedo entre ellas y, en algunos aparatos, esto puede ser muy peligroso si mete el dedo (lo que puede causar cortes y heridas graves) o un objeto como un lápiz. Además, si es posible, compra un ventilador con rejilla o maya para minimizar el riesgo en caso de que consiga meter el dedo dentro. Eso sí, si tus hijos duermen en literas, olvídate de los ventiladores de techo, ya que son más seguros en la mayoría de los casos, pero no si la cama de uno de tus hijos queda cerca de este aparato.

No te puedes perder ...


2- Si tu hijo tiene alergia al polvo o al polen no es conveniente que coloques un ventilador en su habitación, ya que, al fin y al cabo, lo que el ventilador hace es remover el aire que hay a su alrededor, incluido el polvo, sobre todo los ventiladores de techo, por lo que puede causarle una reacción alérgica. En estos casos, los ventiladores deberán colocarse en otros cuartos.


3- Cuando pongas el ventilador para dormir en la habitación en la que está el niño, colócalo de tal manera que oscile libremente, pero sin apuntar en ningún momento al bebé de manera directa. No es bueno que la corriente de aire le dé de lleno, basta con que enfríe la habitación para que el pequeño duerma mejor. Eso evitará que el bebé sude y luego coja frío al darle el aire directamente.


4- Mantén el ventilador a una velocidad baja o media para que no dé demasiado frío y no haga mucho ruido. De hecho, el ruido monótono y regular puede actuar como ruido blanco y favorecer el sueño de tu hijo. Pero si este es demasiado fuerte, podría despertarlo.


5- El ventilador solo debe usarse cuando la casa esté a menos de 30 grados. Si no, lo único que hará será mover al aire caliente y no será efectivo, sin contar con que estarás gastando energía y dinero.


6- Limpia el polvo con frecuencia para evitar que las aspas muevan mucho polvo, tenga tu hijo alergia a este o no, ya que, incluso cuando no sea así, el polvo al dormir puede causarle irritación en la garganta y tos.


7- Nunca hagas el tonto con el ventilador ni juegues con él, tu hijo podría imitarte cuando no miras y causar un accdiente.


Por lo tanto, el ventilador no es malo para dormir, así que puedes usarlo sin problemas en las calurosas noches de verano cuando la ventana abierta no es suficiente, aunque siempre siguiendo estos consejos.


¿Puede ser beneficioso el uso del ventilador?


Según un reciente estudio publicado en la revista Archives of Pediatrics & Adolescent Medicine, el uso del ventilador en la habitación del bebé no solo no es malo, sino que incluso puede ser beneficioso ya que, según los resultados de esta investigación, los bebés que duermen con ventilador tienen un 72% menos de posibilidades de morir a causa del síndrome de muerte súbita. Incluso puede llegar a reducir el riesgo en un 94% si se utiliza en ambientes especialmente adversos como una habitación muy calurosa o con poca ventilación. Asimismo, puede disminuir el riesgo de muerte súbita un 86% en bebés que duermen de lado o boca abajo en lugar de boca arriba que es como recomiendan los pediatras; o un 85% en los bebés que comparten la cama con otras personas que no fueran los padres.


La causa que dan los investigadores para esta reducción tan grande es que el ventilador permite que el aire circule libremente, por lo que es menos posible que se acumule el dióxido de carbono que exhalamos al respirar, el cual puede ser perjudicial para los bebés menores de 6 meses y causarles este problema (se piensa que reinhalar el dióxido de carbono puede ser una de las causas de este síndrome del que aún se desconocen todas sus causas).


Además, como decíamos, el ventilador no funciona igual que un aire acondicionado, que sí es capaz de bajar la temperatura de la habitación varios grados, por lo que no enfría al niño, algo que sí puede pasar si ponemos el aire muy fuerte. Por eso, no se recomienda el uso de este aparato con bebés de menos de 2 años, y nunca a temperaturas menores de 25º C. 

 

 


Te puede interesar:
La cantidad de leche para un bebé de 4 meses debe ser definida por el propio bebé tal y como se hace con la lactancia materna, que es a demanda. De esta manera, el bebé se regula en función de las necesidades de cada momento.


Fuente:

Blog EnFamilia de la AEP: "Alergia al ácaro y medidas de evitación", https://enfamilia.aeped.es/temas-salud/alergia-acaros-medidas-evitacion

Fecha de actualización: 22-03-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>