• Buscar
Publicidad

¿Qué es el ruido blanco y por qué adormece a los bebés?

¿Qué es el ruido blanco y por qué adormece a los bebés?

Puede sonar contraproducente ¿ruido para dormir? Pero cada vez más personas juran su efectividad para lograr que nuestro cerebro desconecte y caiga en los relajantes brazos de Morfeo. Pero ¿qué es el ruido blanco y por qué nos ayuda a dormir?

Publicidad

Indice

 

¿Qué es el ruido blanco?

La definición de ruido blanco es en realidad algo compleja, aunque muchos lo definen como ese sonido que contiene todas las frecuencias a una misma potencia y que se llama así porque se comporta como el equivalente visual de la luz blanca, ya que esta contiene todas las frecuencias de la gama cromática.

El ruido blanco es, por tanto, un ruido consistente que se origina al combinar todas las frecuencias existentes. Su nombre viene precisamente de este hecho. La combinación de todos los colores da como resultado el blanco, así, se decidió nombrar a la combinación de todas las frecuencias “ruido blanco”.

Aunque puede que no lo sepas, lo has oído antes. Es un ruido, por ejemplo, parecido al que puede emitir un secador, un ventilador o un coche a un ritmo constante. De hecho, seguro que conoces a alguien que no puede evitar relajarse hasta casi quedarse dormido con alguno de estos sonidos.

Articulo relacionado: ¿Por qué el feto no crece?

El truco del ruido blanco está en que, al combinar todas las frecuencias, enmascara otros sonidos. Deja, por así decirlo, nuestra mente vacía de estímulos sonoros que puedan distraernos. En blanco. Y de aquí viene su efecto calmante.

El ruido blanco se encuentra como veíamos más arriba en muchos sonidos como el del secador de pelo y del ventilador, pero también en una campana extractora, una lavadora, una aspiradora, etc. El por qué funciona para calmar al niño es sencillo. Este ruido blanco hace de enmascarador del resto de ruidos y, al ser este un ruido constante y sin altibajos, hace que el cerebro del niño se calme y, por tanto, pueda conciliar el sueño.

A día de hoy contamos también con otras muchas facilidades como, por ejemplo, las aplicaciones móviles que simulan el ruido blanco y que se pueden utilizar simplemente descargándolas en el móvil o tableta. Pero eso sí, nada de abusar de estos ruidos para calmar al bebé, ya que podría llegar a generar dependencia y que el niño no sea capaz de calmarse solo.

 

¿Por qué a los bebés les gusta el ruido blanco?

Los bebés a veces pueden sentirse sobrepasados por los estímulos del mundo exterior. De hecho, esta sobreestimulación es una de las causas que se cree que puede estar detrás de los cólicos del lactante. El cerebro de los bebés aún es inmaduro y les cuesta procesar la cantidad de sonidos, vistas u olores que perciben.

Además, los bebés viven durante 9 meses acostumbrados al sonido constante de la circulación sanguínea por la placenta, un sonido perfectamente perceptible para ellos.

Articulo relacionado: ¿Por qué el feto deja de latir?

De alguna manera, el ruido blanco -ya sea porque enmascara otros sonidos, les ayuda a vaciar y relajar su cerebro o les recuerda al relajante útero materno- a menudo reconforta a los bebés y les ayuda a entrar en una duermevela tranquila que les lleve al sueño o incluso a calmar el llanto de, por ejemplo, los cólicos del lactante.

 

¿Cómo poder probar el ruido blanco?

Muy fácil, en internet puedes encontrar desde archivos de ruido blanco para descargar hasta vídeos de varias horas de ruido blanco (o white noise, como seguro que te es más fácil encontrarlo). También hay aplicaciones de sueño que lo incluyen.

Si lo has probado y resulta que tu bebé es una de esas personas que parece relajarse automáticamente con este sonido, puedes también comprar máquinas de ruido blanco (algo así como pequeños altavoces que puedes poner junto a su cunita).

 

¿Y si el ruido desagrada al bebé?

Puede que tu bebé (o tú misma) no seas uno de esos afortunados para los que el ruido blanco es un billete directo al mundo de los sueños. ¡No desistas! Hay otros “tonos” de ruido que puede que el cerebro de tu bebé o el tuyo encontréis más placenteros: ruido rosa, ruido marrón o violeta, cada uno con una gama de frecuencias distinta. Solo tienes que dar con aquella con la que el cerebro de tu bebé se quede off.
 

Ruido blanco: ¿bueno o perjudicial?

El ruido blanco es un enmascarador del resto de los sonidos que ocupa todo nuestro espectro auditivo, no tiene altibajos y es constante, haciendo que el cerebro se relaje, lo que facilita conciliar el sueño.

El oído no descansa nunca, ni cuando se duerme. Cuando un sonido nos despierta es porque ha habido una alteración en el ambiente que estamos oyendo. A los bebés les sucede lo mismo, pero potenciado, ya que su cerebro se sobreexcita con su propio llanto.

Para estos casos, el ruido blanco resulta ideal porque tiene la propiedad de enmascarar el resto de sonidos, lo que hace que el bebé se tranquilice y pueda dormirse más fácilmente. De hecho, parece que el ruido blanco aísla al bebé del resto de sonidos, incluso de los de su propio llanto, lo que le ayuda a volver a la calma y a dormirse. Sin embargo, un estudio realizado con ratas concluyó que los animales sometidos a este sonido durante dos horas diarias tenían una menor densidad neuronal del cuerpo geniculado medial, es decir, del área del cerebro responsable de identificar los sonidos y su origen. Parece que el hecho de aislarles de los sonidos durante largos periodos de forma constante le había hecho perder parte de su capacidad auditiva.

Parece ser por lo tanto que utilizar el ruido blanco para aislar a bebés y niños de todos esos sonidos cotidianos viene a ser lo mismo que aislarlos de estímulos naturales. Sin embargo, hay tales momentos de agotamiento físico y mental en los que los bebés lloran de forma desconsolada sin motivo aparente y los cuales hacen que su propio llanto les haga entrar en un bucle infinito de desconsuelo que acaba siendo inevitable “hacer uso de”.

Deducimos finalmente dos afirmaciones reduccionistas y a la vez enfrentadas: “el ruido blanco calma a los bebés y les ayuda a dormir” y “el ruido blanco afecta al cerebro de los recién nacidos”.

Y tú… ¿Con cuál te quedas?


Te puede interesar:

Hay algunas parejas que exploran la idea de combinar el nombre para un bebé. Esta práctica tiene como ventaja que hace que el nombre resulte original pero, por contra, puede que el resultado no sea muy afortunado y no guste a todo el mundo.

Fuente:

Spencer, J. A., Moran, D. J., Lee, A., & Talbert, D. (1990). White noise and sleep induction. Archives of disease in childhood, 65(1), 135–137. https://doi.org/10.1136/adc.65.1.135

Fecha de actualización: 22-03-2021

Redacción: Irene Gómez

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×