×
  • Buscar
Publicidad

Síntomas de deshidratación en bebés

Síntomas de deshidratación en bebés

La deshidratación del bebé puede ser provocada por distintas causas como exposición al calor o una diarrea, lo cual puede resultar fatal en caso de no ser identificado, por ello es bueno conocer los síntomas para que no pase desapercibido.

Publicidad

No te puedes perder ...

Síndrome de las piernas inquietas en los niños

Síndrome de las piernas inquietas en los niños

En ocasiones el síndrome de piernas inquietas está detrás del dolor frecuente de piernas en los  niños o en sus trastornos de sueño. Hablamos de un desorden del sistema nervioso que provoca sensaciones molestas e incómodas en las extremidades inferiores (a veces también en las manos), como cosquilleos, picores u hormigueos, y que obliga a quien lo sufre a moverse continuamente para aliviar esa desagradable sensación.

Y tambien:

Los bebés son seres muy delicados debido a la inmadurez de su cuerpo, por lo que pueden estar en mayor peligro ante situaciones que para un adulto son totalmente comunes en su rutina diaria.

 

Cuando un bebé está teniendo una mala experiencia puede dar una señal sencilla para que tú lo notes, como ponerse a llorar. En ese momento, tu papel es averiguar por qué llora.

 

Además, es importante que sepas identificar ciertas señales para ayudar al pequeño cuando algo realmente le haga daño, como sufrir una deshidratación, que puede llegar a ser muy peligrosa si no se trata a tiempo.

 

 

¿Cómo es una deshidratación en bebés?

 

Un bebé puede deshidratarse muy rápido y pasar de un caso leve hasta uno severo en poco tiempo, mientras que un adulto puede soportar bastante tiempo una deshidratación leve sin alguna complicación.

 

Es importante que prestes mucha atención a las señales que presenta un bebé con deshidratación, ya que si no recibe la atención adecuada a tiempo puede tener una consecuencia grave. Algunas señales de deshidratación son:

 

1.- Pañal seco. El bebé no hace del baño por más de 6 horas, lo puedes notar al revisar su pañal cada hora.

 

2.- Evacuación oscura. Su pipí y popó se perciben más oscuros de lo normal, además de emitir un olor muy fuerte y distinto a otras.

 

3.- Duerme más de lo normal. Parece que todo el tiempo está cansado, le cuesta estar despierto y se ve lento.

 

4.- Sequedad. Se le ven los labios blancos y secos.

 

5.- No hay lágrimas. Cuando llora no le salen lágrimas.

 

 

Dentro de las causas más comunes que pueden provocar una deshidratación en el bebé se encuentran las siguientes:

 

1.- Diarrea, ya que existe una gran pérdida de líquidos.

 

2.- Exposición al calor. Un bebé no debe ser expuesto a altas temperaturas por mucho tiempo.

 

3.- Gastroenteritis. Esta enfermedad puede provocar diarrea o vómito que causa la pérdida de líquidos y el desequilibrio de los electrolitos.

 

4.- Desnutrición. Si el bebé no toma suficiente leche materna puede sufrir deshidratación, ya que es su único alimento y de ahí recibe todos los nutrientes que necesita.

 

 

 

¿Cómo tratar a un bebé con deshidratación?

 

Una deshidratación debe tratarse de inmediato, pero en caso de ser grave es vital que lo lleves de inmediato a la sala de urgencias, donde es probable que reciba líquidos por vía intravenosa.

 

En una deshidratación leve puedes consultar con el médico, quien probablemente pedirá que lo lleves a consulta para un mejor diagnóstico, entonces te dará el mejor tratamiento para tratar su deshidratación.

 

El médico también puede pedirte que le administres electrolitos orales al bebé, pero debes asegurarte de comprar marcas que se especialicen en bebés ya que las soluciones de rehidratación para adultos pueden ser dañinas para el bebé.

 

Cuando hayan pasado más de 24 horas tras haber abierto el suero, debes tirarlo de inmediato para evitar que alguien más lo consuma, ya que los electrolitos pierden su función después de esta brecha de tiempo.


Te puede interesar:

Los percentiles de bebés por meses son una medida que utilizan los pediatras para comprobar si un bebé se está desarrollando adecuadamente.

Fecha de actualización: 06-05-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad