×
  • Buscar
Publicidad

Salud bucal en niños: recomendaciones a tener en cuenta

Salud bucal en niños: recomendaciones a tener en cuenta

Tal como informa la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) y otras organizaciones infantiles, la caries dental (también llamada caries infantil temprana) es la enfermedad infantil crónica más común entre los niños. Para evitarla, es muy importante que los padres trabajen con su pediatra para establecer una buena atención de salud oral desde las primeras semanas de vida.

Publicidad

Es posible que al hablar de salud bucal pienses en un dentista, pero la figura del pediatra es esencial en la salud bucal de los bebés ya que, al fin y al cabo, son ellos quienes hacen las revisiones rutinarias a los niños durante sus dos primeros años de vida, por lo que se encuentran en una posición excelente para identificar a niños en riesgo de problemas de salud dental, coordinar cuidados apropiados y educación para padres y derivar niños afectados y de alto riesgo a dentistas pediátricos.


Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han declarado que la caries dental es cinco veces más común que el asma y siete veces más común que la fiebre del heno en los niños. Más del 40% de los niños tiene caries en los dientes de leche cuando llegan a la guardería. Y los niños con caries dental en sus dientes de leche tienen un riesgo mucho mayor de caries en sus dientes adultos.


Los profesionales de la salud saben que la caries dental es una enfermedad que, en general, se puede prevenir. Sin embargo, debido a cómo se produce y cuándo comienza, los pasos para prevenirlo deberían comenzar prenatalmente con las mujeres embarazadas y continuar cuando el bebé nace. Los pediatras se han vuelto cada vez más conscientes de que sus propios esfuerzos proactivos para proporcionar educación y buenos exámenes de salud bucal pueden ayudar a prevenir la caries dental innecesaria en los bebés.

No te puedes perder ...

Y tambien:


Para los padres que desean establecer una buena salud dental para sus bebés, las siguientes pautas generales pueden ser de ayuda:
 

- El flúor. El flúor es un mineral natural que se encuentra en muchos alimentos, y también se agrega al agua potable en algunas ciudades y pueblos. Puede beneficiar la salud dental al fortalecer el esmalte dental, haciéndolo más resistente a los ataques de ácido que pueden causar caries. También reduce la capacidad de las bacterias de la placa para producir ácido. Consulta si el agua de tu zona contiene fluoruro. Si no es así, pregunta a tu médico si sería bueno darle al niño gotas de flúor o tabletas masticables (nunca para menore de 2 años).

 

- Revisa y limpia los dientes de tu bebé. Los dientes sanos deben ser de un solo color. Si ves manchas en los dientes de tu hijo, llévalo al dentista. Tan pronto como tu hijo tenga un diente, comienza a usar un cepillo especial (del tamaño de un grano de arroz) para frotar sus dientes al menos dos veces al día. Lo mejor es limpiarlos justo después del desayuno y antes de acostarse.

 

Una vez que tu hijo cumpla 3 años, puedes comenzar a usar una cantidad de pasta dental con flúor del tamaño de un guisante. Cuando tu hijo sea capaz, enséñele a escupir el exceso de pasta de dientes, pero no enjuagues con agua o disminuirá la eficacia del cepillado. A medida que tu hijo crezca, deja que use su propio cepillo de dientes. Lo mejor es que coloques tú la pasta de dientes sobre el cepillo de dientes hasta que tu hijo tenga aproximadamente 6 años. Hasta que el niño tenga 7 u 8 años, deberás ayudarlo a cepillarse. También puedes empezar tú y luego dejarle terminar.

 

- Alimenta a tu bebé con alimentos saludables. Elige bebidas y alimentos que no contengan mucho azúcar. Dale frutas y verduras en lugar de dulces y galletas. Ten cuidado con las frutas secas, como las pasas, ya que se adhieren fácilmente a las ranuras de los dientes y pueden causar caries si no se cepillan completamente los dientes.


- Prevén la caries dental. No acuestes a tu bebé con un biberón lleno, ni de noche ni en las siestas (a no ser que sea de agua, pero nunca de leche). La leche, los zumos y otras bebidas dulces contienen azúcar que pueden causar caries en los dientes. Durante el día, tampoco le des a tu bebé un biberón lleno de bebidas dulces para usar como un chupete. Y si tu bebé usa chupete, no lo sumerjas en nada dulce como azúcar o miel. Cerca de su primer cumpleaños, debes enseñarle a beber de una taza o vaso en lugar de biberón.


- Habla con tu pediatra sobre cuándo ir al dentista. Habla con él sobre qué momento es el mejor para comenzar a ir al odontopediatra. Por lo general, el dentista querrá ver al niño antes de su primer cumpleaños o dentro de los seis meses posteriores a la salida del primer diente. En esta primera visita, tu dentista puede revisar fácilmente los dientes de tu hijo y determinar la frecuencia de las revisiones futuras.


Fecha de actualización: 16-03-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.