Dudas frecuentes sobre los bebés

Dudas frecuentes sobre los bebés
comparte

Sí, el nacimiento de un bebé es uno de los acontecimientos más importantes para la familia y es, además, un factor que va a condicionar de forma radical la vida cotidiana.

Son muchas las dudas que se tienen sobre los bebés. Al principio, sobre todo los padres primerizos, van a preguntarse por miles y miles de cosas sobre el cuidado de su bebé recién nacido. No obstante, intenta también aprovechar el día o los días que vayas a estar en el hospital y pregunta cualquier duda que tengas con el personal sanitario para que, aunque todavía te sigas haciendo muchas preguntas, algunas dudas de mayor peso ya te las lleves resueltas a casa.

 

Si tenéis mascotas en casa es normal que os hayáis preguntado ya si podréis tenerlas también cuando nazca vuestro pequeño y la respuesta es sí, en casa sí, pero cuanto más lejos estén del recién nacido mucho mejor. Suele ser bastante frecuente, además, tener en casa perros, gatos u otras mascotas, pero lo mejor es no permitir que estas se acerquen demasiado. Algunos pájaros, por ejemplo, pueden llegar a causar al bebé sensibilizaciones, alergias, enfermedades infecciosas y otras muchas dolencias.

 

La habitación y el entorno del niño es algo que, sin duda, también va a preocupar mucho a los papás y a las mamás pues todo lo que pueda suponer un peligro para el bebé asusta a cualquiera. Por eso, lo más recomendable es que el bebé duerma en la habitación de los padres, pero en su cuna y no en la misma cama de los progenitores. Será a partir de los seis o siete meses cuando el bebé haga el primer traslado a su habitación. En cuanto a la cuna lo ideal es que esta sea de madera o de metal. Los barrotes, por ejemplo, no deben estar muy separados entre sí (máximo 6 cm) para evitar que el bebé meta la cabeza entre ellos y pueda asfixiarse. El colchón tampoco ha de ser demasiado duro y las sábanas han de estar tirantes, sin arrugas y bien ajustadas. Tampoco debería haber una almohada ni juguetes blandos dentro de la cuna.

No te puedes perder ...

 

Lo ideal, además, es que el bebé recién nacido duerma boca arriba, sobre todo, para evitar el riesgo de muerte súbita del lactante. De hecho, desde que la Academia Americana de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés) en 1992 aconsejó acostar a los bebés boca arriba han disminuido en un 50% los casos de muerte súbita en la cuna. Por eso, lo mejor es que los niños sanos duerman boca arriba, a no ser que el niño padezca alguna enfermedad como un reflujo o alguna malformación, que en ese caso deberás preguntar a su pediatra. También es importante la temperatura de la habitación, que debería estar en torno a los 20-21º C, una temperatura agradable para los adultos, pero que no es demasiado alta.

 

Algo difícil en cuanto a los primeros días del bebé tiene relación también con la alimentación porque a pesar de que la lactancia materna es la mejor forma de alimentación para el bebé, los primeros días suelen ser algo difíciles por lo que hay que tener en cuenta que habrá que armarse de paciencia, aunque tarde o temprano te des cuenta de que no era para tanto y que eres una madre estupenda. Pero ¿cuánto debe durar una toma de leche materna? Todo depende ya que la duración de las tomas va a ser muy variable. De forma inicial, además, el bebé puede tardar entre quince y veinte minutos en vaciar un pecho. Otros bebés, sin embargo, tardan mucho menos cuando estos ya son algo más mayorcitos. Es importante, por tanto, darle el pecho hasta que el bebé no quiera más, y déjale mamar hasta que suelte el pecho. Y luego, por último, ofrécele el otro pecho, aunque no siempre lo quiera. Y recuerda no empezar siempre la toma por el mismo pecho.

 

La higiene del bebé también suele ser un motivo de preocupación para tantos papás y mamás primerizos que no saben muchas veces muy bien cómo actuar, aunque sin duda lo más importante que los progenitores han de tener claro es que los bebés no dejen solo al niño ni un segundo en la bañera. Muchas veces podrán llamaros por teléfono, e incluso llamar a la puerta de casa, pero nada es tan importante, y si así lo fuera deberás llevarte al bebé envuelto en una toalla, pero jamás lo dejes solo en el agua.

 

Otros errores frecuentes que se suelen cometer y que tienen relación con la higiene del bebé son los siguientes:

 

-Poner mucha agua en la bañera.

-Acudir a contestar al teléfono o al timbre dejando solo al niño, aunque esto normalmente suela ocurrir cuando el niño es algo mayor.

-No comprobar la temperatura del agua.

-No secar cuidadosamente las zonas donde hay pliegues, como la ingle, la axila, el cuello o el ombligo.

-Frotar al secarlo.

-Utilizar polvos de talco. Tras el baño lo ideal es ponerle, en todo caso, crema hidratante al bebé (aunque no es obligatoria). Si la piel está muy seca mejor utilizar aceite de almendras.

 

Y no podían faltar los cólicos del lactante que se van a reconocer sin problema alguno por el llanto, que es en realidad la única forma que tienen los recién nacidos para comunicarse. Normalmente los bebés que tienen cólicos reúnen algunas características:

 

-llanto inconsolable durante unas tres horas al día, varios días a la semana y varias semanas.

-cólicos por las tardes y después de cada toma.

-el bebé encoge y estira las piernas, y cierra los puños.

-el llanto se acompaña de enrojecimiento de la cara.

 

Cuando esto suceda hay que intentar que el bebé que esté tomando el biberón no trague demasiado aire, que la madre esté lo suficientemente relajada y se tranquilice. Los miedos y la ansiedad, además, se contagian muy rápido. Tener en cuenta también que no existe ningún fármaco eficaz, y que lo mejor que un progenitor puede hacer es mecer a su bebé, boca abajo, con una mano en el abdomen y meciéndolo. Una vez se le tenga en dicha posición se le podrán también hacer masajes suaves en el abdomen. También, aunque no esté comprobado dicen que, si le das un paseo en coche, o escucha ciertos ruidos monótonos como un secador de pelo, podrá calmarse (aunque esto dure poco).

 


Puedes estar interesado en:
Muchas personas aún en crecimiento se preguntan "¿cómo saber qué estatura voy a tener?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico.


Fuentes:

Laboratorios dermatológicos AVÈNE. Las 100 preguntas del embarazo (2016)

Silveira, Dr. Manuel (2011), 50 cosas que debes saber sobre un recién nacido, Barcelona, Libros Cúpula.

Redacción: Ana Ruiz

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>