×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo cuidar a un bebé con labio leporino?

¿Cómo cuidar a un bebé con labio leporino?

Un bebé que nace con labio leporino necesita mucho apoyo de sus papás, pues es buena idea que sepas cómo ayudarlo durante su tratamiento, pero no te preocupes que esto no afecta a su desarrollo ni salud.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Los papás parece que lo saben todo, pero bien sabemos que muchas cosas no las conocemos cuando tenemos por primera vez un hijo, incluso con el segundo seguimos teniendo muchas dudas.

 

Lo más importante es que estés lista para amar a tu hijo tal y como es, pues aunque todo papá desea que su bebé nazca sin problema alguno, siempre hay que estar preparado para afrontar cualquier cambio de planes.

 

No importa que el bebé haya nacido de manera distinta a la que imaginabas, al final del día ha nacido y debes estar contento por su llegada, claro que es normal preocuparse si ha habido alguna complicación, por ello debes saber cómo apoyar al pequeño.

 

 

¿Qué es el labio leporino?

 

Para poder cuidar de la mejor manera a tu hijo con labio leporino es necesario que primero entiendas cómo es este defecto congénito, para entonces tener ciertas consideraciones a la hora de cuidar al bebé.

 

El labio leporino es un defecto congénito que ocurre en la zona del labio superior cuando este no se desarrolla de la manera correcta. Este defecto suele formarse en los primeros meses del embarazo.

 

El paladar hendido es otro defecto congénito en el que el paladar no se desarrolla correctamente y que suele suceder junto con el labio leporino, por lo que no se te debe hacer extraño si tu hijo tiene ambos defectos, aunque hay quienes tienen sólo uno o ambos.

 

Estos defectos ocurren debido a que el tejido de las zonas afectadas no se termina de unir antes de que el bebé nazca, por lo que se va a ver una apertura en el labio superior y en el paladar, la cual puede notarse a simple vista desde el labio hasta la nariz.

 

No todos los bebés tienen la apertura en la misma parte de labio, incluso hay algunos que la desarrollan justo en medio del mismo.

 

 

¿Qué problemas puede tener mi bebé con labio leporino?

 

Algunos de los problemas que puede surgir debido a este defecto son dificultades para comer, desarrollo correcto del habla, pérdida auditiva y problemas dentales.

 

 

¿Cómo se trata el labio leporino?

 

Que tu bebé tenga estas afecciones al nacer no quiere decir que las vaya a tener toda la vida, pues puede entrar a cirugía para cerrar dichas aperturas, sólo que la del labio leporino suele ser antes de los 12 meses de vida, por lo que puede haber unos meses en los que debas cuidarlo mientras todavía tiene este defecto.

 

El paladar hendido puede ser sometido a cirugía todavía después del labio leporino, pues esta afección se corrige hacia los 18 meses. Algunos niños van a necesitar ortodoncia, más cirugías y hasta terapia del habla.

 

 

¿Cómo cuidar a mi bebé con labio leporino?

 

Lo más importante es sentirte orgullo de tu hijo y su nacimiento, pues el amor que le ofrezcas es el mejor cuidado que puedes darle.

 

Esta afección suele ser algo confusa para muchas personas, más cuando no la han experimentado de primera mano, por lo que pueden realizar varias preguntas sobre por qué su bebé tiene el labio de esta forma.

 

Debes estar lo suficiente informado para saber cómo responder ante toda inquietud que despierte el labio leporino, pues sólo se trata de una afección congénita, la cual no va a afectar a la vida del bebé en absoluto.

 

También es bueno informarse para explicarle al bebé las cicatrices que va a notar cuando crezca, pues también sus futuros compañeros escolares podrían hacerlo sentir incómodo, por ello es bueno que tu hijo se lo tome como lo que es.

 

La alimentación de un bebé con labio leporino debe tener ciertos cuidados pues no se le suele operar hasta los 12 meses, esto quiere decir que durante cierto tiempo puede permanecer con la apertura.

 

Para alimentar a tu bebé te recomendamos que busques una postura en la que el bebé pueda tomar la leche sin que haya problemas, pues la apertura puede provocar que la leche se salga, no la succione bien o hasta no la pueda tragar de manera adecuada.

 

Ayúdale exprimiendo tu pecho para que salga la leche necesaria, pues tu bebé no puede succionar de manera adecuada por la afección que tiene.

 

Un bebé con labio leporino necesita eructar más seguido porque tragan más aire mientras lo alimentas, por ello te recomendamos que lo coloques en tu hombro y pases tu mano por su espalda de arriba hacia abajo hasta que eructe.


Fecha de actualización: 21-02-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.