×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo ayudar a mi bebé con gases?

¿Cómo ayudar a mi bebé con gases?

Los gases del bebé son un motivo por el cual se la puede pasar bastante incómodo y hasta hacer que tenga cólicos, por ello es bueno que sepas cómo puedes ayudarlo a que expulse los gases para que se sienta mejor.

Publicidad

No te puedes perder ...

Y tambien:

Los bebés son seres tan delicados que necesitan de toda la atención de sus papás para poder vivir durante sus primeros años de vida, puesto que no cuentan con las capacidades necesarias para cuidarse de manera independiente.

 

Cuando un bebé llega después del parto va a estar bastante confundido ya que no conoce nada de lo que lo rodea, incluso no va a poder percibir adecuadamente todo lo que ocurre en este mundo ya que sus sentidos todavía no están completamente funcionales.

 

El cuerpo de un bebé es prácticamente inmaduro y no va a contar con las habilidades necesarias para poder adaptarse tan pronto a esta vida; aunque sus piernitas están formadas no va a poder caminar hasta después de casi un año, y así con el resto de su cuerpo.

 

Los sistemas del cuerpo del bebé van a tener que adaptarse con el tiempo, puesto que nacieron con ciertas limitaciones que debes tener en mente para estar al pendiente de cualquier situación.

 

 

Los gases del bebé

 

Los bebés humanos nacen de manera prematura en comparación con otras especies mamíferas que pasan más tiempo en el vientre materno, de tal manera que son de los más delicados y con mayor inmadurez en su cuerpo.

 

Lo anterior nos hace tener que cuidar bastante de cada detalle de su vida durante sus primeros años de vida, por lo que casi nunca vamos a despegarnos a nuestro hijo hasta que logre dominar ciertas habilidades.

 

Estos seres tan pequeños sólo tienen una forma de poder comunicarse con su madre, el llanto, por lo que cuando tienen sueño, hambre o alguna otra incomodidad es cuando comienza a llorar para pedirle ayuda a su mamá.

 

Si ves que tu bebé llora mucho y aunque lo tomes en tus brazos, lo pongas a dormir o haya comido recientemente sigue llorando, tal vez se trate de gases.

 

 

¿Por qué mi bebé tiene gases?

 

Los sistemas del cuerpo de tu hijo se encuentran bastante inmaduros, por lo que hay que tener ciertos cuidados para evitar que el bebé sufra con situaciones como los gases.

 

Una de las razones por las que los bebés tienen gases es que succionan aire a la hora de comer, esto puede deberse a una mala postura o simplemente porque todavía no saben hacerlo de la mejor manera.

 

 

¿Cómo evitar que le den gases al bebé?

 

Para evitar que el bebé tenga gases te recomendamos hacer lo siguiente:

 

- Busca que tu bebé esté tranquilo la mayor parte del día

 

- Calma sus llantos

 

- Acomódalo en una buena postura para darle pecho

 

 

¿Cómo aliviar los gases del bebé?

 

Para hacer que el bebé expulse los gases te recomendamos lo siguiente:

 

- Acuesta al bebé boca arriba y mueve sus piernitas hacia el vientre, después debes estirarlas de manera suave y repetida.

 

- Dale palmaditas en la espalda mientras recargas al bebé sobre tu pecho.

 

- Pon al bebé boca abajo sobre tu brazo y dale palmaditas en su espalda.

 

- Dale un masaje en círculos sobre la pancita.

 

- Sienta al bebé después de las tomas y dale palmaditas en la espalda, mientras sostiene su cabecita de manera erguida.


Te puede interesar:

Conocer el percentil del bebé por meses, tanto en talla como peso, permite realizar un control continuo de cómo se está desarrollando en comparación con otros bebés de su misma edad.

Fecha de actualización: 21-03-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad