¿Qué puede comer un niño de 18 meses?

¿Qué puede comer un niño de 18 meses?
comparte

A esta edad se introduce el pescado azul en la dieta del bebé, un alimento muy sano que debe formar parte de su alimentación. Además, es importante que ya coma de todo y en trocitos, casi como un adulto.

El pescado azul es muy sano, pero también bastante alergénico, por eso no se recomienda su consumo hasta los 18 meses y, desde esta edad y hasta los 3 años, no se debe consumir pescado azul grande (atún rojo, pez espada, tiburón) por su alto contenido en mercurio, un metal que se acumula en estos peces por la contaminación de las aguas y que puede provocar alteraciones en el desarrollo neuronal, daños en los pulmones, el aparato digestivo o en la piel, entre otros. Y desde los 3 a los 12 años, no más de 50 gramos de estos pescados a la semana.


Sin embargo, tu hijo puede consumir sin problema pescado azul de menor tamaño como sardinas, anchoas, salmón… ya que las cantidades de mercurio que contienen son menores (o incluso inexistentes) y por lo tanto no suponen ningún riesgo. Al contrario, es importante que el pescado azul forme parte de la dieta semanal de tu hijo ya que el pescado es un alimento muy sano rico en vitaminas A, D y B, minerales como fósforo, yodo, hierro, magnesio y calcio, proteínas de alto valor biológico, pocas calorías y ácidos grasos omega 3 con DHA (fundamental para el funcionamiento del corazón y del sistema nervioso central, así como para el desarrollo correcto del cerebro y del sistema neuronal).


Estos ácidos grasos son esenciales y nuestro organismo no puede producirlos, por lo que necesitamos adquirirlos a través de la dieta y una buena forma de hacerlo es a través del pescado.


Por lo tanto, comienza a darle a tu bebé pescado azul en cuanto cumpla los 18 meses y asegúrate de que consume 4 o 5 raciones de pescado (azul o blanco) a la semana. A algunos niños su sabor no les gusta o les cansan las espinas, por lo que puedes comprar pescado congelado sin espinas o pedir al pescadero que te lo limpie bien. Además, puedes probar diversos platos y presentaciones para que coma pescado sin problemas.


Por lo demás, con 18 meses puede comer casi de todo, la única restricción que queda a esta edad son los frutos secos, por su alto poder alergénico y la posibilidad de que el bebé se atragante con ellos al comerlos. Pero ya puede comer todo tipo de frutas, verduras, legumbres, carnes, huevos o cereales. Y, por supuesto, seguir con la leche materna.


Con esta edad debe hacer 4 o 5 comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. No deben pasar más de 3 horas entre toma y toma (salvo de la cena al desayuno) y hay que procurar que su dieta sea sana y equilibrada ya que estos años son fundamentales para establecer un correcto metabolismo y hábitos de vida saludables que seguirá toda su vida.


Evita los alimentos precocinados, la comida rápida, la sal, el azúcar, la bollería industrial, las chucherías, las grasas… y procura que coma muchas frutas y verduras.


Asimismo, con 18 meses debe comer ya la comida en trocitos, sin triturar. Puedes partírselo en trozos pequeños o dejar que lo haga él solo si la comida es blandita. También debe usar los cubiertos y comer solo, así como beber en vaso.


Anímale a que pruebe nuevos alimentos, pero nunca le obligues. La comida no debe ser un premio ni un castigo ni un momento de tensión o enfado, sino un momento de tranquilidad y conversación en familia para disfrutar todos juntos comiendo. Olvídate de la televisión de fondo y aprovecha para explicarle por qué es importante comer sano, qué se debe comer, etc. Para ello, es esencial que prediques con el ejemplo y tú también comas sano y variado.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×