¿Puede un bebé recién nacido tomar agua?

¿Puede un bebé recién nacido tomar agua?
comparte

Los bebés menores de seis meses de edad no necesitan beber agua mientras que se estén alimentando exclusivamente de leche. Sin embargo, cuando comienzan con la alimentación complementaria, los bebés necesitan tomar agua para completar su alimentación y mantener su organismo bien hidratado.

La leche materna está compuesta por un 88% de agua, así que cuando un bebé come también está bebiendo agua, se está hidratando y nutriendo a la vez y por eso no hay que darle más de la que recibe con el pecho. Tanto un bebé como cualquier ser humano debe estar hidratado constantemente, sobre todo cuando las temperaturas son muy elevadas en verano. Por eso, es importante prestar especial atención al recién nacido y saber cómo hidratar de manera correcta.



Debemos partir de la base de que el bebé está totalmente alimentado de líquido y no debería sufrir ningún tipo de deshidratación pues, además, el hecho de darle agua puede disminuir los nutrientes que contiene la leche materna. Si se trata de leche artificial, por ejemplo, en la mayoría de los casos, la cantidad de agua con la que se prepara es la que necesita para estar suficientemente hidratado. No obstante, existen muchos motivos por los que todavía se cree que un recién nacido debe beber agua, pero no siempre son ciertos.

 

Según indica la Organización Mundial de la Salud (OMS) los bebés menores de seis meses deben alimentarse exclusivamente de leche materna. Por tanto, los recién nacidos que toman pecho no deben tomar agua por dos motivos fundamentales: primero, porque todavía no necesitan beber agua, y segundo, porque ofrecerles agua puede provocar que tengan menos ganas de succionar la leche del pecho de su madre provocando que se alimenten peor. Pero tampoco deberían hacerlo aquellos que beben leche de fórmula hasta los seis meses de edad porque, como decíamos, se preparan con agua, y con esto ya tienen suficientemente cubiertas sus necesidades cada día.

Cómo disfrutar al máximo del nacimiento de un bebé

Cómo disfrutar al máximo del nacimiento de un bebé

Existen infinitos motivos que llevan a una persona a tener un hijo, casi tantos como padres hay. Pero a menudo las expectativas que se crean antes no coinciden con las vivencias posteriores. Esperar demasiado de la crianza de los hijos tiene un peligro: cualquier acontecimiento imprevisto, y serán muchos, puede desmoronar nuestra idea preconcebida de la maternidad. Y esa frustración impedirnos disfrutar plenamente de la vida de nuestros hijos.

 

Preocupaciones de los padres y madres de bebés recién nacidos



Si tiene hipo no debes preocuparte, pasará sólo. Por norma general, el hipo le da cuando está comiendo, para un momento, y cuando le pasa continúa con su alimentación. De hacer mucho calor porque es verano, si tu bebé no tiene más de cuatro semanas tampoco debes darle demasiada importancia, si lo tienes vestido adecuadamente y en un espacio fresco no tiene por qué estar deshidratado. Además, su alimentación completa lo mantendrá muy bien.

 

Muchos padres os preguntáis a menudo cuándo dar agua al bebé y os preocupáis porque cuando lo intentáis cuando estos tienen más de seis meses de edad, la rechazan. Sin embargo, no hay que alarmarse porque hasta que el bebé no cumpla doce meses, aun no necesitará beber agua. De hecho, durante su primer año de vida, los niños siguen tomando más de medio litro de leche al día y más del 80% de la leche que toman es agua (tanto si se alimentan con leche materna como si lo hacen con leche artificial).

 

Asimismo, y cuando se inicia la alimentación complementaria, los niños pueden recibir hidratación a través de los alimentos que toman en su dieta. En este caso, los zumos y las papillas de fruta, y los purés también les proporcionan una hidratación suficiente.

 

¿Cuánta agua necesitan los bebés?

 

El agua corporal representa entre el 60% y el 80% del peso de un bebé, bastante más que para un adulto por lo que esto explica las elevadas necesidades de hidratación en los niños. Después de los seis meses, si el bebé ya come otros alimentos, "de vez en cuando se le puede ofrecer agua", informa el Comité de Lactancia Materna de la AEPED. Recomienda hacerlo siempre en vasos o en tacitas, y no directamente de botellas, aunque sean pequeñas, ya que esto puede originar infecciones. También es importante que el transporte sea siempre en envases bien cerrados y frescos, y que se tire siempre el agua que sobre del vaso.

 

Pero ¿por qué tanto problema con el agua? Por el riesgo de malnutrición por culpa de lo pequeños que son sus estómagos. El tamaño del estómago de los bebés es tan pequeño que cuando comen, aunque se llenan, no se trata de mucha cantidad y, en consecuencia, deben comer muy a menudo.

 

Un bebé amamantado puede hacer de 8 a 12 tomas cada 24 horas. Los bebés deben hacerlo así porque cuando comen digieren enseguida lo que han comido y necesitan comer más. Y aquello que coman, por tanto, debe ser un alimento altamente nutritivo y con suficientes calorías para aportarles lo necesario para vivir y para crecer.


Fuentes:

Cuidados generales del recién nacido sano. Asociación Española de Pediatría http://www.aeped.es/sites/default/files/documentos/2_2.pdf

¿Hasta qué edad es adecuado alimentar al bebé solo con leche materna? Organización Mundial de la Salud https://www.who.int/features/qa/21/es/

Comité de lactancia Materna de la AEPED https://www.aeped.es/comite-lactancia-materna-provisional

Redacción: Cristina Rodríguez

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×