Mi bebé tiene miedo al biberón

Mi bebé tiene miedo al biberón
comparte

¿Has empezado a dar el biberón a tu hijo y cada vez que lo ve se pone a llorar y no hay manera de que coma? Te damos unos cuantos consejos para conseguir que coja el biberón.

Aunque estés dando el pecho, hay momentos en los que es necesario usar biberón si no puedes estar con tu hijo en todas las tomas y quieres sacarte leche y que se lo pueda dar otra persona. O quizá has empezado con el destete por diferentes motivos y quieres que tu bebé empiece a beber la leche del biberón. Pero resulta que tu bebé se niega totalmente a coger el biberón, se echa a llorar y se pone como un loco, con lo que es imposible darle de comer… ¿Qué hacer?


- Ten mucha paciencia y no te pongas nerviosa. Si el bebé te nota intranquila llorará más y será más complicado. Cántale, háblale… no empieces hasta que ambos estéis tranquilos y relajados.


- Prueba con diferentes tetinas, busca aquellas que se asemejan más al pezón de la mamá. Elige además una apta para su edad y la morfología de su boca.


- Inténtalo en diversos horarios para ver si hay alguna toma en la que lo acepte mejor (quizá cuando tenga más sueño).


- Asegúrate de que tiene hambre antes de intentarlo, pero tampoco debes dejarle pasar hambre durante mucho tiempo para que lo coja mejor ya que probablemente consigas el efecto contrario y se ponga aún más nervioso y sea peor.

Mi bebé tiene miedo al agua

Mi bebé tiene miedo al agua

La playa y la piscina son los lugares favoritos de los más pequeños para disfrutar de sus vacaciones. Sin embargo, algunos niños no muestran esta predilección y rechazan todo lo que tenga que ver con el agua debido al temor que les causa. Aunque al principio sea difícil para los padres, con sólo ayudarles a irse adaptando poco a poco tendréis la solución.


- Nunca te enfades ni le grites. Piensa que es solo un bebé que quiere seguir mamando de tu pecho, lo más bonito para él. Debes hablarle con calma y amor todo el tiempo.


- A veces es peor que intente la madre dar el biberón ya que el bebé se pone más nervioso al tenerla al lado y no poder mamar de su pecho. Probad a que le dé el biberón el padre u otro familiar.


- Prueba a darle el biberón como si le estuvieras dando el pecho. Siéntate de la misma manera que cuando le das el pecho, abrázalo y mantenlo muy cerca de tu corazón. Aliméntale a demanda, de la misma manera que lo haces siempre, no cambies horarios solo por darle biberón ni le intentes dar una cantidad determinada de leche.


- Otro método que suele funcionar es el método Kassing, creado por la asesora de lactancia Dee Kassing. Este sistema recrea condiciones similares al amamantamiento natural en cuanto a agarre, esfuerzo y succión. El bebé, en lugar de esperar a que caiga la leche, necesitará hacer un esfuerzo para succionar del biberón como lo hace con el pecho. Es una buena manera de “engañar” al pequeño y conseguir que coja el biberón.


Para llevarlo a cabo debes usar un biberón recto en lugar de los curvos o con ángulo para que la leche no caiga directamente. Elige una tetina redonda ya que la manera de succionar con estas es más parecida a como se succiona del pezón. Además, la tetina debe ser de flujo lento y suave, lo más parecida posible al pecho.


Cuando tengas el biberón preparado coloca al niño sentado sobre tu regazo, incorporado formando un ángulo de 90 grados. Con una de las manos debes ser capaz de sujetarle la cabeza y la nuca y con la otra darle el biberón. Antes de introducir la tetina en la boca del bebé, estimula el reflejo de búsqueda tocando con la punta de la tetina sus mejillas, su nariz y sus labios, especialmente el inferior. Espera a que abra la boca como si estuviera bostezando e introduce la tetina suavemente. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar