¿Cuándo un bebé debe tomar hierro?

¿Cuándo un bebé debe tomar hierro?
comparte

El hierro es un elemento importante para todo ser humano, pero para que un bebé tenga un desarrollo pleno es de vital importancia saber cuándo administrárselo. Aquí te decimos cuándo y cómo va a ayudar a tu hijo.

No te puedes perder ...

En la sangre se encuentran unas células llamadas glóbulos rojos, las cuales contienen una proteína llamada hemoglobina que se encarga de repartir y transportar el oxígeno de los pulmones al resto del cuerpo.

 

El hierro aporta a la hemoglobina la fuerza necesaria para que esta pueda llevar el oxígeno de la sangre. Cuando el cuerpo tiene poco hierro, no puede crear hemoglobina, por lo que los tejidos y los órganos no podrán recibir el oxígeno necesario.

 

 

¿Cuánto hierro es bueno para un niño?

 

A lo largo de la vida de un niño se le tendrá que administrar distintas cantidades de hierro, puesto que la utilizará según sus funciones la necesiten.

 

Los recién nacidos alimentados por medio del pecho de su madre exclusivamente reciben suficiente hierro hasta cumplir los 6 meses de edad. Al final de esta etapa también se les puede empezar a dar papillas de cereales, ricas en hierro.

 

Si no alimentas a tu bebé con pecho, es posible que tu médico te tenga que recetar una cantidad de gotas de hierro para el pequeño.

 

Cuando el bebé se encuentra entre el 7º y el 12º mes de vida, necesitará cerca de 11 miligramos de hierro al día.

 

Cuando el niño tiene entre 1 y 3 años basta con 7 miligramos al día. Con una edad de entre 4 y 8 años, tiene que consumir dos miligramos más, es decir, 10 miligramos. A una edad mayor, cerca de los 13 años, el niño debe de tomar 8 miligramos.

 

Cuando entre en la etapa de la adolescencia, la cantidad cambia según el sexo. Los chicos necesitan una ingesta de 11 miligramos de hierro por día, mientras que las chicas necesitan cerca de 15 miligramos, más cantidad ya que comienzan a tener la regla.

 

Si tu hijo hace ejercicio de manera intensa seguramente está perdiendo mucho hierro, por lo que deberás incrementar su ingesta del mismo.

 

 

¿Qué es la deficiencia de hierro?

 

Cuando una persona no cuenta con la cantidad necesaria de este mineral se ve afectada en su desarrollo.

 

Los niños de entre 1 y 3 años tienen peligro de sufrir una deficiencia de hierro, puesto que a esta edad dejarán de tomar del pecho de su madre, su principal fuente de hierro.

 

Los adolescentes, en especial las mujeres que tienen una regla abundante, pueden tener también una deficiencia de hierro debido a la cantidad de sangre que pierden cada mes.

 

Una deficiencia de hierro puede afectar de las siguientes maneras:

 

- Interfiere en el proceso de crecimiento

 

- Crea problemas de aprendizaje

 

- Puede llevar a tener malos comportamientos

 

- Puede causar una anemia ferropénica

 

 

El hierro y la comida

 

Lo mejor que puede hacer por tu hijo es enseñarle a comer bien, lo importante de cada alimento y por qué es bueno comerlo.

 

La siguiente lista contiene alimentos ricos en hierro, esenciales en la dieta de un niño o adolescente:

 

- Carnes rojas

 

- Tofu

 

- Pollo

 

- Pescado

 

- Guisantes secos

 

- Fruta seca

 

- Cereales

 

- Lentejas

 

- Espinaca


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de la altura de los hijos que arroja como resultado una previsión orientativa de cuánto puede llegar a crecer tomando como base la altura de los padres. Para un resultado más preciso es necesario acudir al pediatra y realizar algunas pruebas médicas, incluyendo radiografías y análisis hormonales.


Fecha de actualización: 22-12-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>