¿Cuándo empezar a usar trona?

¿Cuándo empezar a usar trona?
comparte

Cuando llega el momento en el que el pequeño de la casa comienza a comer solo y, además, ya consigue mantenerse sentado sin ayuda, entran en juego las famosas tronas. Dejar los brazos de mamá y papá para empezar a comer de forma, más o menos, autónoma es un gran paso para el bebé, por ello elegir una buena trona donde se siente cómodo es muy importante.

La trona para los bebés es un producto imprescindible para sus primeros años de vida y se puede comenzar a hacer uso de ella desde que el niño cumple los 6 meses de vida aproximadamente, ya que debería poder ser capaz de mantenerse sentado. En la trona el pequeño no solo podrá comer de forma más cómoda, también podrá jugar y le servirá de zona de descanso. Estos elementos se regulan para permitir que los progenitores puedan alimentarlo estando sentados sin necesidad de forzar movimientos. Además, las bandejas que traen, por lo general, pueden quitarse cuando ya sean mayores para que coman directamente desde la mesa.

Todo lo que abarca el mundo de las tronas es un universo realmente amplio. Es importante elegir de manera adecuada entre todos los tipos que existen y saber utilizarlas de forma correcta para garantizar la seguridad del bebé. Además, hay que estar atento y asegurarse de que cumple con la normativa de seguridad infantil dictada por la Unión Europea.

La variedad de tronas se caracteriza porque estas pueden ser muy sofisticadas o sencillas, de diseño o funcionales, hechas para que se puedan utilizar durante varias etapas del desarrollo o para momentos más puntuales. Los diferentes tipos de tronas tienen sus ventajas e inconvenientes:

1.            Las tronas plegables son ideales para aquellas familias que no tienen mucho espacio en casa, suelen tener asientos acolchados y reclinables, lo que es adecuado para aquellos niños que tardan bastante en comer. Son ligeras y fáciles de transportar gracias a las ruedas que poseen. Sin embargo, su utilidad llega hasta los 3 años de edad y su precio tiende a ser más elevado que las tronas fijas.

2.            Las tronas fijas son las de toda la vida, las tradicionales. Tienen una altura determinada del asiento que no se puede modificar y una bandeja. Este tipo de trona es muy práctico, económico y cómodo para el propio bebé, su manejo y limpieza son sencillos también. El problema que tienen es que cuando el niño crece no se pueden volver a reutilizar.

3.            Las tronas evolutivas son aquellas que permiten regular las posiciones del respaldo y la altura del asiento, por lo general están fabricadas en madera. Su mayor ventaja es que se pueden reutilizar ya que, cuando no sirven más como trona se convierten en silla y suelen durar bastante tiempo. El problema es que suelen tener un precio bastante elevado, si no se ajustan bien pueden ser algo inseguras y, además, pueden resultarle algo incómodas a los niños.

4.            Las tronas hinchables o elevadores son unos asientos que se acoplan a las sillas convencionales con un arnés permitiendo que el niño llegue a la mesa. La mayor ventaja de estas tronas son su transportabilidad, son muy prácticas y fáciles de manejar al ser ligeras y no ocupar mucho espacio, ideales para llevarse de viaje o a alguna comida fuera de casa. El problema es que no se recomiendan para su uso diario ya que son demasiado blandas y pueden acarrear problemas de postura para el pequeño.

5.            Las tronas convertibles son muy útiles a largo plazo. Su mayor ventaja es que su uso se extiende hasta los 6 años ya que se transforman en silla y mesa. El problema es que no son muy estéticas y pueden resultar algo incómodas para los niños.

6.            Las tronas acoplables a la mesa son parecidas a las hinchables, recomendadas para viajes, pero a diferencia de estas tienen una estructura metálica con adaptadores para ajustarla a la mesa. Lo bueno de este tipo de trona es que permiten al pequeño disfrutar de la comida junto a los padres en la misma mesa, convirtiéndolo en un momento más familiar. Sin embargo, solo se indican para niños de poco peso, sin superar los 15 kilogramos y, además, la mesa tiene que ser capaz de soportar el peso del bebé y no se pueden colocar sobre manteles que puedan ser deslizantes.

Para hacer un buen uso de la trona y evitar sustos innecesarios es importante estar muy pendiente del niño cuando este la esté usando, además de seguir una serie de recomendaciones de seguridad como estos:

1.            Si tiene ruedas asegurarse siempre de mantenerlas bloqueadas cuando el niño esté haciendo uso de ella.

No te puedes perder ...

Ponte en forma después del parto

Ponte en forma después del parto

Hacen falta más de nueve meses para que el organismo de la mujer se recupere del embarazo y del parto. Durante la primera semana te sentirás débil e incapaz de dar un paseo o de levantar peso. Aunque te sientas bien, no te lances a practicar ejercicio como una loca, pues sólo conseguirás alargar el tiempo de recuperación. Debes ir poco a poco y sobre todo, cuidándote mucho, pues el bebé todavía depende de ti. Aprende qué ejercicios son los adecuados para recuperar tu figura y volver a sentirte tan guapa como antes

2.            No colocarlo nunca cerca de paredes u objetos como sillas.

3.            Hacer uso del arnés de seguridad con el que viene equipado.

4.            Enseñar al niño para que comprenda que ese objeto es para comer y no para intentar ponerse de pie.

Hay que tener en cuenta que, aunque es importante utilizar la trona ya que los niños a cortas edades aprenden imitando a sus padres, no es bueno abusar de ella. Utilizarla para la hora de comer o en momentos puntuales cuando no se pueda estar pendiente del pequeño es adecuado, pero es importante que los niños gateen y se recorran la casa curioseando para que gasten energías.

 

 


Te puede interesar:
El peso de los bebés es una de las variables que utiliza el pediatra para comprobar el correcto desarrollo del mismo, comparándolo además con el mismo dato de otros bebés de su misma edad.


Fuentes:

AIJU

Blog EnFamilia de la AEP: "Y para comer... a la trona, pero seguro", https://enfamilia.aeped.es/prevencion/para-comer-trona-pero-seguro

Fecha de actualización: 30-05-2019

Redacción: Andrea Rivero

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>