Consejos para que el bebé agarre el biberón

Consejos para que el bebé agarre el biberón
comparte

En aquellos casos en los que la lactancia materna no se puede llevar a cabo o cuando ya es hora de volver al trabajo después del permiso de maternidad se hace necesario ofrecer al bebé el biberón. Esto puede ser una tarea muy sencilla o algo complicada según el bebé por lo que no hay que darle una enorme importancia ya que, en cualquiera de los casos, lo terminará aceptando.

La leche materna es el alimento indispensable en los primeros meses de vida de un recién nacido, por ello se aconseja que mínimo hasta los 6 meses de vida su alimentación se base en exclusiva en ella. El momento del amamantamiento es una situación donde la madre y su hijo experimentan una conexión emocional y física muy fuerte que conlleva a un fortalecimiento de los lazos afectivos desde el primer momento. Además, esto aporta numerosos beneficios a la mujer, como retrasar el comienzo del periodo menstrual.

 

Según la Asociación Española de Pediatría (AEP), los recién nacidos no amamantados tienen un mayor riesgo de padecer depresión, hiperactividad y ansiedad a largo plazo, así como de presentar peores resultados en las pruebas o test de inteligencia. Por otro lado, en las madres aumenta la probabilidad de sufrir cáncer de ovario y de útero, hemorragias posparto, hipertensión, artritis reumatoide, depresión y ansiedad, enfermedad cardiovascular, y fracturas de columna y cadera tras la menopausia.

 

En cualquier caso, si amamantar al bebé no es posible siempre se recomienda alimentarlo con la leche materna, es decir, extraerla y ofrecerla en un biberón. Además, son muchos los bebés a los que no les agrada el sabor de la leche de fórmula, sobre todo si han probado la materna antes.

No te puedes perder ...

 

A la hora de comenzar con la alimentación a través del biberón es necesario probar varias tetinas y biberones ya que los pequeños pueden tener preferencias por alguno en concreto, por lo que habrá que probar hasta que se encuentre uno con el que estén plenamente satisfechos. Igualmente, existen algunos consejos que pueden ayudar a que el bebé acepte el biberón:

 

1- Ofrecerle el biberón cuando no tenga mucha hambre, de esta manera estará más dispuesto a probar algo nuevo y no estará ansioso de saciar su apetito.

2- Envolverle en alguna prenda que tenga el olor de la madre puede favorecer su comodidad.

3- Poner la tetina en agua tibia hasta que alcance la temperatura del cuerpo, para conseguir que se asemeje más al pecho materno. En el caso de que le estén saliendo los dientes es mejor enfriarla en la nevera para aliviar sus molestias.

4- Colocar la tetina cerca de la boca del pequeño y frotarla con sus labios sin llegar a introducirla para que sea él quien la coja cuando le apetezca.

5- Las posturas para darle de comer también son importantes y afectan a sus ganas de coger el biberón. Hay que encontrar una en la que se encuentre cómodo y a gusto.

6- Es importante que la madre alargue todo lo posible el amamantamiento, en el caso de tener que reincorporarse al trabajo.

7- Tener a otra persona cerca que pruebe a darle el biberón. En muchas ocasiones los bebés rechazan el biberón de su madre porque saben que no se trata de su pecho.

 

Las madres y los padres deben ser pacientes con este tema. El bebé no va a aceptar cualquier cambio de la noche a la mañana y hay que acostumbrarlos a ellos. Así como hay que tener paciencia también hay que ser persistentes y no desistir. Hay que ofrecerle el biberón todos los días hasta que se dé cuenta de que es algo diario, pero no hay que obligarlo bajo ningún concepto. Tened en cuenta que si el pequeño está muy acostumbrado al pecho de su madre no va a querer cambiar a una tetina artificial y se mostrará más reacio. Cuanto más tiempo lleve tomando del pecho más le costará ese cambio.

 

Otro de los métodos que se suelen llevar a cabo para que el bebé acepte el biberón es comenzar con la alimentación combinada. Esto se refiere a aquellas situaciones en las que las madres dan el pecho al bebé en algunas tomas y el biberón en otras (ya sea leche materna o de fórmula). Esta técnica suele aplicarse cuando la progenitora quiere comenzar de manera exclusiva con la alimentación mediante biberón o cuando la intención es que se acostumbre a la diferencia entre ambos y acepte la leche por ambos canales.

 

Aunque lo recomendable es que la madre amamante a su bebé, alimentarlo mediante biberón también tiene sus ventajas:

 

-La madre no tiene que estar presente siempre que el pequeño tenga hambre. Otras personas pueden encargarse de darle de comer ayudando al descanso de la mujer.

-Al alimentarle con biberón el padre puede involucrarse en esta tarea y, como mismamente ocurre con la madre, es una manera de reforzar el vínculo existente entre ambos.

-Al darle el biberón se podrá comprobar cuál es la cantidad de leche exacta que está consumiendo.

 


Te puede interesar:
La escuela y las familias deben trabajar conjuntamente para la detección de altas capacidades en niños y establecer el entorno preciso para que puedan alcanzar su máximo potencial.


Fuentes:

Asociación Española de Pediatría

Estimulación Temprana Kids

 

Fecha de actualización: 05-07-2019

Redacción: Andrea Rivero

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>