×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué edad puede comer pescado un bebé?

¿A qué edad puede comer pescado un bebé?

El pescado es un alimento rico en proteínas de alto valor biológico, vitaminas y minerales. Un alimento muy sano y completo que se introduce en la dieta de los bebés a partir de los 9 meses.

Publicidad

Indice

 

Propiedades del pescado

El pescado es un alimento muy rico, que por desgracia se come menos de lo necesario para el organismo. Entre sus propiedades destacan:

- Vitaminas A, D y B.

- Minerales, especialmente fósforo, yodo, hierro, magnesio y calcio.

- Proteínas de alto valor biológico.

- Pocas calorías y grasas.

- Ácidos grasos omega-3.

 

¿Cuándo empezar a dar pescado al bebé?

El pescado es un alimento bastante alergénico, por eso se retrasa su introducción en la dieta de un bebé hasta el 9º mes, y siempre primero el pescado blanco, ya que tiene menos grasas, es menos alergénico y se digiere mejor.

No te puedes perder ...

Y tambien:

El pescado azul, sin embargo, no se suele introducir hasta los 18 meses.

Se puede comenzar por una pequeña cantidad de pescado blanco (merluza, rape, lenguado…), unos 30-40 gramos por ejemplo, una vez por semana añadido al puré de verduras. Para evitar las espinas, conviene comprarlo congelado o en lomos limpios, sin nada de espinas.

Poco a poco se va aumentando hasta tomarlo unas 3 veces por semana.

Como veíamos, a los 18 meses se comienza con el pescado azul (atún, salmón, sardina, emperador…). Pero no se recomienda tomar pescado azul más de una vez a la semana.


Fecha de actualización: 09-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.