Viajar con niños en Semana Santa

Viajar con niños en Semana Santa
comparte

La Semana Santa es una época complicada para viajar con la familia ya que no son muchos días de fiesta y el tiempo no siempre acompaña, por lo que puede ser difícil elegir destino y actividades para pasar estas fiestas con los niños.

Llega el momento de planificar las vacaciones de Semana Santa para pasar unos días con los niños… El problema es, ¿dónde ir? ¿Qué hacer? Y es que la Semana Santa cae entre marzo y abril dependiendo del año, por lo que tanto puede hacer un tiempo estupendo, como llover sin parar o incluso hacer mucho frío. Por eso, a la hora de elegir destino debes tener en cuenta lo siguiente:


1- La climatología


Sabiendo que muchas familias, y hoteles, están pendientes del tiempo que va a hacer en Semana Santa, las cadenas meteorológicas suelen dar pronósticos unas cuantas semanas antes. El problema es que con tanto tiempo de antelación, hay muchas posibilidades de que fallen.


2- El presupuesto


Siempre, antes de hacer un viaje o cualquier desembolso, es importante saber con el presupuesto que se cuenta. ¿Tenemos para un viaje en avión y un hotel de 5 estrellas o para ir al pueblo de los abuelos?


3- La edad de los niños


No es lo mismo viajar con un recién nacido que con un niño de 5 años. Ten en cuenta la edad de tus hijos a la hora de elegir destino más o menos lejos, el medio de transporte, las actividades que queréis realizar, etc.


4- Los gustos de toda la familia


Playa, montaña, excursiones, viaje cultural… Ten en cuenta un poco los gustos de toda la familia para no tener que pasaros todos los días oyendo las quejas de alguno de tus hijos. No es cuestión tampoco de hacer siempre lo que uno quiera o de no poder ir a ciertos sitios, pero buscar actividades que les gusten a todos vayáis donde vayáis.


Posibles destinos de Semana Santa

 

- La playa


Uno de los más turísticos de esta época. Y es que en el Mediterráneo el clima en Semana Santa suele ser bastante bueno, con días de sol y pocas lluvias, lo que permite a toda la familia disfrutar del sol, la arena e incluso el agua si el sol aprieta mucho.


La playa siempre es una buena opción si hace buen tiempo ya que suele gustar a grandes y pequeños. El problema es que, si no para de llover, puede resultar muy aburrida.


- Estación de esquí


Como decíamos, el hecho de que la Semana Santa no caiga siempre en las mismas fechas y de estar en una época en la que le tiempo varía tanto de una semana a otra permite muchos años a los amantes de la nieve acercarse a una estación para esquiar, hacer snowboard, etc.


- Destinos típicos de Semana Santa


Para los amantes de la Semana Santa y de sus tradiciones, nada mejor que ir a alguna de las ciudades españolas que viven la Semana Santa con pasión y celebrarla a través de sus procesiones y misas: Sevilla, Granada, Málaga, Murcia, león, etc.


El único problema es que alguna de estas ciudades puede estar repletas de gente, por lo que puede costar encontrar hotel, ver las procesiones, etc.


- Viajes culturales


Si os gusta viajar y conocer nuevos sitios, visitar catedrales, museos y palacios, la Semana Santa puede ser una buena fecha para conocer esa nueva ciudad ya que las aglomeraciones suelen ser menores que en verano.


Según el destino, podéis viajar en coche, tren, avión… Si vais lejos, necesitaréis reservar con tiempo para encontrar un buen hotel para toda la familia, con los servicios necesarios y bien situado.


Preparad el viaje con calma para que resulte perfecto y pensad las excursiones para que le gusten a toda la familia.


- El pueblo


Y, por supuesto, siempre está la opción de ir al pueblo con toda la familia, donde además de gastar poco dinero, los niños pueden disfrutar del aire libre, corretear a su gusto y disfrutar de las tradiciones de Semana Santa ya que todos los pueblos de España tienen sus propias fiestas, procesiones, etc.


¡Y no os olvidéis de tronar torrijas! ¡Feliz Semana Santa!


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×