×
  • Buscar
Publicidad

Hay vida más allá de tus hijos, no lo olvides

Hay vida más allá de tus hijos, no lo olvides

Cuando te ponen a tu bebé en tus brazos, tu mundo se reduce a él. Durante meses, la mayoría de mamás se olvidan de sí mismas, de su pareja, de sus familiares y amigos y se centran en cuidar de ese pequeñín y lograr que nada malo le pase. Pero llega un día en que ese mundo más pequeño puede asfixiarnos, por lo que hay que tener cuidado.

Publicidad

La responsabilidad que supone cuidar de un ser tan indefenso nos puede hacer perder el norte. Es probable que queramos ser las mejores madres del mundo y nuestra mente se centre exclusivamente en cuidar del pequeño y darle todo lo mejor. Así, muchas madres se vuelven “aburridas” durante los primeros meses de vida de sus hijos y, de repente, parece que solo saben hablar de pañales, caquitas, enfermedades, purés y horas de sueño.


Se juntan con otras madres interesadas en esos temas y olvidan sus aficiones y hobbies. Todos sus actos los miden de acuerdo a los intereses de su bebé y se olvidan de hacer cosas que antes les encantaban como tomarse una copa de vino los sábados a medio día con las amigas o darse un baño mientras lee una novela.


Y al principio puede estar bien. Los hijos aportan tanto amor y felicidad que puede parecernos suficiente. Pero la mayoría de las veces no es así. Llega un momento que las conversaciones sobre bebés nos aburren, nuestro día a día nos cansa y, aunque quede mal decirlo, hasta nos sentimos un poco abrumados por la paternidad. Y es que hay muchas cosas que puedes dejar de ser en la vida, pero madre,  nunca.

No te puedes perder ...

Cómo canalizar la ira en los niños

Cómo canalizar la ira en los niños

Cuando hablamos de agresividad nos viene a la cabeza gente pegándose, insultándose o gritando. No obstante, la agresividad no es más que la manifestación de una emoción que subyace a ella: la ira. Cuando un niño reacciona y pega a su compañero, no debemos limitarnos a pensar que lo hace porque el otro le ha molestado, aunque es probable que así sea, sino recapacitar sobre qué valores estamos transmitiendo a nuestros hijos y qué modelos de actuación les estamos dando para que su respuesta inmediata ante un conflicto sea la agresividad o la violencia

Y tambien:


Para evitar llegar a este estado de hastío e infelicidad, hay que tener en cuenta que hay vida más allí de nuestros hijos y que no debemos centrarnos solo en ser madres. Tampoco debemos renunciar a nuestras aficiones solo por el hecho de haber tenido hijos. Irse de fiesta con las amigas no es malo y beberse unas copas, tampoco. Por eso, a todas aquellas mamás recientes, desde la experiencia, les recomendamos:


1- Aparte de mamá, eres mujer. No lo olvides


2- No dejes de lado a tus amigas ni los ratos que compartías con ellas, busca momentos para salir con ellas


3- Tampoco olvides a tu pareja ni la sexualidad, es fundamental para ser felices


4- No intentes ser la mamá perfecta, nadie lo es. Confórmate con ser la mejor mamá posible y quererlos muchísimo, que ya tienes trabajo solo con eso


5- No te agobies con la alimentación, el sueño o la educación de tu hijo ni pienses en las cosas malas que le pueden pasar. Disfruta el día a día


6- Sobre todo, recuerda: hay vida más allá de tus hijos, y es también muy interesante


Fecha de actualización: 11-04-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.