×
  • Buscar
Publicidad

¿Hasta qué edad hay que mantener a los hijos?

¿Hasta qué edad hay que mantener a los hijos?

Cuando se tiene un hijo se es consciente de que este va a depender económicamente de ti durante muchos años  mientras sean menores de edad. Al llegar cierta edad las dudas empiezan a surgir: ¿Estoy dejando que mi hijo se acomode? ¿Estoy dándole mucho? O, por el contrario, ¿estoy delegando mucho en él para su edad? La edad hasta la que hay que mantener a los hijos es todo un tema: la ley dice una cosa, pero cada caso es único.

Publicidad

Índice

 

¿Cuánto cuesta mantener a los hijos?

Si es verdad que en cada casa, según el poder adquisitivo, se dispone de más o menos dinero para gastar al año. Aun así, haciendo un cálculo rápido, unos padres pueden gastar en un solo hijo unos 100.000 euros hasta que este cumpla 18 años, la mayoría de edad. 

Esta cifra tiene muchos factores variables, si el bebé hereda de un hermano mayor la cuna, el carrito… si se opta por un colegio público o privado, por el número de extraescolares…

Lo que está claro es que desde pequeños hay que educar a los hijos en el valor del dinero. Tienen que ser conscientes de lo que cuesta ganarlo y si por su cumpleaños o Navidad reciben algo de dinero como regalo, es una buena idea que les iniciéis en el mundo del ahorro, para que vayan familiarizándose con él y en un futuro lo hagan de forma automática.

Con la adolescencia y la llegada de la edad legal para trabajar puede que sea el propio hijo, si tiene algún amigo que trabaja, quien quiera buscar un trabajo de verano. Si no sale de él, siempre puedes animarle tú: dar clases de repaso a algún conocido, cuidar a algún niño… son trabajos simples, de pocas horas, que harán que empiecen a asumir responsabilidades.

Acabar los estudios que hayan elegido debería de ser sinónimo de buscar trabajo, pero no siempre es así. Algunos hijos se acomodan, les es suficiente para ese momento con la paga de los padres y no hacen esfuerzos por buscar un trabajo que pueda mantenerles y les prometa un futuro cómodo.

 

¿Qué dice la ley?

No te puedes perder ...

¿A partir de qué edad los niños pueden hacer kárate?

¿A partir de qué edad los niños pueden hacer kárate?

El kárate forma parte de las artes marciales, deportes en los que se enseña a defenderse mediante diversas técnicas. En concreto, el kárate tiene su origen en el siglo XVI en Okinawa y, aunque es una técnica de lucha, se basa en la armonía espiritual y los principios del budismo y el sintoísmo, por lo que es un deporte muy aconsejable para los niños desde los 4 o 5 años.

Y tambien:

La ley dicta que los padres tienen la obligación de proporcionar a sus hijos vivienda, alimento, vestimenta y asistencia médica hasta que estos tengan independencia económica.

Pero si el hijo muestra malas conductas, no estudia ni trabaja, ni tiene intención de hacer nada por lograr esa independencia económica, los padres están en su derecho de dejar de mantenerlo y no cumplir con esas obligaciones. 

En el caso de padres separados
, el artículo 321 del Código Civil dice que el hijo deberá recibir una pensión alimenticia hasta que cumpla los 21 años de edad o hasta que se declare económicamente independiente. Si el hijo está estudiando, esta pensión seguiría activa hasta que cumpliera 28 años. Además, los hijos deben de estar demostrando que hacen lo posible por conseguir la independencia económica de sus padres.

La cuantía de esta asignación varía según las posibilidades de la persona obligada a abonar y las necesidades del hijo, tal y como dice el artículo 146 del Código Civil.

Otro caso es el del hijo que trabaja y vive con sus padres. Si los padres lo consideran, podrán pedirle una aportación equitativa a su gasto en casa. Si el hijo se niega es totalmente legal que los padres pongan medidas judiciales y acudan a un tribunal, quien dictará sentencia al respecto. 
 

Consejos para dejar de dar dinero a tu hijo adulto

Aunque los hijos sean lo primero, y muchas veces pongamos por delante su bienestar al nuestro, siempre hay un momento en el que debemos de dejar de apoyarlo económicamente.

La primera razón para dejar de hacerlo sería si nuestra economía estuviera en riesgo, o si estuviéramos vaciando la cuenta de ahorro para la jubilación o para la nueva casa.

También hay que valorar si tu hijo no tiene el suficiente dinero para hacer frente a los gastos o el problema es que no se está administrando bien. Si crees que es lo segundo, un análisis de sus ingresos y sus gastos sería lo primero que deberíais hacer, y a partir de ahí hacer una lista, priorizando lo más necesario y recortando en aquello que se consideran caprichos.

En ocasiones, cuando empiezan a ganar algo más de dinero se olvidan de aquellos métodos de ahorro que utilizaban en el pasado. Es independiente y no necesita a alguien llevándole las cuentas, pero un recordatorio si ves que las cosas no marchan como deberían no está de más.

Para empezar a dejar que creen su independencia debes fijarte en sus posibilidades e ir recortando la cantidad que le proporcionas según estas posibilidades vayan aumentando. Por ejemplo, dejar de pagarle la tarifa del teléfono móvil, la gasolina, el seguro del coche…

Que no se lo tomen como un castigo, sino como una forma de ayudarles a crecer, obligarles a ahorrar y, al fin y al cabo, un golpe de realidad.


Fuentes:

Juez de Familia de Málaga, José Luis Utrera

Código Civil

Fecha de actualización: 10-07-2020

Redacción: Laura Abad

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.