"Si nosotros utilizamos la creatividad, nuestros hijos también lo harán"

comparte

Marta Hidalgo Mancha, emprendedora creativa, docente, periodista, artesana y madre, es la persona que gestiona “La Fábrica de los Peques”, una web infantil con recursos creativos, manualidades, educación y ocio para niños y niñas. En esta entrevista nos habla de la importancia de la creatividad y cómo conseguir que nuestros hijos potencien esta capacidad. 

TodoPapás: ¿Qué es La Fábrica de los Peques? ¿Cómo nació?


Marta Hidalgo: “La Fábrica de los Peques” es un espacio con recursos creativos para que madres, padres y  personal educativo disfruten de tiempo de calidad con sus hijos y sus alumnos. Un mundo virtual pensado para que las niñas y los niños desarrollen su creatividad y aprendan jugando.


Nació a los pocos meses de convertirme en madre. En primer lugar, trabajar online me permitía una conciliación laboral real y tener más tiempo para dedicárselo a mi pequeño. En segundo lugar, de esta manera podía difundir y compartir mis conocimientos para ayudar a otras personas. Y, por último, vivir de mi pasión era mi sueño. Así que, tras meditarlo mucho, me lancé a abrir el blog, y hoy soy una mamá emprendedora y feliz.


Me gusta resumirlo en esta frase: “vivo de mi pasión y mi pasión ha empoderado mi vida”.


TPP: ¿Qué recursos podemos encontrar en ella?


MH: En mi web podéis encontrar recursos creativos y didácticos tanto para bebés, como para peques de infantil y primaria. Manualidades, educación, imprimibles, actividades, lectura, recomendaciones, ocio en familia, productos infantiles y maternidad creativa, son los temas más habituales que podéis leer en el blog cada día.

No te puedes perder ...


En definitiva, son recursos que tanto madres, como padres y personal educativo van a poder utilizar tanto en casa como en clase.


TPP:¿Qué es exactamente la creatividad?


MH: La “creatividad” es la capacidad o habilidad para crear algo novedoso, original y útil. Puede ser algo que antes no existiera. Pero, también, se puede considerar creativa, por ejemplo, una cosa ya existente que nosotros transformemos, dándole un uso diferente al que tenía.


La creatividad no es un talento exclusivo de unos pocos “privilegiados” o “genios”, como se suele pensar erróneamente. Es cierto que algunas personas o, incluso, miembros de una misma familia, pueden nacer con cierta predisposición genética o más facilidad por el entorno en el que viven para desarrollar ciertas capacidades artísticas como, por ejemplo, bailar, cantar, pintar, etc. Pero eso no quiere decir que el resto no podamos aprender a desarrollar esas capacidades o habilidades. Además, se tiende a equiparar “creatividad” con “creatividad artística”, y ésta es otra creencia errónea.


La creatividad está presente en todas las facetas de la vida. Y, por tanto, hay que entenderla en un sentido amplio, no solo a nivel artístico. Podemos ser creativos en cualquier área de conocimiento, en nuestro trabajo, en las relaciones con los demás, en nuestra casa, con nuestros hijos… De hecho, la creatividad puede mejorar mucho nuestro día a día, nuestra vida, y con ella yo pienso que incluso se puede cambiar el mundo.


Todos podemos ser creativos. Tan sólo tenemos que creer en nosotros mismos, ganar seguridad y confianza, alejarnos de convencionalismos, críticas y prejuicios, y abrir la mente. Una vez hecho todo esto, estaremos preparados para ser creativos. Estaremos listos para aprender las capacidades y habilidades que queramos. Porque todos disponemos de una “creatividad en potencia” que se puede desarrollar.


TPP: ¿Cómo funcionan los procesos creativos de los niños?


MH: Los niños, sobre todo en edades tempranas, están más preparados para desarrollar la creatividad que los adultos pues una vez que nos vamos haciendo mayores somos más conscientes de los prejuicios, las críticas y los convencionalismos de la sociedad. Tenemos miedo a ser juzgados, al qué dirán. Y, por tanto, perdemos confianza en nosotros mismos, iniciativa, espontaneidad, originalidad, etc. Nos reprimimos y autolimitamos.


Por eso, el proceso creativo en los niños necesita, en primer lugar, que los adultos dejemos de evaluarlos y juzgarlos continuamente. Por desgracia, algunos padres, madres y personal educativo dan demasiada importancia a las notas. Y, por tanto, prestan menos atención al esfuerzo diario, a respetar sus ideas y planteamientos, a motivarles para que adquieran el gusto por aprender... Estar tan centrados en los resultados va en detrimento de la creatividad.


Para que el proceso creativo en los niños funcione, éstos necesitan estar motivados y sentirse seguros, en un clima agradable, en el que no se sientan juzgados. Ese clima de confianza favorece su autoestima y ayuda a que fluyan la imaginación y la creatividad.


A nivel físico, la creatividad está vinculada con el hemisferio derecho del cerebro, donde se gesta el pensamiento divergente, frente al izquierdo, donde predomina el convergente. Este último es lineal, secuencial, lógico. Al contrario, el pensamiento divergente procesa la información de una forma global, puede saltar de una idea a otra, es menos ordenado y más flexible. Esta flexibilidad de pensamiento nos lleva a ser más espontáneos, arriesgados, originales, imaginativos, libres y, en definitiva, más creativos.


TPP: ¿Cómo pueden los padres potenciar la creatividad infantil?


MH: Las madres y los padres jugamos un papel muy importante en este sentido. Los peques nos imitan. Somos sus ejemplos a seguir. Así que, mi primera recomendación es que los adultos seamos sus modelos de referencia creativos. Si nosotros utilizamos la creatividad, nuestros hijos también lo harán.


En segundo lugar, como comentaba antes, es fundamental crear un entorno agradable y motivador en el que los peques no se sientan juzgados y evaluados constantemente, que les aporte seguridad y confianza.


En tercer lugar, si tenemos una habitación de juegos en casa, podemos colocar en ella materiales y estímulos de diferentes áreas de conocimiento, por zonas, para dejar que los peques los vayan descubriendo y experimenten con ellos.


En cuarto lugar, creo que es fundamental trabajar sobre el error o la equivocación no como algo negativo, sino como un elemento necesario para el aprendizaje. Debemos tratar de alejarnos del perfeccionismo. Y te lo dice una mujer que ha sido perfeccionista desde pequeña, pero que, cada día, trabaja por desaprender esta forma de ver la vida. De hecho, gracias a ello, estoy consiguiendo ser una persona más creativa.


En quinto lugar, considero muy importante que respetemos las opiniones e ideas de nuestros hijos, aunque a veces nos parezcan descabelladas. Es fundamental darles tiempo para pensar y dejarles que se expliquen.


Por último, les recomiendo proponer juegos con semejanzas, analogías, adivinanzas, metáforas, probabilidades, hipótesis, etc. De este modo, les invitamos a pensar, a ser sujetos activos, a explorar, a ser originales y, en definitiva, apostamos por un pensamiento más flexible y creativo.


Hay muchos más recursos, pero no quiero tampoco abrumar a los padres y las madres que nos leen con 200 técnicas creativas. Creo que con estas cinco ideas que os acabo de dar, podemos empezar a potenciar la creatividad en los niños de un modo bastante eficaz.      


TPP: ¿Las nuevas tecnologías frenan esa creatividad o también pueden potenciarla?


MH: Yo pienso que si las nuevas tecnologías son utilizadas correctamente no van a frenar la creatividad, sino que la va a potenciar. De hecho, juegan con ventaja porque los peques, normalmente, se sienten atraídos por ellas. Así que, las madres, los padres y el personal educativo tenemos que aprovechar esto y utilizar las nuevas tecnologías para llamar su atención y motivarles a la hora de aprender.


Hace unas semanas, estuve en la feria “SIMO Educación” y me quedé encantada con las nuevas tendencias tecnológicas que ya se están implantando en algunas escuelas. No sólo en primaria y secundaria, sino que, en algunos casos, ya se ponen en práctica desde infantil. Los drones, la programación y, sobre todo, la robótica estarán presentes cada vez en más escuelas. Pueden ser recursos de aprendizaje, muy eficaces y motivadores. Y  además, se pueden aplicar a cualquier área de conocimiento.

TPP: ¿Los niños de hoy son menos creativos que los de antes?


MH: Yo creo que la creatividad no depende del tiempo en el que vivImos, pero sí del entorno. No se puede desarrollar de la misma forma en el caso de un niño que, por ejemplo, viva rodeado de pobreza, que en el caso de otro que haya nacido en una familia de músicos, rodeado todo el día por instrumentos musicales a su alcance, con los que puede experimentar.


TPP: ¿Cómo se puede aplicar la creatividad en el entorno educativo?


MH:En el entorno educativo se pueden aplicar todas las recomendaciones que antes he propuesto para madres y padres, pero en lugar de llevarlas a cabo en casa, trasladarlas al aula.


Además, se pueden poner en práctica muchas otras técnicas, ya que considero que el entorno educativo debe ser creativo de por sí.


Es cierto que hay que trabajar unos objetivos, unos contenidos y una programación. Pero, a veces, el personal educativo tiene que salirse un poco de ese plan trazado. Saber improvisar y sorprender a los alumnos con actividades nuevas y originales, para captar la atención de los peques y motivarles a la hora de aprender.


Es muy importante despertar en ellos el placer por aprender cosas nuevas. Por eso, yo soy partidaria de hacer actividades más flexibles, y menos ejercicios rígidos, preconcebidos, donde conocemos cada paso de principio a fin.


Es interesante también aplicar técnicas de creatividad en grupo para resolver un conflicto que surja en el aula, un problema de matemáticas, un experimento científico o, por ejemplo, crear una historia.


También es importante rodear a los niños de estímulos y materiales, distribuirlos por asignaturas en el aula y dejarles ratos libres para que, por grupos o de manera individual, vayan explorando las diferentes áreas de conocimiento.


Es fundamental no etiquetar a los alumnos, ni emitir juicios de valor que puedan poner en riesgo su autoestima o la confianza en sí mismos. Y, por supuesto, saber cortar de raíz las situaciones en las que se ridiculice a un niño.


En general, una escuela creativa debe apostar por una forma de trabajar más abierta, más flexible y más intuitiva. Debe poner en práctica el aprendizaje comprensivo, en detrimento del aprendizaje puramente memorístico. Debe apostar porque los alumnos sean sujetos activos, y no meros sujetos pasivos.


Y en particular, dentro de cada asignatura, se pueden hacer muchísimas cosas nuevas y originales.


Por ejemplo, en matemáticas, aparte de hacer operaciones y resolver problemas todos los días sobre un cuaderno, hay vida más allá. Un día se puede plantear una actividad diferente en la que simulemos que los alumnos están haciendo la compra en un supermercado. O en ciencias sociales podemos enseñarles a manejar un mapa o una brújula. En ciencias naturales, podemos planificar una salida al parque, al campo o a la montaña. Y así, con cada una de las asignaturas.


TPP: ¿Son los colegios y centros escolares actualmente poco creativos?


MH: Yo creo que esto depende de la metodología que utilice cada escuela, y también de si el profesor se limita a impartir el programa escolar tal cual o prefiere improvisar e innovar. Como comentaba antes, en mi opinión, lo ideal es alternar ambas cosas, para motivar a los alumnos e inculcarles el gusto por aprender.


Y, por otro lado, creo la creatividad como tal debería ser una asignatura más dentro del currículum educativo. De hecho, en muchas universidades hay asignaturas sobre técnicas y métodos de creatividad. Podríamos trasladar esta disciplina también a infantil, primaria y secundaria. Desde luego, yo lo veo muy necesario.


TPP: ¿Puede la creatividad mejorar la enseñanza?


MH: Mucho, muchísimo. La creatividad puede mejorar la enseñanza y todas las facetas de la vida. De hecho, necesitamos que los niños del presente (adultos del futuro) desarrollen la motivación por el aprendizaje, la flexibilidad del pensamiento, la capacidad de crear ideas nuevas, originales y útiles. Es fundamental que aprendan a gestionar y resolver conflictos de forma creativa, a improvisar, a explorar el mundo que les rodea, a comprender que la vida no es perfecta y a aceptar el error como un elemento más del proceso de aprendizaje.


Te puede interesar:
Como consecuencia de las visitas de revisión, los pediatras pueden elaborar una tabla de crecimiento del bebé por percentiles con el fin de determinar si se está desarrollándose adecuadamente.


Fecha de actualización: 13-11-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>