“Los niños nacen siendo científicos”, Belén Sánchez, de ExperCiencia

“Los niños nacen siendo científicos”, Belén Sánchez, de ExperCiencia
comparte

Belén Sánchez, Licenciada en Ciencias Físicas y madre de 3 niños, nos habla de su blog, ExperCiencia, y de cómo acercar el mundo de la ciencia a los más pequeños de la casa.

TodoPapás: ¿Cómo nació ExperCiencia?


Belén Sánchez: ExperCiencia nació cuando yo fui madre por primera vez hace 10 años. Empecé a hacer actividades de ciencia, soy Licenciada en Ciencias Físicas, con mi hijo mayor como entretenimiento y como medio para que descubriera cosas que le interesaban.


TPP: ¿Cómo acercar a los niños al mundo de la ciencia?


BS: Es mucho más sencillo de lo que nos pensamos porque los niños nacen siendo científicos, con lo cual acercados ya están de nacimiento. Lo único que tenemos que hacer es respetar ese acercamiento natural y no coartarles la libertad que tienen para experimentar porque desde bien pequeños experimenta por sí solos e investigan, prueban sus ideas, descubren cosas… Lo único que tenemos que hacer es acompañarles en ese proceso porque ya vienen “de serie” con curiosidad científica.


TPP: Exactamente, a todos los niños les gusta experimentar, explorar, descubrir… ¿Por qué llega un momento que dejan de interesarse por la ciencia y las asignaturas relacionadas con ella en el colegio?

Ventajas de que los niños ayuden en casa

Ventajas de que los niños ayuden en casa

Según un estudio realizado por científicos del Centro de Investigación Nestlé en Lausana (Suiza), los niños que ayudan a elaborar sus propias comidas ingieren más cantidad de verduras y se sienten mejor, más orgullosos, más independientes y con emociones más positivas.


BS: Yo creo que es porque se pierde lo que tenían cuando son pequeños: esa libertad de experimentar. La ciencia es experimentar, probar y descubrir por ti mismo. Cuando la ciencia se convierte en conceptos científicos que te enseñan dentro de un aula, pierde el encanto.


Parece que hoy en día caminamos hacia eso, que la ciencia sea de nuevo experimentación y prueba y eso es lo divertido. A todos nos gusta más aprender haciendo, no escuchando una clase.


Y a veces es el miedo. La palabra ciencia nos suena a complicado por la imagen que tenemos de un científico loco que es una persona rara, aislada que vive encerrado en un laboratorio. Nada más lejos de la realidad; la ciencia es otra cosa.


TPP: Como decías, cada vez más en los colegios se está volviendo a experimentar, pero todavía hay carencias en torno a este tema. ¿Qué habría que cambiar en los colegios e institutos para que asignaturas como química o física resulten interesantes a los niños?


BS: Tenemos que cambiar la Educación Primaria porque si no les dejamos hacer las cosas por sí mismos en el momento que están abiertos a esa experiencia, identificarán la ciencia con algo aburrido y, al llegar a Secundaria, lo seguirán viendo como algo aburrido y, además, difícil.


El cambio se tiene que producir en Primaria; ya se ha producido en Infantil, donde los niños trabajan en base a experimentar, explorar… pero en Primaria todavía no. Todavía tenemos demasiadas clases de ciencias con un libro y las clases de ciencia tienen que ser con un laboratorio, un laboratorio que puede ser muy sencillo.


TPP: ¿No hace falta adaptar los colegios?


BS: No, no, un laboratorio lo puedes montar en tu cocina, en el baño… Lo que se necesita para la ciencia que se aprende en Primaria lo tenemos prácticamente todo en cualquier casa.

 

 

"La ciencia te enseña la satisfacción de descubrir cosas por ti mismo"

 


TPP: ¿Qué tipo de experimentos son los que más suelen gustar a los niños?


BS: Si hablas de experimentos, todos te dirán que quieren explosiones, algo que explote, porque está muy extendido ese estereotipo. Pero si no preguntas, si les dejas hacer, cualquier cosa que les sorprenda, les fascina. Un cambio de color, por ejemplo, un niño pequeño se vuelve loco cuando descubre que si mezclas azul y amarillo, sale verde. Cualquier cosa que le sorprenda, y le pueden sorprender muchísimas cosas, les encantará.


La Naturaleza es lo más cercano que tenemos y a lo que más fácil acceso tenemos, pero les sorprende cualquier cosa que les llame la atención.


TPP: Un padre que quiera hacer ciencia con su hijo, ¿necesita saber mucho? ¿De dónde podría sacar la información?


BS: Hay muchos blogs, como el mío de Experciencia, pero no hace falta una formación científica para hacer ciencia con ellos, igual que no hace falta una formación específica en Matemáticas para ayudarles a hacer los deberes. Quizá si te hace alguna pregunta que no sepas responder sí que necesitarás buscar información, pero como de cualquier otro tema que te pueda preguntar que le tendrás que decir “Mira, no sé más, vamos a buscar juntos la información”.  Pero lo básico es muy sencillo.


Como decía, no tenemos que identificar ciencia con un científico loco que está en un laboratorio rodeado de probetas, en la cocina hacemos ciencia cuando seguimos una receta, lo que pasa que no lo sabemos. En una cocina todo es ciencia: hay procesos químicos, físicos…


Quizás en algún momento pregunte algo y entonces tendréis que descubrirlo juntos e investigar juntos, lo cual también es una buena oportunidad de aprender.


TPP: ¿Qué aporta la ciencia al desarrollo y aprendizaje de un niño?


BS: La ciencia te enseña la satisfacción de descubrir cosas por ti mismo. Descubrir el mundo que te rodea por ti mismo. El hacerte preguntas, el buscar respuestas, el no aceptar como válidas las respuestas de los demás sin preguntarte tú antes. Te da una formación, una base que te asegura que no te creerás cualquier cosa que te digan porque tú ya sabes probar tus propias ideas y llegar a tus propias conclusiones. A eso te enseña la ciencia: a llegar a tus propias conclusiones a través de tu propia experimentación. 

 

 

 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar