“Las actividades en familia fortalecen el vínculo que tenemos con nuestros hijos”

“Las actividades en familia fortalecen el vínculo que tenemos con nuestros hijos”
comparte

Lee Lima, madre de dos niñas de 3 y 6 años, bloguera y divulgadora de contenidos de aprendizaje creativo temprano, es la fundadora de Babytribu.com y Directora de las Escuelas de Padres Online: Escuela Babytribu. En esta entrevista nos habla de Baby Tribu, de su último libro, de la importancia del juego en el desarrollo del niño o de cómo desarrollar su imaginación. 

TodoPapás: ¿Cómo nació Baby Tribu? ¿En qué consiste?


Lee Lima: Babytribu nació como respuesta a la necesidad de encontrar planes para familias con bebés; luego poco a poco se fue extendiendo y durante estos cinco años que tiene la web ha tomando forma también el Blog, que es un espacio para compartir contenidos relacionados con la infancia. Frecuentemente publicamos contenidos sobre Aprendizaje Temprano, Autonomía, Juego y más temas que puedan ser de interés para nuestras familias seguidoras. Dada la cantidad de consultas que recibimos a la semana, desde hace tres años tenemos una Escuela Online, la Escuela Babytribu, que imparte cursos y talleres de forma accesible para familias y acompañantes.


TPP: Recientemente has publicado el libro Crecer en Tribu, ¿qué podemos encontrar en él? ¿Qué ofrece a los papás?


LL: El Libro Crecer en Tribu: Aprendizaje y Juego en Edades Tempranas, es una guía con recursos claves para familias con niños pequeños. Consta de una parte teórica con resolución de dudas y pautas que permiten comprender al niño, una segunda parte con casos prácticos de situaciones cotidianas que surgen durante la infancia temprana, y por último cierra con un apartado especial con 50 juegos para hacer con peques clasificados de 0 a 5 años y libres de pantallas.

No te puedes perder ...


TPP: ¿Por qué es importante el juego y las actividades en familia para el desarrollo del niño?


LL: Durante los primeros años de desarrollo del niño, específicamente en los primeros seis años, el juego es la herramienta que tienen los niños para aprender y comprender el mundo que les rodea. Es incluso terapéutico, muchas veces en los juegos de un niño se puede ‘leer’ lo que ese niño vive desde dentro. El tipo de juego que viven los niños en estas edades es un juego que no volverá, se transformará a partir de los 7-9 años, por eso es tan importante y enriquecedor dar el espacio para jugar. El momento de juego debe existir como una de las prioridades de su infancia.


Asimismo, las actividades en familia fortalecen el vínculo que tenemos con nuestros hijos, a los niños les encanta tenernos allí presentes, cuando disfrutan y cuando gozan. Somos su principal referente y ellos lo tienen clarísimo, qué mejor entonces que poder aprender y disfrutar junto a nosotros.


TPP: ¿Cómo elegir correctamente una actividad para que los niños disfruten?


LL: La actividad debe estar asociada directamente al interés del niño. Además, tenemos como principal referente su edad, para lo que realmente debemos observarles mucho; esa será nuestra lectura e interpretación de sus intereses y del momento que tiene dentro de su propio desarrollo. Si un niño se frustra constantemente con el juego que está haciendo es porque no está preparado para hacerlo y debe realizarlo en otro momento.


A partir de los 2-3 años, podemos preguntar al niño qué le apetece hacer, es importante valorar la autonomía que ellos tienen y no escogerlo todo nosotros.


TPP: ¿Tienen los niños de hoy en día demasiados juguetes? ¿Debemos ofrecerles menos juguetes y más actividades en familia?


LL: Sí, los niños de hoy suelen tener demasiados juguetes. Debemos ofrecerles recursos versátiles y sencillos, ya que su propia imaginación hace mucho más que cualquier sonido o novedad que pueda tener un juguete. Dale a un niño de 3 a 5 años un par de bloques lisos y verás todo lo que hay en esas maravillosas cabezas. Recursos que permitan pintar, construir, moldear y hacer juegos de roles, son básicos e imprescindibles en el juego infantil.


No significa que no deban tener juguetes, sino que debemos ser selectivos en los juguetes que tienen, que sean variados y que ayuden al juego simbólico. Debemos ofrecerles recursos claves y tiempo en familia, ambas cosas…  Y sobre todo mucho afecto que les ayudará a sentirse seguros.


TPP: ¿Cómo desarrollar la imaginación y creatividad en los niños?


LL: Los niños desarrollan la imaginación con recursos apropiados y sobre todo con el tiempo para desarrollarla. Hoy en día vivimos un ritmo frenético en el que muchos niños tienen agendas como de ministros, pero ellos necesitan mucho tiempo para jugar y cubrir sus propios intereses, así es, la riqueza de la infancia está en esa imaginación que parece no tener límites. Debemos darle el valor que merece.


Para desarrollar su imaginación y creatividad los niños no necesitan ser juzgados y sí ser valorados, no necesitan respuestas racionales para todo, necesitan que la magia y el misterio estén presente en su infancia y sobre todo necesitan poder asombrarse con las cosas. Descubrir y que no les demos todo masticado.


La creatividad está muy lejos de las pantallas, antes de dar un móvil a un niño, debemos dar primero un boli y un papel y allí veremos la creatividad florecer. Un recurso que haga trabajar la imaginación del niño desde dentro hacia afuera, que le permita materializar su imaginación con su propio hacer.


TPP: En el evento de TodoPapás Loves de Madrid hablarás de los límites… ¿Es necesario poner límites a los niños? ¿Por qué? ¿Cómo hacerlo?


LL: los límites son necesarios para que los niños se sientan seguros, los niños que no tienen los límites claros se sienten perdidos. Todos tenemos límites, ya sea visuales, espaciales, morales… eso nos hace sentirnos seguros y fortalece nuestra ‘pertenencia’ como parte de un grupo, una comunidad o una familia.


Para los niños, sobre todos los pequeños y esto vuelve en la adolescencia, los límites debemos marcarlos de forma clara y respetuosa. Respetamos los intereses del niño, pero debemos ser eficaces y marcar límites indicando de forma clara y sin extendernos mucho el porqué de la existencia de ese límite y que nuestro objetivo es cuidarles. Para los niños menores de dos años no debemos dar demasiadas explicaciones, con frases simples como “esto no es para jugar” o “no puedes cruzar la calle solo porque no quiero que un coche te haga pupa” con eso vale. No debemos juzgar mientras marcamos los límites y las normas. Pautas claras, expresadas con amabilidad y firmeza a partes iguales.


Te puede interesar:
La cantidad de leche para el recién nacido debe ser a demanda. Es decir que tanto si se da el pecho o el biberón, nunca hay que forzar que beba más de lo que desee en cada momento.


Fecha de actualización: 24-11-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>