• Buscar
Publicidad

Dra. Gloria Pinel

Dra. Gloria Pinel

Pediatra en el Servicio de Urgencias del Hospital San Rafael (Madrid), contesta a preguntas tan de actualidad como la huelga de servicios médicos, la saturación de pacientes en Pediatría y Urgencias, el aumento de niños prematuros o el incremento en los últimos años de ciertas dolencias (alergias, dermatitis, enfermedades respiratorias…).

Publicidad
“El Servicio de Urgencias no se usa sólo para emergencias, sino también para lograr una curación más rápida ante cualquier enfermedad”

TodoPapás: ¿Cuáles son los principales motivos de visita de los niños en Urgencias?

Gloria Pinel: La verdad es que aparecen niños con muchas patologías, desde un simple catarro a problemas estomacales, la mayoría de las veces ni siquiera con problemas graves ya que los padres utilizan el Servicio de Urgencias por su inmediatez. La saturación de pacientes en Pediatría hace que para acudir al médico de cabecera haya que pedir cita, y a lo mejor son las 9 de la mañana y no te dan hora hasta las 18 de la tarde; y los padres lo que necesitan es que les solucionen el problema inmediatamente, ya que la mayoría de ellos trabajan y necesitan soluciones rápidas. El Servicio de Urgencias ya no se usa sólo para emergencias, sino también para acortar los tiempos de espera en el médico.

TPP: ¿Y de ingreso en el hospital?

GP: También hay una gran variedad, porque aquí en el hospital San Rafael tenemos al año unas 140.000 visitas al Servicio de Urgencias, con lo que ingresamos niños con todo tipo de patologías, desde una neumonía hasta un tumor. Sin embargo, la mayoría de ingresos que se producen desde el Servicio de Urgencias son motivados por problemas respiratorios (neumonías, asmas) o trastornos estomacales (vómitos fuertes que no cesan, etc.).

TPP: ¿Entonces usted cree que se abusa del Servicio de Urgencias? ¿Hay forma de cambiar esta tendencia? Algunas asociaciones recomiendan educar a los padres para que usen las Urgencias sólo cuando realmente sea necesario.

GP: Con la experiencia que me dan los años que llevo trabajando como médico, no creo que los padres abusen en exceso de este servicio ni que haya forma de cambiarlo. Los padres se preocupan cuando sus hijos se ponen enfermos y necesitan que un médico les diga que no tiene nada grave y que cure al niño lo más rápido posible, y ahí aparecen las urgencias. No creo que sea necesario reeducar a los padres. Para que la tendencia cambiara, tendría que funcionar más rápidamente el Servicio de Atención Primaria.

TPP: ¿Y cómo solucionar la saturación de pacientes por médico? Últimamente se habla mucho de los problemas para atender correctamente a los niños pequeños porque hay demasiados pacientes por pediatra. Concretamente, en Madrid trabajan unos 700 pediatras en atención primaria, que deben atender a 890.748 niños menores de 14 años; es decir, que a cada médico le corresponden 1.272 menores, cuando la ratio máxima debería ser "de unos 1.100 niños por cada facultativo", según la Asociación Española de Pediatría.

GP: Es un problema de difícil solución, ya que debería haber muchísimos más médicos y con unos horarios más amplios, con servicio casi todo el día y, sin embargo, cada vez menos personas estudian medicina, ya que los sueldos y los horario no merecen el esfuerzo que supone llegar a ser médicos.

TPP: Precisamente ése es uno de los motivos de la huelga de Atención Primaria que se está llevando a cabo en muchas comunidades, incluida Madrid. ¿Qué opina? ¿Se puede solucionar el conflicto?

GP: Es muy complicado. Se ha desbordado el tema. La inmigración no era un fenómeno previsto y ha aumentado muchísimo el número tanto de nacidos (lo que hay que agradecer a los inmigrantes porque han aumentado la natalidad) como de  niños, lo que no estaba previsto. Además vienen con patologías nuevas que antes no teníamos aquí, por lo que ha aumentado el número de pacientes. Y los médicos desde hace mucho somos un colectivo poco cuidado. Nos han pagado unos sueldos bajos, han puesto unos horarios escandalosos -en nuestra formación hacemos 36 horas seguidas un día o dos por semana aparte del trabajo diario- y luego eso no cambia una vez trabajas. No tenemos vacaciones, ni puentes, trabajamos 24 horas al día los 365 días del año, es una profesión muy dura, muy, muy dura. Después de 11 años de formación, las expectativas futuras son muy malas, por lo que la gente no quiere ser médico. Si encima terminas de estudiar y te pagan mal y te exigen mucho, pues desde luego a tus hijos no se lo recomiendas.

Y esto está pasando en otros países, en Estados Unidos, en Francia, Alemania… una de las peores profesiones que hay en cada país, es la de médico. Y los de Francia se marchan a Inglaterra porque les tratan un poquito mejor, y los de España a Portugal. La cuestión es que no es una profesión que haya sido cuidada y mimada, y el aumento de patologías y de pacientes no ayuda. La verdad es que no le veo solución. A los jóvenes no les interesa la carrera, menos a los vocacionales. No hay nada que hacer. En pocos años tendremos un grave problema, como lo están teniendo ya en Estados Unidos, ya que la demanda cada vez aumenta más. Lo único que se puede hacer es traer médicos de otros países en los que están peor. Siempre hay gente que está peor y que acepta estas condiciones.

TPP: De entre los niños atendidos en Urgencias en el 2005 menores de 6 años, el 42,9% eran menores de 2 años, entre 2 y 5 años el 51,9% y mayores de 5 el 6,8%. ¿A qué se deben estos porcentajes?

GP: Yo creo que influyen dos cosas, primero que a mayor edad hay menor patología, ya que el sistema inmunitario se desarrolla a medida que crecen. Al nacer, lo hacen con parte de las defensas de la madre, lo que les mantiene los dos primeros meses de vida, pero luego tienen que desarrollar su propio sistema inmunitario, por lo que hay unos meses con una menor respuesta ante las enfermedades y por lo tanto un mayor número de infecciones. Además el sistema inmunitario se desarrolla a base de pasar muchas de estas infecciones. El primer año de vida del bebé suele ser bueno y a partir de ahí empiezan a coger más enfermedades.

Lo que sí es una patología clarísima para los niños es la relación con otros, vemos clarísimamente que en cuanto los niños inician la guardería, el número de infecciones aumenta y cuando hay un periodo vacacional en el colegio, también lo hay para nosotros, ya que no están en contacto con otros niños y el número de pacientes disminuye. También a medida que crecen, los padres están más preparados, se preocupan menos, han pasado una serie de enfermedades y saben que las cosas generalmente no son tan graves como parecen. Van teniendo más confianza en ellos mismos y en sus hijos. Pero, sobre todo, yo creo que es una cuestión de inmunidad, los niños a medida que crecen enferman menos.

TPP: Los niños prematuros suelen tener de mayores más problemas de salud, ¿es eso cierto? ¿Se puede evitar este aumento de prematuros?

GP: La verdad es que sí que tienen más probabilidades de tener de mayores ciertas enfermedades, como problemas respiratorios, pero también es cierto que tanto las embarazadas como los bebés cada vez están mejor atendidos y cuidados, por lo que tienen mayor salud. En cuanto a evitar el aumento de prematuros, es algo imposible porque su incremento se debe al aumento de la edad a la que se tienen los hijos y de problemas de esterilidad. Cada vez se llevan a cabo más tratamientos de fertilidad, que dan lugar muchas veces a partos gemelares, niños con bajo peso al nacer… Pero esta es una tendencia imposible de cambiar, ya que la sociedad actual hace que sea muy difícil tener hijos antes de la treintena, y el estrés, los malos hábitos… hacen que cada vez haya más casos de esterilidad.

TPP: Ciertas enfermedades parecen cada vez más frecuentes: alergias, dermatitis, obesidad… ¿Es una percepción real? ¿Cuál es la causa?

GP: En cuanto a la obesidad, no creo que por el momento sea una enfermedad muy extendida entre los niños españoles, al menos por lo que vemos en Urgencias. Sí que hay niños obesos, pero no muchos, desde luego no tantos como en Estados Unidos. Supongo que la dieta mediterránea se tiene que notar.

Pero sí que es cierto que cada vez hay más casos de dermatitis, de alergias alimentarias (a las proteínas de la vaca, al gluten) y de alergias respiratorias.

La razón no la sabemos, tendrá que ver con las condiciones ambientales y la alimentación, cada vez hay más alimentos tratados, más contaminantes ambientales y tenemos una vida más estresante. Incluso hay cantidad de alérgenos en el ambiente que desconocemos. Supongo que tendrá que ver con eso, con la velocidad de vida que lleva la civilización.

TPP: ¿Los hábitos de vida cada vez son peores? ¿Con tanta información, no cuidamos mejor a nuestros hijos?

GP: En unas cosas estaremos mejorando y en otras empeorando. Hace 50 años podían ser mucho más sanos los alimentos pero había menos y menos variedad, con lo cual se daban más carencias alimenticias, más déficit de vitaminas, había raquitismo… han desaparecido unas enfermedades y han surgido otras.  Hemos mejorado en unas cosas y habremos empeorado en otras.


 

Fecha de actualización: 27-05-2008

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×