×
Publicidad

Cómo ahorrar en casa

Cómo ahorrar en casa

Mientras la situación económica general siga dándonos disgustos, el ahorro se convierte en una de las medidas prioritarias de las economías domésticas. Pero ¿cuántas veces lo hemos puesto en lo alto de la lista de propósitos sin ningún resultado? Sí, ahorrar es de esas cosas que cuesta poco decir pero mucho llevar a cabo, pero al menos hay que intentarlo para que puedas por fin reducir un el gasto familiar.  Recordad que, por poco que parezca, todo suma o, en este caso, todo resta.

Publicidad

Índice

 

¿Cómo ahorrar en casa?

Bombillas encendidas a la vez en las habitaciones, televisión encendida y multitud de aparatos eléctricos cargándose. El día a día de muchos, aunque es más común durante el fin de semana que es cuando más tiempo pasamos en casa. Poner lavadoras y más lavadoras, gastar demasiado en comida… Todo ello hace que mes a mes tengamos un gasto demasiado excesivo, pero entonces ¿qué podemos hacer para ahorrar en casa?

Lo cierto es que tras el frigorífico dos de los aparatos de uso continuo como el ordenador y el televisor son los que más consumen. Por eso, una buena forma de ahorrar aquí puede ser la de apagarlos cuando no haya nadie pendiente.  Además, para ahorrar mucho más aún si cabe en cuanto a gasto energético se refiere podemos desconectar también los aparatos de su regleta o enchufe múltiple. Con ello anulamos por completo el consumo. Recuerda que aunque no estén cargando al estar conectados en la regleta también supone algo de gasto más perceptible, aunque eso sí, a largo plazo.

Pero fuera de casa también podemos ahorrar. ¿Por qué no empezamos a aprovechar las ofertas de los súper, como el 2x1 o los descuentos? También poner gasolina en aquellas gasolineras que hacen descuento en combustible. Además, es fundamental también a la hora de ir a comprar al supermercado llevar siempre una lista de la compra hecha previamente en casa e intentar no ir al súper del barrio sin haber comido (siempre que sea posible). En ese caso, las compras en alimentación suelen duplicarse…


Ahorrar en la factura del agua y de la luz…

No te puedes perder ...

¿Cada cuánto debe un niño visitar al doctor?

¿Cada cuánto debe un niño visitar al doctor?

La salud de vuestros hijos es fundamental y las revisiones con los diferentes especialistas a lo largo de su vida también lo es. De hecho, desde que los bebés nacen su salud es una de nuestras principales preocupaciones: el peso, las vacunas, si todo va bien después del parto, etc. Pero a medida que los bebés van creciendo sus diferentes revisiones en referencia a su salud también son importantes.

Y tambien:

Una buena manera de ahorrar en agua cuando estamos en casa es poniendo el lavavajillas o la lavadora cuando estén a tope y no con poca cosa de manera que gastemos igual y peor aún, teniendo que poner muchas más lavadoras y muchos más lavavajillas a lo largo de la semana. Algo fundamental, además, y que en realidad debería hacer todo el mundo para ahorrar en agua, es cerrar el grifo mientras uno se lava los dientes o se ducha. Otra buena idea es tener una botella de agua llena dentro de la cisterna para que al tirar la descarga no sea completa y así economizar el agua. ¿Qué te parece?

Actualmente, además, existen algunas tarifas específicas para el ahorro en casa. Una de ellas es la que ofrece la compañía de Iberdrola de 12 horas de consumo. Consumir dentro de ese horario que uno haya especificado sale mucho más barato. Si tienes un horario fijo de trabajo y sabes que estarás en casa, por ejemplo, desde las 12 de la noche hasta las 12 de la mañana, aprovecha entonces para poner lavadoras, preparar los cafés y cocinar dentro de ese horario. Todo resta, ya sabes… ;)


¿Y qué pasa con el ahorro en la alimentación? ¿Es posible?

Una de las mejores formas para ahorrar también es sacar del congelador las cosas con tiempo suficiente para que se descongelen a temperatura ambiente y así no tener que usar el microondas para descongelarlo. También para no tener que tirar verduras pochas se puede añadir un puñado de garbanzos en el cajón de las verduras del frigorífico que absorben la humedad y de este modo las verduras duran más y no hay por qué tirarlas. Y al hacer la comida, unos minutos antes de que se cocine, se puede apagar la vitrocerámica para que se termine de hacer esta con el calor residual.

También, al hacer algo de comida en casa suele sobrar a veces un poco de caldo de cocer diferentes verduras y carne, ese es el caldo que puede ir guardándose en tuppers pequeños y, cuando ya se tienen varios, hacer una sopa de fideos con ese caldo. Tendrás todo el sabor de las verduras y la carne y comida para otros días. 

La higiene y el cuidado de nuestro cuerpo y nuestra piel también son muy importantes y aquí, por supuesto, también podemos ahorrar. Por ejemplo, en el consumo de cremas, pero ¿cómo? Pues bien, cuando ya no sale más por el dosificador se puede romper el bote con unas tijeras y aprovechar la crema que queda impregnada en las paredes, que suele ser bastante.

Finalmente, en el caso de tener jardín en casa y para ahorrarse algo de dinero se pueden plantar algunas plantas con frutos comestibles: tomates, pimientos, calabaza, cebollas y acelgas, y cuando los frutos estén maduros, recogerlos. Comes más barato y también más sano. ¿Qué problema hay?


Y sí, también es posible ahorrar con bebés y niños en casa

Con la llegada de un bebé todos son gastos, miles de cosas que comprar, muchos cuidados para los más pequeños, pero también para vosotras, sus madres y, por eso, una buena forma para economizar es comprar en farmacias online: las cremas antiestrías, los esterilizadores, los biberones, los pañales. Puedes llegar a ahorrarte un gran porcentaje de dinero en comparación con la compra en una farmacia tradicional.

Otras de las mejores formas de ahorrar es reciclando y alargando el uso de las cosas. Por ejemplo, las cucharas de la leche en polvo: se pueden agujerear y unir unas cuantas por el mango con un cordel o lazo y con ello hacer un sonajero estupendo; y el agua de bañar al bebé, utilizarla luego para fregar el suelo de casa o el de la terraza.

Además, otra de las cosas que más puede preocupar a los padres y madres cuando sus hijos ya no son tan bebés son los juegos y los juguetes en general. Está claro que el juego para los niños es muy importante, pero no es necesario comprar juguetes caros ni de marca, pues con las cosas que hay en casa se pueden divertir un montón. Pegar cartulinas en la pared que pueden pintar a modo de pizarra, hacer pelotas con la ropa vieja y con algunas cuantas botellas jugar a los bolos. Es una buena manera de que jueguen en casa tranquilamente, se diviertan y nosotros reciclemos y ahorremos.

También una buena forma de ahorrar en luz en casa cuando tenemos hijos pequeños es intentar pasar bastante tiempo en el parque o de paseo. De esta manera, se puede evitar estar encerrados en casa todo el día. Ahorrarás en luz, pero también en agua.

Y vosotros ¿ya tenéis claro cómo ahorrar en casa? ¡Nosotros sí!


Fuente:

TodoPapás

Fecha de actualización: 03-06-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.