×
  • Buscar
Publicidad

Internet seguro para niños

Internet seguro para niños

El verano es para los niños una época para el ocio, disfrutar de las vacaciones… y pasar tiempo frente al ordenador jugando, navegando y chateando con amigos. También es normal ver a padres saturados de trabajo sin poder estar al tanto de todos los pasos que sus hijos (niños y adolescentes) dan en el mundo online. A pesar de ello, animamos a todos los padres a comentar con sus hijos los posibles riesgos de Internet. Para ayudarlos en esa labor, ESET ha preparado un decálogo de buenas prácticas para padres con el fin de mantener a sus hijos seguros en el ciberespacio.

Publicidad

“Conseguir que los niños se mantengan alejados de los peligros de la red es posible si se cumplen unas sencillas reglas” declara Josep Albors, director de Comunicación de Ontinet.com, distribuidor en exclusiva para España de ESET.

 

Cinco consejos para los padres

- Asigna un usuario a tus hijos: los niños deberían contar con su propia cuenta en el ordenador, incluyendo un usuario propio. Es la única manera eficaz de controlar sus actividades en Internet. Asimismo, asegúrate de que el administrador del sistema sea siempre un adulto.

- Mantén tu software antivirus y control parental actualizados.

- Revisa el historial de navegación: si observas que ha sido eliminado, es un signo de que debes tener una charla con tus hijos.

- Vigila la cámara web: asegúrate de que no está conectada mientras no se usa.

- Revisa la configuración de las redes sociales usadas por tus hijos: el muro de éstas se comparte de manera pública por defecto y sin restricciones. Esto puede suponer un riesgo para la seguridad de los niños.

No te puedes perder ...

Internet seguro para niños

Internet seguro para niños

El verano es para los niños una época para el ocio, disfrutar de las vacaciones… y pasar tiempo frente al ordenador jugando, navegando y chateando con amigos. También es normal ver a padres saturados de trabajo sin poder estar al tanto de todos los pasos que sus hijos (niños y adolescentes) dan en el mundo online. A pesar de ello, animamos a todos los padres a comentar con sus hijos los posibles riesgos de Internet. Para ayudarlos en esa labor, ESET ha preparado un decálogo de buenas prácticas para padres con el fin de mantener a sus hijos seguros en el ciberespacio.

Y tambien:

De forma complementaria, la red global de investigadores de ESET ofrece estas otras cinco sugerencias:

- Usa herramientas de control parental: estas herramientas pueden ser usadas para ayudar a los padres y suelen encontrarse tanto en navegadores como en software antivirus.

- No envíes información confidencial por Internet: tu información nunca será solicitada vía email o chat. Es más, los bancos nunca solicitarán datos de tu cuenta ni su número PIN. Es muy importante educar a los hijos en este punto.

- No contestes a los mensajes de acoso: en el caso de que tus hijos reciban mensajes de acoso por Internet, enséñales a no contestar. También es conveniente no provocar a este tipo de contactos, ya que, por regla general, los ofensores buscan este tipo de reacciones de los niños, ya que incrementa su deseo de dañarlos. Este tipo de situaciones deberían ser denunciadas, directamente, a las autoridades policiales.

- No todo lo que se ve en la red es cierto: los niños deben saber que no toda la información que se publica en Internet proviene de una fuente de confianza. Una buena educación en cuanto a cómo localizar buenas fuentes de información nos ahorrará, seguramente, algún que otro disgusto.

- Comunicación abierta: comunicarse abiertamente con los niños es vital para su seguridad. Es mucho mejor animarlos a compartir sus miedos e intereses que reprimirlos con castigos. Un entorno familiar abierto y con comunicación, tanto en Internet como cara a cara, son ingredientes importantes para incrementar la seguridad de los niños en el ciberespacio.
 


Fuente: ESET

Fecha de actualización: 19-03-2020

Redacción: Lola García-Amado

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.