×
  • Buscar
Publicidad

¡Cuidado con las pilas de botón!

¡Cuidado con las pilas de botón!

Uno de los mayores riesgos de accidente con los bebés y los niños pequeños son los atragantamientos ya que tienden a llevarse todo a la boca, tanto cosas pequeñas como grandes, y algunas de ellas pueden llegar a ser muy peligrosas.

Publicidad

Hace poco se publicó la noticia de que un niño de 2 años murió de una hemorragia interna en un hospital de Lille después de tres semanas hospitalización. La causa fue que se había tragado una batería de litio de un spinner (esos juguetes tan de moda que dan vueltas sobre sí mismos al hacerlos girar). Poco después, se quejó de dolor, antes de empezar a respirar con dificultad. Después de ser trasladado al hospital de Calais, el niño fue trasladado a Lille, donde los médicos logran extraer la batería, pero ya había dañado a su organismo. El niño fue operado a corazón abierto para eliminar la necrosis, pero ya no se pudo hacer nada por salvarlo.


En 2017, los juguetes encabezaron la lista de productos más peligrosos según un informe de la Comisión Europea publicado en marzo. Los peligros asociados con ciertos modelos de spinner han sido particularmente destacados. Si se ingieren, las baterías pueden "causar quemaduras en el esófago y los intestinos", según el informe.


¿Cómo evito que mi bebé se atragante?

No te puedes perder ...

Y tambien:


Para evitar que algo tan horrible ocurra, es conveniente que tomes una serie de medidas de precaución:


1- No dejes que coja juguetes muy pequeños o con partes pequeñas extraíbles mientras sea pequeño. Incluso con 5 o 6 años hay que tener cuidado porque los niños hacen muchas tonterías al jugar y pueden llevarse a la boca sin querer. Sobre todo, no dejes que juegue en la cama o tumbado con piezas pequeñas cerca de la boca porque puede tragárselas sin querer si se le caen.


2- Comprueba siempre que los juguetes que le compras o le regalan tienen el marcado CE de seguridad y son aptos para su edad. Muchas veces no se deja usar a niños menores de 2 años ciertos juguetes justamente porque tienen partes pequeñas que pueden producir riesgo de atragantamiento. No contravengas las indicaciones de edad de un juguete, por algo se ponen.


3- Cuando un juguete esté roto o en mal estado, tíralo. Por mucho que le guste a tu hijo, no dejes que siga jugando con un juguete estropeado que puede causar problemas como cortes, heridas o atragantamientos.


¿Cómo saber si mi hijo se está atragantando?


Si tu hijo estaba jugando solo y de repente le escuchas hacer cosas raras, quizá no sepas si se está atragantado o no. Estos son los signos que indican asfixia o atragantamiento:


. Tiene problemas para respirar

. Hace ruidos con la garganta

. Se pone azul o morado

. Tose

. Se lleva las manos al cuello


¿Qué hacer si se atraganta?


Si notas que tu hijo se está atragantando, lo primero que debes hacer es no ponerte nervioso. Si está tosiendo, no le atosigues y déjale unos segundos ya que es posible que él solo expulse el objeto. No le des golpes en la espalda ni le ofrezcas agua mientras siga teniendo el objeto en la garganta. Tampoco se recomienda meter los dedos en la garganta para extraerlo ya que puedes hacerle daño; solo puedes hacerlo si está visible y lo ves claramente. Si consigue expulsarlo y se encuentra bien, no hace falta que vayas al médico.


Si no puede respirar ni toser y empieza a ponerse azul tienes que intentar ayudarle a expulsarlo. Colócate detrás de él y ponlo de pie, inclinado con la cabeza más baja que el cuerpo. Dale 5 golpes fuertes entre los omoplatos.


Si todavía no ha salido, debes hacerle la maniobra de Heimlich. Para ello, sigue colocado detrás, rodéale la cintura con los brazos, cierra una mano y coloca el nudillo del pulgar a la altura de la boca del estómago. Con la otra mano aprieta fuerte hacia dentro y hacia arriba para presionar el tórax y ayudar a las vías respiratorias a echar aire para expulsar el cuerpo extraño. Puedes repetir esta maniobra hasta 5 veces, asegurándote siempre de ver si sale o no.


Si la maniobra no funciona o el niño pierde el conocimiento, debes iniciar la Reanimación Cardio Pulmonar haciendo treinta compresiones torácicas seguidas de dos insuflaciones, hasta la recuperación o la llegada de ayuda. Llama además a emergencias.


Además, es importante que se tenga en cuenta qué se ha tragado el niño para valorar si puede causarle algún daño como hemos visto que ocurre con la batería de litio. Si sabes que tu hijo se ha tragado algo, aunque no se atragante y pase correctamente hasta su estómago, es conveniente que acudas a Urgencias siempre que pienses que puede ser algo peligroso que podría causarle algún daño, sobre todo si manifiesta después dolor de tripa, náuseas o vómitos.


Fuentes:

Le Figaro

VV.AA. (2011), Guía práctica de primeros auxilios para niños, S.A. Bainet Media.

Fecha de actualización: 22-10-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.