Asfixia y atragantamiento de bebés

Asfixia y atragantamiento de bebés
comparte

Si tu hijo se traga algún objeto que le esté obstruyendo las vías respiratorias, debes actuar inmediatamente y sin vacilar. En estos casos cada segundo es vital. Es muy habitual que los niños se atraganten al comer y que se lleven a la boca pequeños objetos que, de ser tragados, les podría causar una obstrucción en las vías respiratorias

Síntomas

Antes de actuar debes diferenciar entre la tos severa y la asfixia. Si el niño tose pero es capaz de respirar y hablar o emitir sonidos normales, no se está ahogando. En este caso debes permitirle toser hasta que expulse el cuerpo extraño por sí solo.

Si el bebé tose con poca fuerza, es incapaz de respirar o producir sonidos normales y la piel de su rostro y labios cambian de un tono rojizo a azulado, entonces sí se está presentando una situación de asfixia. En este caso la actuación debe ser inmediata.


¿Cómo actuar?

Si está consciente


Si el niño tiene menos de un año: En este caso, para realizar la maniobra de desobstrucción debes tener en cuenta el tamaño del bebé y proceder de la siguiente manera:

1. Ponle bocabajo sobre tu antebrazo o sobre tu muslo (en este caso debes estar sentado) y ligeramente inclinado hacia el suelo, con la cabeza más baja que el cuerpo. Dale un máximo de cinco palmadas en la espalda con el borde de la mano, entre ambos omóplatos, usando una fuerza adecuada a su tamaño.

2. Cambia la maniobra anterior, asegurando la cabeza del bebé en la región occipital y con una mano da la vuelta al bebé, en bloque, para que permanezca de espaldas sobre el otro antebrazo, ligeramente inclinado hacia el suelo. A continuación ejecuta comprensiones torácicas. Estas presiones (cinco) deben hacerse con la punta de los dedos sobre el centro del tórax. Comprimirlo en vertical con la punta de los dedos. Aliviar la presión para permitir al tórax volver a su forma y volver a comprimir de manera segura y calmada.

3. Después de las cinco comprensiones torácicas verifica si aparece el objeto que causaba la obstrucción examinando la boca. No trates de extraerlo si no está a la vista. En el caso de que las comprensiones no resulten, repite la maniobra hasta que el objeto sea expelido o hasta que el bebé esté inconsciente.

-Si el niño tiene más de un año: La obstrucción suele ser más fácil de detectar porque el niño manifestará inmediatamente su dificultad para respirar y hará un ruido agudo cuando intente respirar y toserá. Si el niño está consciente y entiende lo que se le dice, deberás incitarle para que tosa. Si no consigue hacerlo o la tos no es eficaz y no se escucha ningún ruido respiratorio, inclínale ligeramente hacia delante y dale cinco palmadas con el borde de la mano, entre los omóplatos.

En el caso de que no expulse el objeto, ejecuta la comprensión abdominal (Maniobra de Heimlich), cinco veces y siempre teniendo en cuenta el tamaño del niño.


Maniobra de Heimlich

Ponte por detrás del niño y coloca los brazos al nivel de la cintura. Cierra una mano en puño y colócala con el pulgar apoyado en el abdomen del niño, en la línea media, entre el ombligo y el final del esternón. Con la otra mano agarra el puño de la mano colocada anteriormente y empuja, con un movimiento rápido y vigoroso, (aplicando siempre la fuerza adecuada al tamaño del niño) hacia dentro y arriba.

Si está inconsciente

Si el bebé no empieza a respirar por sí solo, trata de iniciar la respiración por medio de la técnica del boca a boca.


Técnica boca a boca

Coloca al niño sobre una superficie lisa y firme y empújale ligeramente la cabeza hacia atrás para permitir que se abran las vías respiratorias. Coloca tu boca sobre la boca y la nariz del bebé. Si no puedes cubrirlos totalmente, tapa con una mano la nariz con los dedos. Insufla dos bocanadas de aire, comprobando que se eleva su pecho. Si no se eleva, probablemente algo obstruya las vías respiratorias; realízale la maniobra de Heimlich. Si continúa sin respirar haz las cinco comprensiones torácicas, dejando tres segundos entre cada una. Si después de 1 minuto de maniobras no reacciona acude a Urgencias. Hazlo también cuando empiece a respirar.


¿Cómo prevenirlo?
 
- No dejes objetos pequeños tales como alfileres, botones, joyas, etc. al alcance de los niños.

- No dejes que los niños manipulen juguetes o aparatos eléctricos que contengan pilas de botón.

- Corta o parte el alimento en pedazos fáciles de morder y estimula al niño para que mastique bien el alimento.

No te puedes perder ...

Cómo introducir los cereales al bebé

Cómo introducir los cereales al bebé

La Asociación Española de Pediatría, así como otros organismos oficiales, recomiendan la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses. Antes de esta edad, el bebé no necesita otro alimento. La leche de su madre le aporta todos los nutrientes que requiere para crecer sano.

 

 


Fuente:

VV.AA. (2011), Guía práctica de primeros auxilios para niños, S.A. Bainet Media.

Redacción: Irene García

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>