Cómo prevenir accidentes en el hogar

Cómo prevenir accidentes en el hogar
comparte

Durante la semana, la mayoría de nosotros pasamos las horas trabajando mientras nuestros pequeños disfrutan y aprenden en el colegio. A llegar a casa, preparamos la cena y pronto llega la hora de dormir. Sin embargo, cuando comienza el fin de semana ya tenemos mucha tarea acumulada. Es hora de recoger y limpiar.

Al no tener tiempo prácticamente entre diario para arreglar la casa, pues entre el trabajo, los niños, el cole, la comida, etc., no damos abasto, nos ponemos manos a la obra los fines de semana, pero no debemos olvidarnos de que los más pequeños están también en casa con nosotros y cualquier despiste, por mínimo que sea, puede acabar en un accidente doméstico.

 

Los más pequeños juegan y se divierten con cualquier cosa y nosotros nos sentimos un poco más libres al estar en casa. Sin embargo, unos de los accidentes más comunes son los accidentes en el hogar y debemos prestarles especial atención.

 

Sabemos que las posibilidades de que ocurra un accidente doméstico son bastante altas para cualquiera, pues pasamos largas horas en casa, sobre todo durante el fin de semana, pero son realmente los niños los que los sufren con mayor frecuencia. Nunca paran y hay que tener mucho cuidado. Los más pequeños, dada su corta edad, se convierten en los seres más vulnerables e indefensos y su ignorancia no les hace preocuparse por ningún daño externo.

 

Por eso, establecer algún pequeño plan de seguridad en el hogar que sirva para proteger a nuestros hijos debe ser fundamental en cualquier casa. Cualquier medida es poca para ellos. Es importante tener en cuenta algunos consejos para llevar una adecuada prevención de accidentes en el hogar, donde niños y niñas de hasta 4 años son quienes más los sufren.

No te puedes perder ...

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

¿Problemas de tiroides? Los cambios hormonales y ciertas enfermedades pueden dar lugar a desórdenes de la glándula tiroidea en el embarazo, que provocan graves complicaciones tanto para la madre como para el feto si no se lleva un control adecuado

 

Según diversos estudios, los accidentes domésticos más frecuentes sufridos por los niños, por orden de incidencia, son las quemaduras, cortes, caídas, asfixias, ingesta de productos tóxicos o medicamentos y descargas eléctricas. Por ello, como padres debemos enseñar a los niños acerca de los peligros e impedir a toda costa accidentes infantiles que pueden acabar en tragedia.

 

Para evitar las caídas en casa de los más pequeños es importante mantener el suelo libre de obstáculos, evitar las superficies resbaladizas, utilizar pequeñas alfombritas o pegatinas antideslizantes en la bañera, no permitir que los niños se suban encima de los muebles y permanezcan de pie en ellos, y disponer de un sistema de bloqueo que impida la apertura de puertas, balcones y ventanas.

 

Para evitar intoxicaciones, alergias e irritaciones infantiles, debemos guardar los medicamentos, productos de limpieza e insecticidas y productos de jardinería en lugares seguros, con el objetivo de que estos no queden al alcance de los niños, no almacenar distintos tipos de productos conjuntamente, evitar el empleo de estufas y braseros en los dormitorios, no permanecer en habitaciones recién pintadas o barnizadas hasta el que olor desaparezca, y por último, y siempre por la noche, cerrar la llave del paso al finalizar con el uso del gas.

Para evitar las quemaduras en los niños, debemos situar los objetos calientes o con llama viva fuera de su alcance, impedir que jueguen con mecheros y cerillas, utilizar las tapas pertinentes mientras se cocinan los alimentos para evitar las salpicaduras al cocinar e intentar que mangos de sartenes, cacerolas y pucheros no sobresalgan de los muebles de la cocina. En definitiva, mantener a los más pequeños alejados de la cocina y de la zona de plancha.

 

Para evitar descargas eléctricas, debemos ser prudentes y no conectar aparatos que se hayan mojado, no usar ni tocar aparatos eléctricos estando descalzos, utilizar enchufes giratorios o de enclavamiento profundo para proteger a los niños y no tener estufas eléctricas, tomas de corriente ni otros aparatos de este tipo al alcance de la mano en el baño y a menos de un metro del borde de la bañera.

 

Finalmente, es fundamental alejar de los niños aquellos objetos que presenten superficies o aristas vivas, colocar en los diferentes cajones las herramientas con las puntas hacia dentro, revisar y tirar la vajilla rota, y situar las plantas punzantes en lugares visibles y fuera de su alcance, para evitar las pequeñas heridas.

 

Su habitación es el lugar más seguro para ellos, y por eso, es importante que pasen allí, sobre todo cuando son muy pequeños, la mayor parte del tiempo, y siempre bajo la supervisión de un adulto. Los juegos en cocina y baños no traen nada bueno.

 

Protejamos a nuestros hijos y evitemos los accidentes en el hogar.


Te puede interesar:
Calcular el percentil del bebé, tanto de talla como de peso, permite de determinar de manera rápida y precisa si un bebé está creciendo de manera adecuada en relación con otros bebés de su misma edad.


Fecha de actualización: 26-12-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>