Tratamiento de la psoriasis en niños y bebés

Tratamiento de la psoriasis en niños y bebés
comparte

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que produce lesiones escamosas e inflamadas. No es una enfermedad contagiosa, aunque sí puede ser hereditaria.

En España, más de 800.000 personas padecen psoriasis, y solamente durante la infancia, esta enfermedad aparece en un 30% de los casos. En ocasiones, el diagnóstico de la psoriasis pediátrica suele ser algo tardío porque se puede llegar a confundir con la dermatitis atópica. Sin embargo, este trastorno hereditario, la dermatitis atópica, es una afección crónica de la piel que provoca picor, hinchazón y enrojecimiento continuos.


A pesar de que las lesiones producidas por la psoriasis sean de menor tamaño, y más finas en los niños que en los adultos, durante la etapa infantil presenta algunas peculiaridades. Es más frecuente localizar la enfermedad en la zona de la cara, con más eccemas, es decir, mayor cantidad de lesiones inflamatorias, y suele picar más que en los adultos que la padecen. Aun así, no es muy común su aparición antes de los dos años de edad.


La psoriasis se puede desarrollar en cualquiera de sus versiones: psoriasis en placa, psoriasis en gota, artritis psoriásica, y psoriasis eritrodérmica. Sea cual sea, el médico será el encargado de abordarla de la forma más adecuada para que el impacto producido en el niño sea menor.

No te puedes perder ...

Síntomas y tratamiento de la tos ferina en niños

Síntomas y tratamiento de la tos ferina en niños

La tos ferina es una infección de origen bacteriano del aparato respiratorio, que se caracteriza principalmente por la aparición de síntomas tales como dificultad para respirar, accesos de tos, vómitos, inapetencia, complicaciones en la alimentación, etc. 


La elevada aparición de manchas rojas con escamas, piel seca y agrietada, que puede llegar a sangrar, y el dolor o sensación de ardor en la zona afectada son algunos de los síntomas de esta enfermedad. Por eso, si esto le sucede a tu hijo deberás acudir a un profesional para que le examine, identifique si padece psoriasis y, en el caso de ser así, averiguar de qué tipo se trata para poder encontrar el tratamiento más efectivo.

¿Cómo se trata?
 

Por lo general, el profesional intentará siempre, después de valorar al pequeño, recetar  los tratamientos menos tóxicos para que, a medida que vaya creciendo o empeore la situación, el médico pueda ir prescribiendo otros tratamientos algo más agresivos que pueden ayudar a controlar los síntomas de esta enfermedad. Lamentablemente, la psoriasis es una enfermedad que no tiene cura total, aunque hay formas de aliviar y mejorar sus síntomas:
 

            -En el caso de los bebés, los tratamientos son más conservadores. Es aconsejable aplicar baños de avena y cremas hidratantes para intentar aliviar el dolor y el picor.

           
             -En el caso de los niños, dependiendo de la gravedad de la psoriasis, se recurrirá a un tratamiento u otro. No siempre es fácil acertar con el adecuado, pues lo que al principio era efectivo, más adelante puede dejar de funcionar. Por eso, no debe preocuparnos si el médico prueba primero con un tratamiento, luego con otro, y acaba por recomendar la combinación de ambos.


Como decíamos, existen diferentes tipos de tratamiento dependiendo de la gravedad de la psoriasis, como los tratamientos tópicos que hacen referencia a cremas, lociones y pomadas que se aplican directamente sobre la piel, algunos humectantes y corticosteroides que se venden con receta médica, e incluso champús elaborados con ácido salicílico o alquitrán de hulla. Estos tratamientos pueden tratar algunos tipos de psoriasis leves o moderadas, pero pueden ser algo difíciles de aplicar.


El tratamiento con luz, es decir, la fototerapia, es otra técnica de tratamiento de la psoriasis. El médico puede recomendar a su hijo exponerse a la luz solar todos los días durante un breve período de tiempo, pues si se excede, la psoriasis podría empeorar.


En los casos más graves de psoriasis, se suelen recetar medicamentos orales, tales como los comprimidos, las inyecciones o incluso algunos medicamentos administrados por vía intravenosa. Los efectos secundarios son graves, por lo que si se recetan tiene que ser durante períodos breves de tiempo.


Y, sobre todo, recuerda que una alimentación sana, rica en frutas y verduras, una higiene adecuada de la piel y algún que otro paseo al día al sol son algunos de los factores que pueden retrasar la aparición de un nuevo brote.


¿Hay impacto emocional?


La respuesta está completamente clara. Por supuesto que existe impacto emocional. La psoriasis es una enfermedad que puede afectar a la autoestima de quienes la padecen. Algunos de los estudios han señalado que más del 75% de los niños desarrolla algún complejo relacionado con su enfermedad, pues este viene motivado, en la mayoría de las ocasiones, por las burlas de los compañeros.


Lo que más recomiendan los expertos es que los padres apoyen a su hijo sin sobreprotegerlo en exceso, proporcionándole toda la información necesaria sobre su enfermedad para plantarle cara con la mejor actitud posible. Como padres deben intentar ayudar a su hijo a aceptarse tal y como es.


Si con frecuencia es algo traumatizante padecer psoriasis en la edad adulta, para los niños se hace mucho menos llevadero, pues, como decíamos anteriormente, se encuentran en una constante lucha en el colegio porque simplemente para los demás niños, “no es igual que los demás”.


Por estos motivos, el apoyo incondicional de los padres e incluso una práctica sencilla para un mejor entendimiento de la enfermedad son las mejores soluciones para que el niño pueda estar más tranquilo en cualquiera de las situaciones que se tercien. 


Te puede interesar:
La escuela y las familias deben trabajar conjuntamente para detectar niños con altas capacidades y establecer el entorno preciso para que puedan alcanzar su máximo potencial.


Fuentes:

Psoriasis, https://kidshealth.org/es/parents/psoriasis-esp.html

Psoriasis infantil, https://medicina.uc.cl/publicacion/psoriasis-infantil/

Fecha de actualización: 18-11-2019

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>