• Buscar

Síntomas y tratamiento de la amebiasis

Síntomas y tratamiento de la amebiasis

La amebiasis es una infección intestinal causada por el parásito Entamoeba histolytica. Aunque es una enfermedad presente en todo el mundo, es más frecuente en países tropicales con problemas de higiene y salubridad, como África, algunas zonas de Sudamérica o la India. 

Publicidad

Indice

 

¿Qué es la amebiasis?

La E. histolytica es una ameba que puede vivir en el intestino grueso sin causarle ningún daño, pero si invade la pared del colon, puede causar colitis y diarrea crónica. Si se disemina la infección a través del torrente sanguíneo, puede llegar al hígado, los pulmones o el cerebro, aumentando la gravedad.

Articulo relacionado: Síntomas y contagio de la lepra

El contagio de este parásito normalmente se produce al ingerir agua o alimentos contaminados con heces, a través del fertilizado o de persona a persona (a través del contacto con la saliva o la zona rectal).

La infección comienza cuando se ingieren los quistes, que eclosionan, liberando así trofozoítos que se multiplican y pueden producir úlceras en el revestimiento mucoso intestinal. En algunos casos, se extienden al hígado u otras partes del organismo. Algunos trofozoítos forman quistes, que son excretados en las heces junto con trofozoítos. Fuera del cuerpo, los trofozoítos, que son frágiles, mueren. Sin embargo, los quistes resistentes pueden sobrevivir.

Los quistes pueden transmitirse directamente de persona a persona o de forma indirecta a través de los alimentos o el agua. La amebiasis puede transmitirse por el sexo oral-anal.

Además, existen una serie de factores de riesgo que aumentan las probabilidades de sufrir esta enfermedad, como el alcoholismo, el cáncer, la desnutrición, el embarazo, viajar a zonas donde este problema es mayor o el uso de corticoesteroides para inhibir el sistema inmunitario.


Síntomas de la amebiasis

Muchas personas pasan esta enfermedad sin síntomas. Si aparecen, lo hacen después del periodo de incubación, que dura entre 7 a 28 días.

Los síntomas leves son cólicos abdominales parecidos a punzadas en el estómago, diarrea con heces con moco y sangre (hasta 10 deposiciones al día), cansancio, flatulencia, tenesmo (dolor rectal al defecar), pérdida de peso involuntaria. Entre los síntomas graves encontramos sensibilidad abdominal, heces más frecuentes (20 al día) y con más sangre, fiebre y vómitos.

En casos poco frecuentes, las amebas se propagan hacia otros órganos (incluidos los pulmones o el encéfalo). La piel también puede infectarse, especialmente alrededor de los glúteos (infección que se ha diseminado por las heces contaminadas), genitales o heridas causadas por una cirugía abdominal o una lesión.

Para confirmar el diagnóstico es necesario hacer una evaluación de los síntomas y el historial del paciente, así como saber si ha viajado al extranjero. Al explorar el abdomen se puede notar hepatomegalia (hígado agrandado) o sensibilidad, abdominal. También se pueden realizar ciertas pruebas como un análisis de sangre para amebiasis, un examen coprológico  o un análisis de heces de varios días.

Estas pruebas son más útiles que el examen al microscopio de muestras de heces, que es a menudo poco concluyente ya que es difícil encontrar las amebas, e incluso cuando se ven, Entamoeba histolytica no puede distinguirse de otras amebas relacionadas.


¿Cómo se trata esta afección?

El tratamiento depende de la gravedad de la infección y de los síntomas. Lo primero es evitar la deshidratación que se produce al evacuar tan a menudo. Será necesario dar al enfermo líquidos y, si no tolera nada, ingresarlo y dárselos por vía intravenosa.

Normalmente se recetan antibióticos para acabar con la infección, que también se pueden dar por vía intravenosa si se vomita a menudo. Se utiliza un amebicida (un fármaco que destruye las amebas), ya sea metronidazol o tinidazol, si se sospecha de amebiasis y la persona tiene síntomas. Metronidazol se debe tomar durante 7 a 10 días. El tininidazol se debe tomar durante 3 a 5 días. Pero ni ninguno de los dos elimina la totalidad de los quistes alojados en el intestino grueso; por lo que hace falta un segundo fármaco (como paromomicina, diyodohidroxiquina o furoato de diloxanida) para eliminar estos quistes y así evitar la recaída.

Al acabar el tratamiento hay que hacer análisis de heces de nuevo para confirmar que la infección se ha curado totalmente. 
 

¿Cómo prevenir el contagio de la amebiasis?

Para prevenir la amebiasis es crucial prevenir la contaminación con heces humanas del agua y de los alimentos.

Al viajar a áreas donde la infección es frecuente, se debe evitar el consumo de alimentos crudos, incluyendo ensaladas y verduras, así como el consumo de agua y hielo potencialmente contaminados. Hervir el agua mata los quistes. Es importante lavarse las manos con agua y jabón a menudo. La filtración del agua a través de un filtro de 0,1 o 0,4 micras puede eliminar Entamoeba histolytica y otros parásitos. Disolver yodo o cloro en el agua también puede ser eficaz, aunque no siempre.


Fuente:

Bogitsh BJ, Carter CE, Oeltmann TN. Visceral protista I: rhizopods (amoebae) and ciliophorans. In: Bogitsh BJ, Carter CE, Oeltmann TN, eds. Human Parasitology. 5th ed. London, UK: Elsevier Academic Press; 2019:chap 4.

Fecha de actualización: 28-04-2022

Redacción: Irene García

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×