Síntomas en niños con TDAH

Síntomas en niños con TDAH
comparte

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad afecta a más del 6% de los niños, pero la mayoría de los casos se detectan demasiado tarde. Es una de las principales causas de fracaso escolar y de dificultades en las relaciones sociales. Causa un gran impacto en el desarrollo y la vida del niño, de su familia, y de todo su entorno en general. Por eso el Proyecto PANDAH (Plan de Acción en TDAH), impulsado por Shire, ha elaborado el “Informe TDAH en España”.

El TDAH es uno de los trastornos del neurodesarrollo más frecuentes en la infancia y la adolescencia y una de las principales causas de fracaso escolar y de incapacidad para mantener y desarrollar relaciones sociales. En España, se estima que lo padece un 6,8% de niños y adolescentes, con una mayor prevalencia en varones que en mujeres, en una proporción que oscila entre 2:1 y 4:1. En la infancia, por cada tres niños con TDAH hay una niña afectada. En cambio, en adultos, esta diferencia se acorta y la relación es de dos varones por cada mujer afectada.

 

Las niñas con este trastorno suelen pasar desapercibidas con más facilidad, porque predomina la inatención y tienen menor hiperactividad y negativismo . Comparadas con los niños, tienen menos comorbilidad con trastorno negativista desafiante, trastorno de conducta, del aprendizaje y depresión, pero, en cambio, presentan más trastornos de ansiedad.

 

El TDAH es un trastorno con gran impacto en el desarrollo y la vida del niño, de su familia y su entorno en general (no sólo en los aspectos académicos). Esta realidad se traduce en un incremento de las consultas médicas y en la necesidad de intervenciones de los equipos de orientación educativa de los centros escolares.

No te puedes perder ...

Miedos en niños de 9 años

Miedos en niños de 9 años

Por regla general, los niños de una misma edad experimentan miedo ante los mismos objetos o situaciones ya que los miedos son evolutivos, lo que significan que forman parte del proceso de desarrollo y crecimiento de un niño así que aparecen a la misma edad, van cambiando según la etapa evolutiva y desaparecen solos al crecer el pequeño.

 

Aunque a menudo se considera un problema infantil, en muchos casos, el TDAH persiste durante la etapa adulta. Se sabe que hasta un 60-70% de los niños que presentaban TDAH en la infancia continúa presentando síntomas en la esfera conductual y cognitiva en la edad adulta. Las estimaciones actuales de la prevalencia de TDAH en adultos, la sitúan en torno a un 4%. En adultos, el trastorno provoca dificultades en sus relaciones sociales, laborales y familiares.

 

Sin embargo, a pesar de estos datos de prevalencia, el 96% de las personas en España no saben responder qué es el TDAH, de manera espontánea. Para Fulgencio Madrid, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad (FEAADAH), “lo más importante es que se reconozca al TDAH como un trastorno real y de origen neurobiológico, una patología crónica que requiere un diagnóstico médico y un tratamiento adecuado -como la diabetes y el asma-, y que haya una mayor conciencia social”.

 

Cómo se manifiesta y evoluciona el TDAH

 

El TDAH se caracteriza por niveles elevados de inatención, hiperactividad e impulsividad. Las personas con este trastorno suelen tener dificultades para concentrarse en tareas que requieren esfuerzo, se distraen fácilmente, tienen problemas para permanecer quietos y con frecuencia actúan sin pensar.

 

Según la opinión recogida en el focus group con el colectivo de psicólogos, dentro del marco del Proyecto PANDAH, la impulsividad es el principal signo de alarma y el síntoma más molesto en el entorno del paciente con TDAH. Además de la peligrosidad que conlleva, provoca sufrimiento en el paciente debido al arrepentimiento y le produce ansiedad y falta de autoestima, sobre todo en la adolescencia. La inatención es el conjunto de síntomas que más se mantiene con el paso de los años y lleva asociado un mayor impacto en la actividad laboral de los adultos con TDAH.

 

El TDAH es un trastorno cuya evolución es dinámica, en el sentido de que va a depender del tratamiento que se reciba y del tipo de interrelación que se establezca con el medio social . "Un abordaje multidisciplinar que contemple el tratamiento con medicación, psicoeducación y entrenamiento a los padres, y apoyo puede ayudar a estos pacientes a superar sus dificultades y alcanzar su potencial de desarrollo. Este es el reto  para los múltiples profesionales que trabajamos ayudando a los niños y adolescentes que padecen TDAH y a sus familias", comenta el Dr. César Soutullo.

 

El Proyecto PANDAH

 

El Proyecto PANDAH es el resultado del trabajo desarrollado en los tres últimos años por los máximos expertos en TDAH en el campo científico, asistencial, educativo y socioeconómico, así como por asociaciones de pacientes, para estudiar la situación actual del trastorno, plantear propuestas para mejorar la situación y prever posibles escenarios futuros, así como eliminar las barreras o disminuir el rechazo y la estigmatización.

 

Entre las principales necesidades detectadas por los expertos destaca la detección temprana, el establecimiento de un protocolo de actuación y un mapa de recursos consensuado, además de dar mayor respaldo al pediatra, que debería ser la principal figura de detección cuando, paradójicamente, su capacidad para descubrir el trastorno es hoy en día muy limitada.

 

Para los profesionales que han participado en la elaboración del Informe, la detección del TDAH es el punto clave en el que se ha de incidir con mayor énfasis en los próximos años, puesto que detectar a tiempo implica aumentar las posibilidades de éxito del tratamiento y reducir la aparición de otros trastornos.

 

En nuestro país, a pesar de los avances en los últimos diez años, la detección del TDAH todavía es tardía en un porcentaje demasiado elevado de los casos, con las perjudiciales  implicaciones que esto supone para la vida del niño en el presente y el futuro. De media, el período que pasa desde que se detecta el problema hasta que se diagnostica clínicamente un TDAH es de 16 meses.

 

En cuanto a la detección en el adulto, los expertos consideran que la situación es todavía peor, debido a que no es fácil detectarlos, porque el trastorno va modificando sus características con el paso de los años, las personas afectadas encuentran los mecanismos para compensar sus déficits y existe una comorbilidad severa (aparición de otros trastornos) asociada al TDAH que camufla su presencia.

 

La principal dificultad que acusan todos los profesionales es la detección tardía, o, en el peor de los casos, la no detección. En la detección del TDAH existen tres agentes principales: la escuela, la familia y el pediatra.

 

- La alerta proviene habitualmente de la escuela y es la primera en dar la voz de alarma, principalmente tras la constatación de conductas disruptivas en el aula en el caso de primaria, o ante déficit de atención en secundaria.

 

- En cuanto a la familia, en el caso de los niños pequeños, al principio los padres no atribuyen el comportamiento de su hijo a un trastorno médico, y las primeras consultas se tienden a realizar en el ámbito de la psicología y la pedagogía. Con el paso del tiempo aparece la sospecha de que hay algo que no va bien, aunque no siempre saben definir qué está pasando. Muchas veces los padres se culpan a sí mismos, y este error provoca que no pidan ayuda médica cuanto antes. A veces los progenitores necesitan asimilar el problema y solicitan un tiempo prudencial para ver cómo evoluciona su hijo (“a ver si se le pasa solo”), lo que también retrasa la detección.

 

- El caso del pediatra en el tema de la detección es un tanto paradójico, según han manifestado ellos mismos en el Proyecto PANDAH. Por una parte, deberían ser la principal figura en la detección de este trastorno, puesto que todos los niños acuden regularmente a su consulta para las revisiones periódicas de salud, y llegan a tener un vínculo muy estrecho con el niño que dura hasta la pubertad. Pero la realidad es que la detección desde la consulta de pediatría es minoritaria.

 

Necesidades detectadas

 

Para evitar que el TDAH pueda pasar desapercibido, detectarse de forma tardía o no llegar a diagnosticarse, los expertos implicados en el Informe demandan actuar en las siguientes direcciones:

 

- Ofrecer más información y formación a escuelas, padres y médicos de atención primaria (deben estar formados para detectar casos de TDAH y para manejarlos de la manera más adecuada).

 

- Definir un consenso multidisciplinar basado en evidencia científica para la puesta en práctica.

 

- Incluir el cribado de TDAH en las Revisiones Periódicas de Salud.

 

- Implementar programas de detección temprana.

 

- Dar mayor respaldo al médico de Atención Primaria, especialmente en el caso de los médicos de adultos, ya que el poco tiempo disponible en consulta para atender a cada paciente y la ausencia de concienciación hacia el TDAH son dos obstáculos importantes que se dan en este colectivo.

 

Fuente: Informe Pandah: “La Situación del TDAH en España“


Puedes estar interesado en:
Calcular la altura de los niños cuando sean adultos puede hacerse de manera aproximada teniendo en cuenta la altura de los padres o de manera más precisa a través de una serie de pruebas médicas.


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>