×
  • Buscar
Publicidad

¿Por qué los adolescentes duermen mucho?

¿Por qué los adolescentes duermen mucho?

Cuando uno habla de sueño tiene la costumbre de pensar en el descanso de bebés y niños, pero ¿qué pasa con los adolescentes? ¿Nos olvidamos de que ellos también han de dormir adecuadamente? ¿Nos olvidamos de que deben descansar lo suficiente? Probablemente sea el sueño en la adolescencia el que más deba preocupar a los padres.

Publicidad

Índice

 

¿Duermen mucho? ¿Duermen poco?

En algunas ocasiones, puede que los adolescentes no quieran irse a la cama antes de las doce. “¿Por qué? Si no tengo sueño” oiremos decir a muchos de ellos y no tiene por qué suponer un grave problema si madrugar al día siguiente no les va a suponer un enorme esfuerzo y no significa que sean vagos o desobedientes, sino que simplemente el cuerpo se lo está pidiendo así. Podría suceder lo mismo con los adolescentes que duermen mucho. Quizás son adolescentes que se van a la cama pronto para descansar muchas horas porque ya el simple hecho de ponerse la alarma y madrugar les va a costar un gran esfuerzo. ¿Duermen mucho? Quizás lo necesiten…

Los ciclos de sueño de los adolescentes efectivamente podrán parecer en muchas ocasiones como de otro nivel, de una realidad paralela, pero lo primero que hay que entender es que todos nosotros -ellos también- tienen un reloj interno que influye en la temperatura corporal, en los ciclos de sueño, en el apetito y en los cambios hormonales. La gran mayoría de los adolescentes va a necesitar entre ocho y diez horas de sueño nocturno y puede que en algunas ocasiones algo más, al menos para mantener un estado de alerta óptimo en el día.

No todos ellos, además, duermen lo que les gustaría pues las clases, los horarios, los exámenes y los ritmos de vida que llevamos en general, padres e hijos, no permiten que duerman tanto como a ellos les gustaría… Privar del sueño al adolescente puede parecer al principio algo sin importancia, pero cometemos un grave error al pensar así porque el cansancio en los adolescentes puede acarrear problemas graves y también provocarles dificultad para concentrarse y contribuir a cambios del estado de ánimo y a problemas de conducta.

Eso no significa que tengan que recuperar esas horas de sueño durante el fin de semana. Dormir un par de horas más está bien y sí podría ser bueno, pero lo de levantarse todos los domingos a la hora del mediodía complica bastante el irse a dormir esa misma noche a la hora de siempre para comenzar de nuevo la semana ¿no? Y como pasa con todo, ni dormir poco es bueno ni dormir mucho lo es. La adolescencia es una fase de la vida donde el sueño juega un papel fundamental, lo sabemos, pero son los buenos hábitos de sueño los que van a asegurar un correcto desarrollo físico y mental.

¿Qué pasa con el sueño en los adolescentes?

Pues bien, lo primero que se ha de tener en cuenta es que la duración del sueño nocturno va a variar en función de la edad, del estado de salud del adolescente, del estado emocional y también de otros factores. Por eso, la duración ideal de este será la que nos permita hacer las actividades del día a día de forma completamente normal. Además, el comportamiento del sueño va a variar a lo largo de la vida según los ciclos biológicos y factores del entorno. Son muchos los adolescentes que duermen más que en edades previas (necesitan dormir entre nueve y diez horas del día), tienden a irse a dormir y a despertarse más tarde, y los despertares durante la noche disminuyen de forma considerable.

¿Cómo se pueden mantener unos buenos hábitos de sueño durante la adolescencia? 

Para poder mantener unos hábitos adecuados son importantes seguir algunas recomendaciones:

- conocer los cambios propios del sueño de los adolescentes, que ayudará a adaptar los hábitos del sueño a las necesidades de estos.

No te puedes perder ...

¿Por qué los bebés dejan de comer?

¿Por qué los bebés dejan de comer?

Existen muchos motivos que pueden causar que un bebé deje de comer, como encontrarse lleno, sufrir alguna enfermedad, tener una intolerancia alimentaria, tener algún problema emocional o de otro tipo, etc. Si tu bebé, de repente, ha dejado de comer y no hay manera de lograr que coma nada, lo primero que debes averiguar es la causa de ese rechazo a la comida.

Y tambien:

- dialogar con ellos sobre la importancia del sueño.

- crear un ambiente familiar favorable al sueño al final de la tarde o primeras horas de la noche.

- tener horarios regulares de sueño.

- tener horarios de comidas regulares.

- evitar compensar la gran falta de sueño durante el fin de semana.

- hacer ejercicio físico de forma regular.

- evitar las actividades de alerta como mínimo una hora antes de dormir.

- y evitar dormirse con la tele puesta, porque esto disminuye la profundidad de sueño, aunque lo más recomendable sería no tener televisión en el dormitorio del adolescente.

¿Por qué duermen tanto los adolescentes?

Es bastante típico ¿no? El adolescente que duerme hasta el mediodía y después una larga siesta, y el padre o la madre que se preocupa. Algo completamente comprensible y frecuente, pero lo cierto es que en realidad hay una base científica que explica por qué los adolescentes duermen tanto.

En la adolescencia, el cuerpo humano lo que va a hacer es reajustarse temporalmente. Es por eso por lo que el sueño en muchas más ocasiones de lo que al adolescente le gustaría, claro, tarda más en aparecer, alrededor incluso de dos horas más tarde que el sueño, por ejemplo, de un niño o un adulto. Esta alteración, además, se va a mantener al menos hasta los 20 años, o es al menos eso lo que nos indican desde la Academia Americana de Pediatría (AAP).

Por tanto, es perfectamente normal que el menor se duerma a las dos de la madrugada y no se levante a primera hora cuando oye el despertador o que duerma tantísimo en el fin de semana pues está recuperando esas horas de sueño. Algo que, como ya veíamos, tampoco es demasiado bueno hacerlo… Lo ideal es que los adolescentes duerman al menos nueve horas diarias evitando siestas demasiado largas, reduciendo el uso de aparatos electrónicos, vigilando la cafeína que se toma y teniendo, por supuesto, una habitación que invite a descansar al adolescente adecuadamente.

¿Cuáles son los riesgos de dormir tanto?

Obesidad. No cabe duda de que la clave para estar en forma es realizar ejercicio físico, pero hay más porque las estadísticas demuestran que los riesgos de tener problemas de sobrepeso aumentan en un 21% para todas esas personas que duermen demasiado por las noches.

Diabetes. Fue gracias a un estudio lo que demostró que todas esas personas que duermen más de ocho horas al día tienen el doble de posibilidades de contraer diabetes tipo 2.

- Dolores de espalda. Cuanto más duermen los adolescentes también más se están exponiendo a posiciones corporales que van a hacer tensionar sus músculos y a tener intensos dolores de espalda.

- Dolores de cabeza. La falta de sueño puede llevarnos a problemas a nivel de conexión neuronal y, por eso, dormir demasiado va a empeorar de forma severa esta condición.

Alzheimer prematuro. Cuando una persona duerme demasiado su cerebro es mucho más propenso a envejecer de manera prematura. Esto puede causar enfermedades degenerativas como el Alzheimer.


Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.