El estado de nuestros dientes es un indicador de celiaquía

El estado de nuestros dientes es un indicador de celiaquía
comparte

Más de 450.000 personas en España sufren celiaquía, una intolerancia alimentaria que no siempre es fácil de detectar ya que sus síntomas pueden confundirse con los de otros problemas digestivos. Por eso, es importante saber que ciertos problemas dentales también sirven para alertarnos de que una persona puede ser celiaca.

La celiaquía es una patología inmune provocada por el gluten en personas genéticamente susceptibles a él. Es decir, ciertas personas no toleran bien el gluten, lo que provoca una reacción inflamatoria en el intestino delgado, impidiendo absorber los nutrientes.


Generalmente esta enfermedad se detecta desde pequeños, en cuanto se introduce el gluten en la dieta del bebé. No obstante, hay veces que no se descubre hasta más tarde o personas que la desarrollan de adultos.


Asimismo, hay veces que cuesta diagnosticar la celiaquía ya que muchos de sus síntomas pueden confundirse con los de otros problemas digestivos o alergias: diarrea, vómitos, dolores abdominales, pérdida de peso, fatiga, etc. También existen casos de personas asintomáticas que padecen esta enfermedad, lo que dificulta mucho su diagnóstico. Y, aunque cada vez son más las personas a las que se les diagnostica la celiaquía, sigue siendo una enfermedad subdiagnosticada (alrededor del 75% de los que la padecen).

No te puedes perder ...


No existe ningún tratamiento para la enfermedad celiaca, tan solo seguir una dieta libre por completo de gluten, lo que implica tener cuidado con casi todos los alimentos ya que muchos contienen trazas de gluten. Incluso hay fármacos que contienen gluten en su composición. Por eso, las personas celiacas tienen que seguir una dieta rica en alimentos naturales y evitar los elaborados de forma industrial.


No obstante, el mayor diagnóstico de los últimos años y la concienciación de toda la sociedad ha hecho que cada vez sea más fácil encontrar todo tipo de alimentos sin gluten en los supermercados, facilitando la vida de estas personas.


Vigila tus dientes, pueden estar diciéndote algo

 

Ante el problema del diagnóstico en muchos casos, el doctor Iván Malagón, odontólogo, nos explica que nuestra boca también se ve afectada y puede darnos las claves para detectar si padecemos celiaquía o no. De hecho, muchas veces el dentista puede percatarse antes que nosotros mismos de que somos celíacos debido a la sintomatología y derivarnos al médico especialista para que nos cercioremos haciéndonos las pruebas.


Así, en la niñez se pueden empezar a vislumbrar indicios de que se es celíaco porque los defectos en el esmalte son uno de los primeros síntomas que aparecen en niños. “Es muy sencillo, si el niño suele tener muchas caries, pese a llevar una higiene normal, si se nota cierta decoloración en el esmalte (como manchas blancas amarillas o marrones) y si se fractura habitualmente los dientes o están astillados, probablemente se debe a que su esmalte dental es deficiente. Los pequeños intolerantes al gluten no absorben bien todos los nutrientes necesarios, y eso se refleja en nuestra boca. Niveles más altos de placa, dientes descoloridos debido a una mala mineralización y por tanto una capa de esmalte mucho más débil frente a las agresiones externas. También suelen sufrir más sensibilidad dental debido a todo lo anterior y tienen una mayor predisposición a padecer enfermedades gingivales”, afirma Malagón.


Además, si la enfermedad se desarrolla en la etapa adulta, con todos los dientes y muelas ya formadas, también podemos detectarlo: “La decoloración de los dientes no es tan característica por esa falta de nutrientes al formarse las piezas dentales, pero sí que se apreciará una mayor predisposición a las caries y problemas de encías. Las llagas y la lengua inflamada también son otros de los síntomas que se pueden experimentar tanto siendo niño, como en la etapa adulta”.


Por ello, si tú o alguien de tu familia tiene este tipo de problemas dentales y sospechas que puede tener celiaquía, lo primero es hacerse las pruebas para comprobar de verdad que se es alérgico al gluten o intolerante. Una vez diagnosticada la fuente de estos problemas, la solución es seguir una dieta libre de gluten y, por supuesto, solucionar los problemas orales que se hayan causado (caries, dientes astillados, etc.).


Foto: Creado por Bearfotos - Freepik.com


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado un cuestionario con síntomas de altas capacidades en niños con el fin de facilitar al máximo su identificación. Una vez se sabe que un niño tiene esta característica, la escuela y la familia deben trabajar en conjunto para que puedan alcanzar su potencial.


Fecha de actualización: 21-11-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>