¿En qué se diferencia el sueño de un niño y de un adulto?

¿En qué se diferencia el sueño de un niño y de un adulto?
comparte

Cuando tenemos un niño, el sueño es una de las áreas que más se suelen resentir. Y es que los ciclos de un niño y un adulto se desarrollan de manera distinta ¿Cómo se explica esta diferencia de sueño?

Es de sobra sabido que los niños y los adultos duermen de maneras distintas. Por un lado, las necesidades de sueño de un niño cuyo organismo está en pleno desarrollo son mayores que las de un adulto. Por otro, su propio organismo cumple unos ciclos de sueño distintos. Vamos a ver estas diferencias.

 

Como os explicábamos en este artículo, de media, a partir de los 3 años se recomienda un mínimo horas de sueño de 10, algo que suele verse reducido (a veces demasiado) a partir de la adolescencia y adultez, cuando a menudo no se respeta la recomendación de 8 horas de sueño.

 

Pero hay más diferencias además de la cantidad de horas. También somos diferentes en cómo dormimos.  

 

La fase REM es la quinta fase del sueño, en la que se producen los sueños y una de las fases en las que el cuerpo está más relajado. En los bebés, ocupa el 50% del total del sueño mientras que en los adultos ronda el 20%. La razón de esta diferencia reside en que, biológicamente, esta fase tiene una función de maduración y está vinculado al desarrollo cerebral, por lo que resulta decisiva para los bebés y niños. Es común que los bebés se sobresalten en esta fase, en este artículo os explicamos por qué sucede. 

No te puedes perder ...

¿Qué hacer cuando un niño se traga una moneda?

¿Qué hacer cuando un niño se traga una moneda?

Las monedas son los objetos más frecuentemente ingeridos por los niños de 1 a 3 años. Guiados por su curiosidad o por el reflejo de llevarse todo a la boca, es común que los menores de 5 años se traguen monedas u otros cuerpos extraños por accidente. ¿Qué hacer?

 

Tampoco la proporción de ondas lentas en el sueño profundo es igual. El sueño profundo compone la tercera y cuarta fase del ciclo de sueño. En él se da la mayor reparación orgánica. No se producen sueños y las ondas cerebrales se hacen más lentas y suaves. Respecto a estas ondas, se ha observado que los niños producen muchas más de estas reparadoras ondas que los adultos.

 

Además, el ciclo completo de sueño -que se va repitiendo mientras dormimos- de los bebés es de unos 47 minutos, subiendo a los 50 entre los 3 y los 8 meses. En los adultos, por otro lado, el ciclo llega a los 90 minutos.

 

Estos dos puntos (la proporción de sueño ligero y profundo y la duración de un ciclo completo) explican por qué los bebés y niños se despiertan mucho más que los adultos por la noche.


Te puede interesar:
Muchas familias se preguntan "¿cómo detectar un niño con altas capacidades?". Para ello, TodoPapás ha desarrollado una herramienta para evaluar los síntomas con el fin de facilitar al máximo la identificación de este tipo de niños de manera que puedan realizarse los ajustes precisos en su entorno para que puedan alcanzar su potencial.


Fecha de actualización: 21-06-2016

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>