×
  • Buscar
Publicidad

¿Cómo saber si mi hijo tiene asma?

¿Cómo saber si mi hijo tiene asma?

El asma es una condición que puede afectar a tu hijo durante toda su vida, es por ello que te recomendamos enterarte de cómo identificar si tu hijo tiene asma y cómo ayudarlo a controlarla.

Publicidad

Existen ciertas condiciones que toda madre tiene miedo de que su hijo padezca, pues a veces estas pueden durar toda la vida, por ello debemos darnos a la tarea de informarnos lo suficiente para poder ayudar a nuestros hijos a sobrellevar cualquier situación que pueda afectarlos hasta que sean independientes.

 

 

¿Qué es el asma?

 

El asma es esa enfermedad de la que todos hemos visto o escuchado alguna vez pues es bastante habitual, pero lo más común que se sabe sobre ella es la dificultad para respirar y que hay un aparato que te ayuda a controlar estos ataques de asma.

 

Claro que haber escuchado un poco de esto nos puede dar una idea, pero nunca es suficiente y para estar bien informada es necesario acudir al médico y consultar webs con información fiable, como algún blog de papás donde puedas aclarar cualquier duda al respecto.

 

El asma es esa enfermedad en la que ocurre una inflamación y estrechamiento de las vías respiratorias, por lo que puede haber dificultad para respirar y escuchar una sibilancia, además de sentir presión en el pecho y provocar tos.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Realmente lo que provoca el asma es esa inflamación que mencionamos, pues en un ataque asmático los músculos de las vías respiratorias se tensan y el cubrimiento de los conductos se estrecha, por lo que se dificulta el acceso de aire.

 

 

Alergias y asma

 

Las alergias pueden ser un punto muy importante para el asma, puesto que a veces suelen presentarse juntas. Cuando un niño tiene las vías respiratorias sensibles puede sufrir de un desencadenamiento de asma por el simple hecho de inhalar alérgenos como los siguientes:

 

- Pelo de tu mascota.

 

- Polvo de algún lugar donde se ubique tu hijo.

 

- Ciertos medicamentos.

 

- Humo de tabaco.

 

- Un resfriado.

 

 

¿Cómo identifico si mi hijo tiene asma?

 

Estos son los síntomas principales que puede presentar tu hijo si tiene asma.

 

- Dificultad para respirar.

 

- Cansancio continuado.

 

- Irritabilidad.

 

- Tos, con mayor presencia durante la noche y haciendo ejercicio.

 

- Sibilancias al respirar, incluso se nota más al exhalar.

 

- Su respiración es más corta y rápida.

 

- Cuando presente problemas para respirar se puede ver cómo la piel del pecho y del cuello se hunden.

 

Estos síntomas suelen presentarse de distinta forma en cada niño, pero en las noches es cuando pueden notarse más, por lo que deberás poner atención en todo momento de su día pero más antes de dormir o mientras lo hace.

 

 

¿Cómo se trata el asma?

 

El médico de tu hijo os dará un plan para controlar su condición, el cual puede incluir:

 

- Evitar contacto con alérgenos.

 

- Vigilar los síntomas que presente.

 

- Medir sus respiraciones.

 

- Consumo de los medicamentos indicados.

 

Es necesario que te apoyes en las autoridades de la escuela del niño para que busques la hora en la que pueda tomar sus medicamentos y exista una supervisión correcta dentro de la escuela cuando tú no estés presente para cumplir con el plan del médico.

 

 


Te puede interesar:

Detectar a un niño con altas capacidades de manera precoz permitirá a su entorno hacer los ajustes precisos para que pueda alcanzar todo su potencial y minimizar cualquier problema que pudiera surgir.

Fecha de actualización: 15-02-2018

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad