¿Cómo medir la temperatura del niño?

¿Cómo medir la temperatura del niño?
comparte

El mejor método para averiguar si un bebé tiene fiebre o no es mediante un termómetro; tocar la piel directamente puede indicarnos si está frío o caliente, pero no permite la medición.

No te puedes perder ...

Fiebre en bebés, ¿Como tratarla?

Fiebre en bebés, ¿Como tratarla?

En contra de lo que se podría creer la fiebre no es algo negativo, no es una enfermedad en sí misma sino un síntoma que acompaña a muchas enfermedades. Es pues un sistema de defensa por el cual el cuerpo trata de alcanzar una temperatura mayor a los valores normales, y combatir así mejor los virus y bacterias. Su aparición nos avisa, por lo tanto, de que algo anómalo está sucediendo en el organismo. ¿Quieres saber cómo bajarle la fiebre a tu bebé? Te damos unos cuantos consejos

Básicamente, hay tres tipos de termómetros, timpánico (de oído), digital y de cristal. El primero no es muy recomendable para un recién nacido porque requiere una colocación cuidadosa para conseguir una lectura adecuada. Actualmente, los termómetros digitales son los más cómodos ya que solo con ponerlos unos segundos sobre la frente miden la temperatura exacta del bebé.

Si se usa un termómetro de mercurio, el mejor sitio para colocarlo es en el ano, ya que la temperatura rectal es muy precisa en los recién nacidos. Los termómetros de cristal rectal y oral tienen diferentes formas; no sustituyas uno por otro.

Antes de proceder a medir la temperatura, desinfecta el termómetro con alcohol o una solución antiséptica. Asegúrate de que la temperatura está por debajo de 35,5 ºC y lubrica la bola del termómetro con un lubricante soluble de agua o vaselina. Coloca al bebé boca abajo, separa sus nalgas con los dedos pulgar e índice y, con la otra mano, introduce suavemente el extremo lubricado. Mantenlo durante un minuto más o menos. Lee la temperatura y límpialo bien para su siguiente uso.


Te puede interesar:
El percentil del peso del bebé es una de las variables que mide el pediatra en sus revisiones con el fin de facilitar al máximo el control del desarrollo de un bebé dado en relación a otros bebés de su misma edad.


Fuente:

Ajram, Dr. Jamil, Tarés, Dra. Rosa María (2005), El primer año de tu hijo, Barcelona, Ed. Planeta.

Redacción: Lola García-Amado

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>