×
  • Buscar
Publicidad

Cuándo llevar a un niño a urgencias por fiebre

Cuándo llevar a un niño a urgencias por fiebre

La fiebre, el aumento de la temperatura corporal, es un mecanismo de defensa del organismo que puede evidenciar la existencia de una infección. El sistema inmunitario activa sus defensas para protegerse de la amenaza de gérmenes.

Publicidad

Indice

 

La fiebre por lo tanto no es una enfermedad que haya que curar, sino un síntoma que nos alerta de que algo está ocurriendo. Lo importante, en principio, no es reducirla, sino averiguar qué la está provocando.

 

Causas de la fiebre

Normalmente el origen de la fiebre suele encontrarse en afecciones leves, como gripes, faringitis, etc. Otras veces, en cambio, puede ser signo de algo más grave. Cuando advirtamos un cambio en la temperatura del niño, es fundamental medirla con un termómetro y observar el aspecto en su estado.

 

¿Cuándo acudir al médico?

Los pediatras recomiendan vigilar la temperatura del niño con fiebre, y actuar de la siguiente manera según cada caso:

No te puedes perder ...

¿Cómo se lo digo al niño? II

¿Cómo se lo digo al niño? II

Comunicarse con los hijos es una labor esencial de los padres, pero ¿cuántas veces has evitado una conversación con tu hijo porque no sabías cómo decírselo? ¿O porque creías que le produciría dolor o confusión? A menudo los adultos nos sentimos desorientados e inseguros sobre la forma de darle a un niño una respuesta. ¿El secreto? Ante todo, sinceridad

Y tambien:

- Si la temperatura no supera los 38º, no se recomienda ningún tratamiento, especialmente si el niño se encuentra bien. Lo ideal es hidratarle bien, no abrigarle demasiado en casa y ponerle el termómetro con frecuencia a fin de comprobar si la temperatura se mantiene estable, baja o sube.

- Si percibimos malestar general en el niño, pero la temperatura sigue sin pasar de los 38º, puede administrársele un antipirético, paracetamol, cada 4 o 6 horas. Suele hacer efecto en una media hora. Si tras ese tiempo, la temperatura sigue subiendo, debemos acudir al médico.

- Si la fiebre es superior a 38º, conviene administrar antipiréticos y tratar de rebajar la temperatura bañándole en agua tibia o frotándole con un paño o esponja empapada en agua templada, hasta que la fiebre descienda a menos de 39º. Si no ocurre, es momento de ir al pediatra.

- Si la temperatura llega a los 40º, es imprescindible reducir la temperatura y que sea visto por un médico.

- Si el pequeño está muy decaído, irritable, tiene convulsiones, respira con dificultad, tiene manchas en la piel, o presenta cualquier circunstancia que pueda alarmarnos, debemos ir al médico sin demora.

- Si el niño tiene menos de 3 meses y presenta más de 37º de fiebre también se aconseja ir al médico de urgencia.


Fecha de actualización: 15-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.