×
  • Buscar
Publicidad

Tricotilomanía en niños

Tricotilomanía en niños

La tricotilomanía es el comportamiento recurrente de arrancarse el propio cabello, y/o vello del cuerpo (cejas, cabello), por simple placer, gratificación o liberación de la tensión. Se trata de un hábito nervioso reversible, un tic que sufren algunos niños y que es necesario tratar cuanto antes.

Publicidad

La mayoría de las manías o tics se desarrollan en torno a los 4-5 años. Cuando un niño de menos de dos años se arranca a veces pelos, se considera una alteración pasajera que -como chuparse el dedo- cede con el tiempo. Pero en edad escolar, este hábito desagradable debe ser evaluado y recibir tratamiento si se considera necesario.

Aunque estas conductas no suelen ser graves, muchas de ellas son socialmente inaceptables. Los niños pequeños no lo perciben, sin embargo a la edad de 6 o 7 años comienzan ser conscientes de su apariencia personal y el hecho de arrancarse el pelo puede debilitar la confianza en sí mismo. Y a medida que pasa el tiempo será más difícil abandonar el hábito.

La causa se desconoce, pero se sabe que en los niños suele tener como disparador el estrés psicosocial (mudanzas, cambios bruscos en su entorno, diferentes vivencias traumáticas). Por eso, la primera tarea será averiguar el motivo que ha desencadenado el tic. Para conseguir que abandone este hábito:

No te puedes perder ...

Mioclonías en niños

Mioclonías en niños

Las mioclonías son contracciones breves en forma de sacudidas de un músculo o un grupo de músculos. En niños son bastante habituales y pueden ser fisiológicas, esenciales, epilépticas o secundarias a otras enfermedades neurológicas. El tratamiento dependerá de la causa.

Y tambien:

- No le regañes ni le castigues. Tu hijo no lo hace intencionadamente, por lo que no debes regañarle, y mucho menos en público, avergonzándole por algo de lo que no es directamente responsable. En lugar de eso, cuando estéis solos, explícale lo que está haciendo y sus consecuencias negativas.

- Acuerda una señal con él para advertirle cuando comience a arrancarse pelo en público, algo disimulado que solo vosotros entendáis.

- Trata de averiguar qué tipo de situaciones estresantes motivan ese tic para prepararle antes de que sucedan y así no tenga que recurrir a su manía para liberar los nervios. Saber qué va a ocurrir y evitar la incertidumbre le ayudará a sentirse menos ansioso.

- Las pelotas antiestrés o la plastilina son una excelente herramienta para liberar tensiones.

- Alaba sus progresos. Cuando notes que está leyendo o haciendo un dibujo para el cole sin recurrir a su manía, dale un abrazo, y déjale ver que te has dado cuenta. Pero no olvides que es un proceso que requiere paciencia, tiempo y refuerzo continuo. Así que mantén la calma, será más sencillo para todos.


Te puede interesar:

La identificación precoz de niños con capacidades altas permite tomar las medidas precisas en el entorno del menor para que éste pueda alcanzar todo su potencial.

Fecha de actualización: 07-04-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad