• Login
  • Registrarme
×


×
×

Ansiedad infantil, ¿cómo ayudar a tu hijo?

Ansiedad infantil, ¿cómo ayudar a tu hijo?
comparte

Es común que los niños menores de 3 años tengan sentimientos de ansiedad. Forman parte del proceso de crecimiento. A esta edad la imaginación y el razonamiento de tu hijo se están desarrollando plenamente, siendo capaz de comprender los “peligros” que le rodean, como empezar el cole, conocer nuevos amigos, separarse de sus padres... Vosotros deberéis ayudarle a hacer frente a sus nuevas emociones

La enuresis ¿Cómo abordarla?

La enuresis ¿Cómo abordarla?

Mojar la cama puede crear un sentimiento de ansiedad, confusión y frustración. Puedes hacer muchas cosas para ayudar a tu hijo y conseguir que gane confianza. La autoestima es fundamental en la desaparición de los escapes.

Los sentimientos de preocupación son una señal de miedo ante el peligro de algo físico o psicológico. La ansiedad provoca una reacción poderosa y automática en la parte más primitiva del cerebro que activa nuestra supervivencia. Al sufrir emociones como ira, miedo, etc. el organismo libera las hormonas del estrés que predisponen al cuerpo para enfrentarnos (lucha) o alejarnos (huida) de ese peligro y estas hormonas bloquean la producción de las hormonas del bienestar.

 

Todos sufrimos ansiedad, la diferencia está en la forma de enfrentarnos a ella. Durante los primeros años de vida el niño depende casi exclusivamente de los adultos para ayudarle a manejar sus sentimientos. Cuando sufre ansiedad, si sus papás están cerca para consolarlo, aprenderá a calmarse. Si por el contrario el pequeño no es consolado, sentirá cada vez más ansiedad y producirá más niveles de hormonas de estrés. Su cerebro se desarrollará para la ansiedad y no para la calma.

 

Alrededor de los 2 o 3 años, la ansiedad que le produce separarse de sus padres irá disminuyendo pero esta edad dará paso a otros miedos y angustias, fruto de su imaginación en desarrollo y de la consciencia de la realidad.

 

Señales de ansiedad

 

Es frecuente que los niños se asusten con lo nuevo, pero sus preocupaciones no suelen prolongarse en el tiempo y desaparecen rápidamente durante la infancia. Si esto no ocurre y la ansiedad perdura durante tres o más semanas, entonces deberías plantearte ayuda profesional.

 

Los niños manifiestan sus miedos de varias maneras: unos lloran, otros se quedan muy quietos, otros no se despegan de su madre, y algunos pueden llegar a presentar tics nerviosos, muy habituales a esta edad, pero que desaparecerán pronto.

 

Los niños ansiosos habitualmente evitan las situaciones que les producen dicha ansiedad, por ejemplo, rechazan el colegio, no van a fiestas, al médico, etc.

 

¿Cómo hacer frente a la ansiedad?

 

Si tu hijo experimenta sentimientos de ansiedad o estrés, prueba estos consejos:

 

- Tu niño aprende de tu ejemplo, de modo que antes de nada lo más importante es controlar tus propios sentimientos. Si te cuesta hacerlo, es probable que “contagies” a tu hijo.

 

No subestimes sus sentimientos. Seguramente la causa de su malestar a ojos de un adulto puede resultar una nimiedad, pero él es solo un niño y en su pequeño mundo sus problemas también tienen importancia. Decirle que no se preocupe, menospreciar sus miedos o ridiculizarle solo hará que sufra por sentirse así, lo que le producirá mayor ansiedad. Es preferible que le animes a compartir contigo sus preocupaciones, escuchándole y ofreciéndole tu apoyo. Necesitará saber que cuenta con tu ayuda.

 

Conserva la calma, sonríe y háblale con suavidad.

 

Emplea técnicas de distracción, como cantar, jugar, escuchar música calmada, para  ayudarlo a reducir sus temores.

 

Mantén a tu hijo sano.Asegúrate de que come equilibradamente y que duerme lo suficiente. El ejercicio y la actividad física regular son muy beneficiosos para mejorar el estado de ánimo, incrementar la autoestima y reducir las reacciones físicas y psicológicas frente al estrés.

 

No le sobrecargues de actividades.Sí, es aconsejable que mantengas a tu hijo ocupado y activo, pero dentro de un límite. La saturación de tareas, obligaciones y actividades extraescolares pueden estresarle.

 

Evita exponer a tu hijo a imágenes violentas o desagradables. Las películas o las noticias de desastres naturales, de actos terroristas, violencia, etc. pueden angustiarle y hacerle pensar que puede ocurrirle lo mismo. Si ya las ha visto, explícaselas y reconfórtale.

 

Presta atención a estas señales  y consulta a un médico si:

 

- Sus preocupaciones y angustia no disminuyen y aumentan con el tiempo o provocan reacciones físicas como respiración rápida, sudores, vómitos, mareos, diarreas, dolores de cabeza…

 

-  La ansiedad afecta a otras áreas de su vida. Si debido al miedo o la ansiedad no es capaz de hacer las mismas cosas que antes o llevar una vida normal.

3 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
  1. Anónimo

    "Mi hija desde hace un mes antes de acabar el cole empezó a vomitar por las mañanas,Luego a dejar de desayunar y ahora no quiere comer.Le pregunto y dice que no quiere ir al médico que tiene miedo al médico.Decirle que vamos a ir a la consulta de su pediatra es empezar a vomitar y se hace hasta sus necesidades encima.A veces cuando está relajada come algo y si la obligó se vomita.Ya no se que hacer....".

    Responder
    • Anónimo

      Respuesta a: ani77318

      "Tienes que estar preocupadisima! Y si podré consulta con un psicólogo y primera vas sin ella para que te oriente como actuar? ".

      Responder
  2. Anónimo

    "hola..tengouna hija de poco menos de 3 años y estamos mi esposa y yo un tanto preocupado porque se distrae y pierde el interes..tememos que sea anciedad..".

    Responder
    ×


    ×
    Volver

    Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.