Síntomas del Trastorno límite de la personalidad o Borderline

Síntomas del Trastorno límite de la personalidad o Borderline
comparte

El Trastorno límite de la personalidad o Borderline, también llamado limítrofe o fronterizo, es definido por el Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos mentales (DSM 5) como “un trastorno de la personalidad que se caracteriza por inestabilidad emocional, pensamiento extremadamente polarizado y dicotómico, impulsividad y relaciones interpersonales caóticas”. Es uno de los trastornos más comunes de la personalidad y afecta a entre el 1,6% y el 5,9% de la población, incluyendo personas tan conocidas como Angelina Jolie, Jim Carrey o Winona Ryder.

El término borderline fue usado por primera vez en 1884 por el psiquiatra C. Hughes, y posteriormente por el psicoanalista Adolph Stern en 1938 para hablar de trastornos psiquiátricos que superaban la neurosis pero que no alcanzaban la psicosis, de ahí hablar de trastorno límite.


El Trastorno Borderline o Límite de Personalidad (TLP) es el trastorno más frecuente de la personalidad y está considerado un trastorno grave por sus posibles consecuencias en la vida de la persona afectada, aunque no todos lo están al mismo nivel. También se habla, sobre todo en Europa, de trastorno por inestabilidad emocional, mucho más descriptivo.


La característica principal de este trastorno es la inestabilidad emocional de ánimo y en las conductas y relaciones sociales. Otras características de las personas borderline son:


- Problemas para manejar las emociones y el pensamiento. No cuentan con las habilidades necesarias para identificar y expresar esas emociones.


- Estado de ánimo inestable.


- Impulsividad y conductas temerarias en todos los ámbitos.

- Logorrea. 

Manifiesto de la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al DAH

Manifiesto de la Federación Española de Asociaciones de Ayuda al DAH

Con motivo de la III Semana Europea de Sensibilización sobre el TDAH (Del 3 al 10 de octubre) la FEAADAH quiere hacer llegar a toda la sociedad española y a las instituciones públicas y privadas concernidas por este Trastorno las CONCLUSIONES DEL III CONGRESO NACIONAL DEL TRASTORNO POR DEFICIT DE ATENCIÓN CON O SIN HIPERACTIVIDAD celebrado en Granada los días 22-24 de abril de 2010 organizado por La Federación Española de Asociaciones de Ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad y la Asociación de Madres y Padres de niños y adolescentes hiperactivos y con trastornos conductuales de Granada- AMPACHICO-.

 


- Relaciones interpersonales inestables, intensas y atormentadas.


- Reacciones desproporcionadas ante un simple problema que puede conducirlos a la depresión, la irritabilidad, la cólera o la ansiedad, sobre todo ante la idea del abandono por parte de otra persona.


- Imagen de sí mismos distorsionada e inestable que los lleva a tener un comportamiento un tanto caótico y bipolar.


- Ideas y conductas frecuentes de suicidio y autolesiones, especialmente relacionadas con sus problemas y miedo ante el abandono.


- Sensación de vacío y de no encontrar su lugar en el mundo.


- Ira intensa difícil de controlar.


- A veces surgen ideas delirantes o episodios disociativos (sentir que su cuerpo no les pertenece o que están desconectados del mundo que los rodea). Las personas borderline, en situaciones de estrés fuerte, pueden desarrollar ideas paranoides, es decir, una falsa creencia de que están siendo perseguidos, maltratados o atormentados por alguien.


- Todo esto hace que sea habitual que las personas borderline sufran problemas de alcohol, drogas, depresión, bulimia, etc.


Causas del trastorno borderline


No existe una única causa para este trastorno. Se habla de una mezcla de causas ambientales (crianza, educación de los padres, familias desestructuradas, pérdidas afectivas en la infancia...) y genéticas (muestra una cierta heredabilidad).


En concreto, se ha descubierto que el trastorno límite de la personalidad tiene mayor prevalencia, cinco veces más, en familiares de primer grado que hayan sufrido este problema. Además, está más diagnosticado en las mujeres (75%) que en los hombres.


También tienen mayor riesgo padecer este trastorno personas que consuman ciertas drogas, padezcan depresión, trastorno bipolar o trastorno antisocial.


En cuanto a las causas ambientales, los estudios afirman que es más probable que surja este problema en niños que tienen problemas con su madre y con el vínculo creado con ella.


¿Cómo se trata?


El tratamiento es complejo y requiere llevar a cabo diversas técnicas a la vez.


Por una parte, hacen falta sesiones de psicoterapia, habiendo demostrado buenos resultados la terapia dinámica, la interpersonal, la cognitivo conductual, etc. El tratamiento que afirman que es más eficaz es la terapia dialéctica cognitivo-conductual de M. M. Linehan. Consiste en un conjunto de técnicas para desarrollar habilidades que ayuden al paciente a regular sus emociones, aceptarse, mejorar sus habilidades sociales, trabajar la tolerancia a la frustración y el control de la ira, etc.


Normalmente estas sesiones deben extenderse a la familia para que el tratamiento sea más eficaz y ayude a todos.


También se suele emplear medicación para controlar a corto plazo síntomas como la impulsividad, el estado de ánimo o la inestabilidad.


Es complicado convivir con un paciente con TLP, pero siguiendo el tratamiento adecuado puede mejorar y hacer que su vida sea más llevadera. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
Cerrar