• Buscar
Publicidad

¿Qué hacer con un niño tímido?

¿Qué hacer con un niño tímido?

Tal vez hayas notado que tu hijo se comporta retraídamente al estar en público. Tal vez te hayas dado cuenta cuando vas al supermercado y al acercarse alguien, o viceversa, tu hijo se oculta o se para detrás de ti, como si evitara interactuar con la persona ajena. Si este es tu caso y te sientes identificada será mejor que continues leyendo, porque hablaremos sobre cómo identificar a un hijo tímido y qué hacer para ayudarlo.

Publicidad

Indice

 

¿Cómo identificar a un niño tímido?

Sé que como mamá a veces suele ser algo complicado entender e incluso llegar a relacionarte con tus hijos de la forma en que te gustaría. A veces lo que piensas de tu hijo es totalmente distinto a como realmente es. En este caso es necesario que sepas identificar si tu pequeño es introvertido.

Un error común que cometen muchas mamás es ejercer presión sobre las acciones que les gustaría que sus hijos realicen. Esto sólo provocará que el niño se sienta incómodo ante dicha situación, por lo que probablemente empeorará el caso y sea más difícil ayudar al niño con su timidez.

Usualmente un niño retraído se puede identificar más rápido si conoces las siguientes actitudes que puede presentar:

1.- Contestar en voz baja. Seguramente has escuchado a tu hijo cuando te responde algo, pero no le entiendes nada porque casi no abre la boca y mira hacia abajo. Esta actitud suele presentarse repetidamente durante el día. Incluso suele pasar cuando no estás junto a él.

2.- Mirada al suelo. Observa cómo camina tu hijo. Un niño tímido tendrá la mirada hacia el suelo para evitar hacer contacto visual y socializar. Se puede notar fácilmente si este se encuentra algo jorobado y con la cabeza caída.

3.- Manos en las bolsas. No es tan fácil notar esta actitud, puesto que cualquier persona puede tener sus manos dentro de las bolsas de los pantalones. Sin embargo, si tu hijo lo hace, junto con las demás actitudes, te servirá como señal para detectar su timidez.

4.- No se te despega. Deberás notar cuando salgas con tu hijo, si este se la pasa siempre junto a ti. Esto lo hace porque eres la persona a quien conoce y lo demás le resulta ajeno.

5.- Miedo escénico. Esta actitud ocurre cuando el niño tiene que participar en público. El caso más común es al exponer en clase. Al pararse frente a todos y ser el centro de atención, este comenzará a ruborizarse.

 

¿Por qué mi hijo es tímido?

Una vez que hayas detectado las actitudes por las cuales ahora sabes que tu hijo es un niño tímido, seguramente te preguntarás porqué es así. Para poder entenderlo será necesario que entendamos la timidez.

La timidez es una peculiaridad del carácter que desarrolla una persona, la cual puede ser aprendida o heredada. Esta suele aparecer notablemente a los dos años de vida del niño, debido a que en esa edad empieza a tener consciencia sobre la forma en que otras personas lo perciben o incluso notarse él mismo.

Un niño retraído puede originarse por las siguientes situaciones:

- Imitan a su papá o mamá, que también son tímidos.

- Experiencias negativas.

- Presión por parte de los padres.

 

¿Qué puedo hacer por mi hijo y su timidez?

Si no se le apoya a un niño tímido, este seguirá desarrollando las actitudes que toma para evitar socializar a lo largo de toda su vida. Por ello te dejamos estos consejos que puedes aplicar para ayudar a tu niño:

1.- No lo presiones. Date cuenta si lo estabas forzando a realizar acciones que él no quería. Si ese es el caso, detén la presión. De ahora en adelante evita decirle qué hacer a cada momento. Puede ser una orden tan sencilla como obligarle a saludar, hasta algo más directo como que se consiga un amigo.

2.- Elogiarlo. Fomenta la autoestima de tu niño en cada actividad que el pequeño realice. Evita criticarlo cuando cometa un error o falle en algo. Deberás mostrarle tu apoyo en cada situación.

3.- Responsabilidades. Asígnale tareas en la casa, que pueden ser desde tender su cama, lavar los platos o hasta sacar la basura. Esto logrará que el niño confíe en sí mismo.

4.- Deja la sobreprotección. Evita responder por tu hijo cuando este se muestre retraído.

5.- Nuevas actividades. Invítalo a realizar actividades que no haya realizado antes. Tal vez en su escuela tengan actividades para después de clases. Esto ayudará al niño a entrar a nuevos círculos sociales.

Ser mamá implica muchas cosas y una de ellas es estar al pendiente de tus hijos y de sus necesidades, aunque tendrás que a veces dejarlo caer y enseñarle a levantarse para que agarre confianza propia.


Fecha de actualización: 17-09-2020

Redacción: Genaro Aguilar

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×