×
  • Buscar
Publicidad

Psicología para niños de padres separados

Psicología para niños de padres separados

La separación de una familia es uno de los peores momentos que puede vivir un niño. ¿Cómo decirle que os divorciáis? ¿Será un trauma para él? ¿Cómo ayudarle en este tránsito?

Publicidad

Indice

 

La comunicación del divorcio a los hijos

Aunque cueste mucho afrontar el momento, cuando una pareja decide divorciarse debe decírselo lo más pronto posible a sus hijos, antes de que puedan oír rumores o comentarios de terceras personas.

- Lo ideal es que los dos padres informen de la situación juntos a sus hijos, para evitar que escuchen dos versiones diferentes. El estar unidos frente a ellos les ayuda a conservar una sensación de confianza en la relación de sus padres. Así se evita que piensen que sus padres se odian y que la culpa del divorcio es de uno de los dos.

- Nunca insultéis al otro cónyuge. Los niños tienen que seguir queriendo a ambos por igual y no tienen porqué escuchar vuestros problemas personales, que para nada afectan al amor que sentís por ellos.

No te puedes perder ...

Juguetes apropiados para niños de 3 años

Juguetes apropiados para niños de 3 años

A través del juego el niño se desarrolla. Es fundamental para su crecimiento pues con él estimula sus sentidos y su capacidad de imaginación, aprende a comunicarse, a adquirir habilidades sociales, a entender el entorno donde vive y a entretenerse. Los juguetes, como instrumento para el juego, sin duda contribuyen a estos fines. Elegir el más adecuado para cada niño supone cierta responsabilidad y requiere conocer qué necesitan los más pequeños a cada edad.

Y tambien:

- Es muy probable que sientan miedo e inquietud ante lo que va a pasar ahora. ¿Dónde vivirán? ¿Con quién? ¿Cuándo verán al progenitor con el que no convivan? ¿Qué pasará en Navidades? Preparad todas las respuestas en común y mostrarle que, aunque algunas cosas cambien, seguirán teniendo siempre a sus padres cuando los necesiten.

- Este tipo de preguntas se repetirán a lo largo de los meses siguientes, así como sus intentos porque volváis a estar todos juntos. Ten paciencia y trata de entender por lo que está pasando.

- Si os preguntan por las causas, evitad decir cosas malas del otro, aunque sean ciertas (por ejemplo, temas como la infidelidad, problemas con el juego…), sobre todo si los niños son muy pequeños. Es mejor que les expliquéis que ya no os lleváis bien, que discutís mucho…

- Dejadles bien claro que no es culpa suya, y que ellos no son la causa de la ruptura.

- Durante las semanas posteriores, estad muy atentos a su comportamiento, tanto en casa como en el colegio. Algunos niños se refugian en sí mismos y no muestran sus sentimientos, otros se vuelven rebeldes…

 

El adiós tras las visitas

Otro gran problema que viene tras el divorcio es decir adiós a uno de los progenitores tras el periodo que han pasado con él. Ya sea un fin de semana, unas vacaciones o unos días, tanto para el padre/madre como para el niño será muy duro despedirse hasta la siguiente visita.

Para hacer que estos momentos sean un poco menos duros, debes:

- Tomaros vuestro tiempo. Es normal que las primeras veces sea más difícil, todo cambio requiere un periodo de adaptación.

- No finjas que te sientes feliz y alegre si no lo estás. Los niños son capaces de notar tus verdaderos sentimientos y, al darse cuenta de que los ocultas, pueden creer que es lo que deben hacer ellos. Nunca es bueno guardarse los sentimientos, es mejor compartirlos.

- Aunque es duro, trata de buscar el lado bueno pensando en los pocos días que faltan para volver a estar juntos o en los planes que vais a realizar la próxima vez.


Fecha de actualización: 12-04-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.