¿Por qué mi hijo es agresivo?

¿Por qué mi hijo es agresivo?
comparte

¿Tu hijo ha tomado una conducta dañina que le provoca problemas en su entorno? Este tipo de conductas pueden terminar dañando sus relaciones sociales, por lo que hay que cortarlas cuanto antes. Te explicamos por qué tu hijo se ha vuelto agresivo y cómo poder mejorar su conducta.

El primer contacto social que tiene tu hijo al llegar a este mundo lo expresa con un llanto, el cual seguirá utilizando a lo largo de sus primeros meses de vida para comunicar también sus necesidades, como lo puede ser dormir, comer o hacer del baño.

 

Una vez que tu hijo comience a crecer podrá interactuar de distintas forma con el mundo, para así ir descubriendo y entendiendo cómo funciona este. 

 

Llegará el día en el que tu hijo comience a utilizar el tacto para conocer las cosas, lo cual puede ayudarlo a entender que también puede interactuar con el mundo de esta manera; es por ello que tu hijo llega a una etapa donde toca todo y hasta se lo lleva a la boca.

 

Después de unos meses tu hijo aprenderá a emitir sonidos hasta que pueda manipularlos con tono, por lo que podrá pedir cosas o darse a entender mejor cuando quiera o necesite algo.

 

Cuando un niño llega a los dos años comienza a pensar egocéntricamente, puesto que todo lo quiere para él y cuando este lo requiera. Es cerca de esta edad cuando tu hijo, debido a todas las maneras que ha aprendido para comunicarse, puede llegar a tomar una actitud agresiva para expresar algo inconscientemente.

No te puedes perder ...

Alimentación de verano: ¿Por qué mi hijo no come?

Alimentación de verano: ¿Por qué mi hijo no come?

Durante el año lectivo, en la mayoría de los casos, todo lo relacionado con el almuerzo de los niños recaía en los comedores escolares, lo que proporcionaba a los padres cierta comodidad y seguridad. En periodo de vacaciones la responsabilidad descansa completamente en las familias, lo que puede plantear algunas dudas. ¿Por qué mi hijo casi no come si en la guardería no tenía problemas?

 

 

¿Qué causa esta conducta en mi hijo?

 

Lo primero que debes entender es que tu hijo, al encontrarse en pleno desarrollo, puede todavía corregir sus conductas puesto que estas la toma para poder comunicar sus problemas o necesidades. 

 

Tú como su mamá o papá debes ser una guía para que tu pequeño entienda de qué manera debe comunicarse cuando tenga una necesidad, además de ponerle un límite sobre sus acciones físicas para evitar que entre a un grado agresivo.

 

Después de entender que tu hijo todavía puede corregir su conducta, debes tomar acción cuanto antes para evitar que este sea un problema que se desarrolle gravemente hasta su etapa de adolescencia y de adulto.

 

Estas son algunas causas por las que tu hijo toma esta conducta:

 

1.- Llamar la atención. Es probable que tu hijo sienta que no le prestan la atención necesaria, por lo que toma estas actitudes para llamar tu atención.

 

2.- Manipulación. Llega una edad en la que los bebés toman esta conducta para conseguir las cosas que quieren.

 

3.- Aprendizaje. Puede ser que dentro del ambiente familiar del pequeño exista una conducta agresiva, la cual puede estar absorbiendo e imitándola.

 

4.- Frustración. Esta es la más importante puesto que todo humano sufre de frustración, pero un niño, a diferencia del adulto, no sabe controlar sus emociones o conductas para expresarla.

 

 

¿Cómo puedo corregir la agresividad de mi hijo?

 

Una vez que logres identificar la razón por la que tu hijo está tomando esta conducta, debes tomar cartas en el asunto:

 

1.- Entiéndelo. Debes buscar la fuente de su agresividad.

 

2.- No seas agresivo. Responder de la misma forma en la que tu hijo está actuando sólo empeorará la situación.

 

3.- Mantén la calma. No te desesperes cuando tu hijo comience a presentar esta actitud, recuerda que el que se enoja pierde.

 

4.- Pon límites. Enséñale que la actitud que toma la debe controlar y existen más formas para expresar sus necesidades.


Te puede interesar:
Detectar a un niño con altas capacidades de manera precoz permitirá a su entorno hacer los ajustes precisos para que pueda alcanzar todo su potencial y minimizar cualquier problema que pudiera surgir.


Fecha de actualización: 30-12-2017

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>