×
  • Buscar
Publicidad

Nuevo hermano en casa

Nuevo hermano en casa

¿Llega un nuevo hemanito a casa? ¿Será rival o aliado? Los celos constituyen una reacción emocional que se caracteriza por un sentimiento de envidia y resentimiento generalizado hacia la persona que se considera como rival.

Publicidad

No te puedes perder ...

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Cómo enseñar a los niños a ayudar en casa

Hay padres que se encuentran con niños de 8, 9, 10, 11 años en adelante que no quieren ayudar en casa, que cuando se les demanda hacer tareas domésticas simplemente no quieren porque no creen que les corresponda hacerlo. Esto es a causa de la comodidad, son niños que no sienten la necesidad de colaborar en las tareas de casa porque desde muy pequeños se les ha hecho todo por ellos.

Y tambien:

Aunque pueden aparecer antes, cobran importancia alrededor de los 4 años creando situaciones delicadas y a veces duraderas. A través de sus celos tu hijo está reclamando tu atención. Esto ospuede sorprender porque realmente le estáis dando atención, pero en este momento necesita más y de otro tipo. No tiene lo que tenía.

El niño celoso se siente abandonado. Al no tener la atención única y exclusiva que tenía siente una soledad similar a la del abandono.

Está claro que no es una situación que resulte agradable para el niño ni para los padres. Para mitigar esta situación podemos llevar a cabo los siguientes consejos:

- No hagas comparaciones entre hermanos. Las preferencias pueden suscitarlos.

- Permite a tu hijo ser autónomo. La dependencia o necesidad excesiva de uno de los padres, puede originar sentimientos de celos hacia el que considere como rival. Si es autónomo en el momento en el que no se le pueda dar la atención a la que está acostumbrado lo percibirá menos.

- Los sentimientos de inseguridad e inadaptación, también pueden ser causa de celos. Los elogios son una gran arma para que tu hijo se sienta seguro. No basta con quererle, hay que demostrárselo.

- No debes castigarle, reñirle o enfadarte con él por este motivo. Pensaría que efectivamente ha perdido vuestro cariño y quizás evite volverlos a mostrar. Los celos reprimidos son más fuertes y perjudiciales.

- Procede con naturalidad restando importancia (en apariencia) a las manifestaciones de celos.

- Préstale atención y hazle sentir tu cariño en todos los momentos que puedas. Tu hijo necesita sentirse querido y que se lo demuestres físicamente, con besos y achuchones. Es importante que el niño reciba tus manifestaciones de cariño en presencia de su hermano menor.

- Cuando veas a tu hijo dirigirse hacia su hermanito con ademán significativo y algún objeto peligroso, en lugar de chillarle cógele en brazos y apodérate del objeto, mostrándole cariño y dándole la impresión de que le has cogido en brazos para mimarle. Transcurrido un tiempo, cuando el niño esté alegre y tranquilo dile, en privado y con delicadeza que comprendes sus sentimientos pero que debe estar tranquilo puesto que papá y mamá le quieren tanto como antes y no va a perder vuestro cariño.

- No toméis parte en las pequeñas trifulcas entre hermanos. Si intervenís debe ser para detener la pelea pero sin intentar buscar culpables ni tomar partido.

- Ten serenidad en las situaciones incómodas y conflictivas. Procura no enfadarte. Busca situaciones en que el niño pueda pasarlo bien junto a su hermano.

- Da a tu hijo mayor algunos “privilegios” por el hecho de ser mayor.

- Valora a tu hijo positivamente. Acéptalo como es y trátalo como quieres que sea.
 


Fecha de actualización: 01-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.