×
Publicidad

Mi hijo tiene miedo a estar solo

Mi hijo tiene miedo a estar solo

El temor a la soledad es un miedo habitual en los niños. A nuestros hijos les encanta tenernos a su lado y sentir que llaman nuestra atención con todo lo que hacen.

Publicidad

Necesitan nuestra aprobación, nuestro apoyo, nuestra confianza y nuestra ayuda. Les gusta hacer cosas solos, pero no en soledad.

Les gusta sentirse mayores viendo que son capaces de hacer las cosas de manera independiente, pero no son mayores para afrontar todas las situaciones. Este es uno de los miedos a los que más suele costar enfrentarse porque incluso de adultos se puede mantener.
 

¿Cómo ayudarles?

Para ayudar a que sepan disfrutar de la soledad es importante facilitarles de manera progresiva situaciones en las que se sientan solos, pero en periodos cortos de tiempo.

Cuando son muy pequeños somos nosotros los primeros que tenemos miedo a dejarles solos, porque creemos que no tienen recursos suficientes para desenvolverse en caso de que algo les suceda. Pero hay muchas situaciones en las que se les puede dejar "solos".

Podremos comenzar dejándoles jugar solos, en su cuarto, sin tener nuestro apoyo o cuando son más mayores, dejándoles hacer las tareas sin compañía, aunque nos tengan cerca. Y poco a poco, permitirles que se encarguen solos de situaciones como ir a por el pan, a clase o a las actividades extraescolares, sabiendo que estamos cerca controlando el modo en el que están desempeñando esa tarea.

No te puedes perder ...

Y tambien:

La soledad es difícil pero les hace fuertes. Cuando una persona ve que tiene que resolver las cosas por sí mismo, desarrolla todas las estrategias para hacerlas, en cambio, si siempre tienen a alguien que las haga por ella, se puede acomodar esperando que otro le resuelva los problemas.
 


Redacción: María Campo. Directora de Escuelas Kimba.

Fecha de actualización: 04-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.