• Login
  • Registrarme
×


×
×

Los niños de padres que trabajan mucho pueden ser más agresivos

Los niños de padres que trabajan mucho pueden ser más agresivos
comparte

Un estudio de más de 1.400 niños encontró que aquellos cuyos padres trabajaban más de 55 horas a la semana eran más delincuentes y agresivos que sus compañeros. Pero el mismo fenómeno no se identificó en las niñas.

 

El estudio se realizó en Australia Occidental, donde uno de cada cinco padres trabaja por lo menos 55 horas a la semana cuando sus hijos tienen entre cinco y ocho años.

Las horas de trabajo de las madres no parecían importar, aunque menos madres australianas trabajaban tantas horas por lo que no se podían extraer conclusiones firmes de la comparación.

Para los investigadores, esta cultura de trabajar tantas horas debe acabarse ya que afecta al desarrollo de los niños. En otros países como Alemania, el 15% de los padres de niños de tres y cuatro años trabajan 55 horas o más a la semana.
 

El Dr. Jianghong Li, del Centro de Investigación de Ciencias Sociales de Berlín, explica: "Es posible que cuando los padres trabajan muchas horas, los niños están menos controlados después de la escuela, especialmente si las madres también trabajan a jornada completa. Hay ciertas evidencias de que los niños pre-adolescentes no son supervisados tan bien como las niñas cuando sus padres tienen altas demandas relacionadas con el trabajo - incluyendo largas jornadas – y, como consecuencia, tienen más problemas de conducta”.



El comportamiento de los niños fue monitoreado por los investigadores entre los cinco, ocho y diez años.

El Dr. Li añade: "Aunque el promedio de tiempo que los padres pasan con sus hijos ha aumentado en los últimos años, la cantidad y calidad del tiempo entre padres e hijos sigue siendo una preocupación. Estudios en los Estados Unidos y Australia apuntan a un deseo entre los padres de trabajar menos horas y pasar más tiempo con sus hijos y un deseo entre los niños de que sus padres vuelvan a casa del trabajo menos cansados y estresados".

Estos resultados desafían las preocupaciones públicas y políticas acerca del impacto negativo en el desarrollo del niño por la ausencia de la madre debido al trabajo.

"Este estudio proporciona evidencias para apoyar la igualdad de oportunidades para que las madres y los padres compartan responsabilidades parentales y laborales. En lugar de centrarse en los efectos negativos de las horas de trabajo de las madres, se debe prestar atención política a las consecuencias negativas de las largas jornadas de trabajo del padre para el bienestar emocional de los niños. Los padres deben recibir incentivos para no trabajar tantas horas y en su lugar tener una mayor participación en las responsabilidades de la paternidad”.

0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
Volver

Utilizamos cookies para mejorar la calidad del servicio, medir la audiencia y ofrecerle publicidad que pueda ser de su interés. Si continua navegando entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.