Las imágenes de atentados y otros dramas dañan la mente de los niños

Las imágenes de atentados y otros dramas dañan la mente de los niños
comparte

El mundo cada vez parece estar más loco. Si se ven las noticias en familia, todos los días hay que hacer frente a atentados, guerras y refugiados huyendo de sus países e intentando llegar sanos y salvos a un país que los acoja. ¿Es bueno que los niños vean este tipo de noticias? ¿Debemos permitir que vean imágenes explícitas de ciertos actos?

Solemos pensar que solo las noticias cercanas nos afectan, y que las guerras o atentados que ocurran a miles de kilómetros nuestros no nos pueden influir. Pero el psicólogo Jonathan Comer, de la Universidad Internacional de Florida, ha demostrado recientemente que esto no es así.


Tras los atentados ocurridos en la maratón de Boston en 2013, este profesor decidió estudiar la exposición a estos hechos y a la caza posterior de los autores que 500 chicos de entre 4 y 19 años habían tenido, para ver cómo les había afectado la misma.


Todas las familias vivían a menos de 40 kilómetros de la zona (en Massachussets) en la que la policía había pedido a los residentes que no salieran de sus casas mientras buscaban a los terroristas.


Como era de esperar, una de las primeras conclusiones es que la exposición a los hechos crecía con la edad. El 23% de los chicos había visto imágenes del atentado, y el 68% de la policía armada buscando en el vecindario. La media era de dos a tres horas diarias de exposición por niño. Pero mientras que los menores de 8 años habían estado menos expuestos, el 75% de los mayores de 12 años habían pasado hasta 6 horas al día viendo noticias e informaciones de los medios de comunicación sobre el atentado y la posterior búsqueda de los terroristas.

No te puedes perder ...

Juegos en la nieve

Juegos en la nieve

Con el frío llega la nieve a muchos lugares, uno de los entretenimientos más divertidos para los niños. Para algunos este invierno supone incluso su primera experiencia con ella. Olvida el miedo a los resfriados, abrígales bien, ponles el calzado adecuado y sal con ellos a disfrutar de la nieve.
Te ofrecemos, más allá de la guerra de bolas, varias ideas para que paséis un estupendo día invernal


El estudio también mostró que los adolescentes son los más propensos a experimentar traumas psicológicos tras un hecho así. Así, cuanto más contacto habían tenido con las noticias de la cobertura del atentado, más posibilidades de mostrar síntomas de estrés postraumático como flashbacks de las imágenes vistas o entumecimiento emocional.


Además, aunque el 87% de los padres pensaba que la exposición a este tipo de noticias podía dañar a sus hijos, ninguno había hecho nada para evitar que accedieran a todo tipo de contenidos relacionados, como imágenes, vídeos, comentarios, etc.


Para saber cómo afecta la angustia experimentada en un momento determinado, un equipo dirigido por Alexei Morozov y Virginia Tech del Instituto de Investigaciones de Carilion, observó qué ocurría cuando un ratón pasaba por una experiencia terrorífica. Así, vieron que el miedo deja una traza neurológica que predispone a experimentar trauma más tarde. Este tipo de situaciones cambia las conexiones entre la amígdala (nuestro centro emocional) y el córtex prefrontal (el área donde tomamos las decisiones), lo que hace que nuestras decisiones posteriores ante una situación similar sean menos racionales y más emocionales al haber experimentado ese miedo.


Por todo ello, estar sentados delante de la televisión viendo ciertas noticias a ciertas edades no es conveniente, así que evita que tus hijos adolescentes se vean expuestos a imágenes de atentados, guerras, muertos, heridos, etc. No es cuestión de aislarlos en una burbuja y que piensen que el mundo es perfecto y nada malo ocurre, sino, simplemente, evitar que se recreen en imágenes duras de ver. 


0 Comentarios

Escribe tu comentario

iniciar sesión registrarte
×


×
×
×
*/?>