×
  • Buscar
Publicidad

La teoría del apego en el duelo

La teoría del apego en el duelo

Según el fundador de la Teoría del Apego, John Bowlby, el duelo ante una pérdida está relacionado con los vínculos afectivos estrechos que establecemos. Así, de acuerdo a su teoría, establece 4 fases en el duelo.

Publicidad

Según John Bowly, el fundador de la Teoría del Apego, la forma de afrontar el duelo ante la pérdida de una persona está estrechamente relacionada con los vínculos tempranos experimentados por esa persona.


Para Bowly, si el vínculo con la madre o el padre se rompe en los primeros 6 meses, esto puede traer graves consecuencias para el bebé en el futuro, incluida la forma en la que afrontará sus problemas, separaciones y pérdidas.


Así, si en la infancia el niño se ha criado en medio de un ambiente de apego seguro, de mayor será capaz de experimentar mejor los vínculos relacionales afectivos y de sobrellevar las separaciones.


Cuando se habla de duelo infantil los expertos no solo se refieren a la muerte de un ser querido, sino también a saber afrontar el proceso de separación de la figura de apego principal, que generalmente es la madre. No separación definitiva, claro, sino autonomía física y emocional. El saber separarse de esa figura de apego sin traumas, es esencial para el desarrollo psicológico posterior del niño.

No te puedes perder ...

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

Complicaciones en el embarazo y la tiroides

¿Problemas de tiroides? Los cambios hormonales y ciertas enfermedades pueden dar lugar a desórdenes de la glándula tiroidea en el embarazo, que provocan graves complicaciones tanto para la madre como para el feto si no se lleva un control adecuado

Y tambien:


Así, para Bowly, para que el duelo trascurra con normalidad y no se enquiste ni cree problemas, se deben dar las 4 fases siguientes:


1- Embotamiento


Etapa caracterizada por momentos de tristeza o de ira muy intensos. La persona en duelo puede sentirse tensa, agobiada, temerosa de aceptar la realidad. Esta fase suele durar unas cuantas horas o días.


2- Anhelo y búsqueda de la figura perdida


En esta etapa la persona regresa a buscar a la persona perdida y guarda la esperanza de que todo vuelva a ser como antes, aunque enseguida se da cuenta de que esto es imposible. Es aquí cuando llegan los momentos de llanto y anhelo. Se experimenta ansiedad, insomnio y pensamientos obsesivos con el ser querido.


3- Fase de desorganización y desesperanza


En esta fase es normal preguntarse cómo y por qué se produjo la pérdida. Es imposible no pensar que se podía haber hecho algo más para evitar la pérdida, lo que desencadena sentimientos de culpa.


4- Fase de Reorganización


Finalmente, la persona acepta que la pérdida es permanente y, gradualmente, va retomando su vida. Es en esta fase cuando aparecen las intenciones de reponerse y afrontar su nueva realidad.


Perder a alguien es muy duro y a muchas personas les cuesta superarlo. Para ayudar a nuestros hijos a superar mejor este tipo de duelo, al que en algún momento de su vida deberán enfrentarse, hay que crear vínculos estrechos y de apego seguro con él.


Foto: Creado por Jcomp - Freepik.com


Te puede interesar:

Muchos padres se preguntan "¿cómo calcular la estatura final de una persona?". De manera orientativa se puede calcular la estatura final tomando en consideración la altura de los progenitores. Pero si se desea un resultado más preciso, es necesario realizar una serie de pruebas prescritas por un médico tales como radiografías, análisis de hormonas, etc.


Fecha de actualización: 01-08-2017

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

Publicidad