• Buscar

¿Cómo conseguir que un niño exprese sus emociones?

¿Cómo conseguir que un niño exprese sus emociones?

Al igual que nosotros, los niños se ven afectados en su día a día por emociones intensas, el problema en ellos es que aún son demasiado pequeños como para saber expresarlas y gestionarlas. Pero incluso para los mayores puede resultar complicado en ocasiones. Si les enseñamos desde pequeños educación emocional, cómo reconocer sus emociones y las de los demás, y cómo actuar cuando las sienten, estaremos educando niños más felices.

Publicidad

Las emociones nos acompañan e influyen en nuestras decisiones y nuestra manera de actuar, por lo que dedicarle tiempo a entenderlas y a buscar la mejor forma de expresarlas será muy beneficioso para nuestros hijos. Además, tener un espacio donde poder compartir y expresar aquello que les pasa hará que se refuerce también el vínculo entre padres e hijos.

Cuando tu hijo es capaz de hablar contigo o con alguien de confianza acerca de la forma en la que se siente, es probable que después se sienta mejor. Incluso si no estás del todo seguro de si sabe o no cómo expresar cierta emoción en palabras, es necesario que te fijes en su lenguaje corporal, en las expresiones faciales y en el comportamiento para ayudarle a entender mejor cómo se siente.

Reconocer sus propias emociones y saber que tú siempre estarás listo para hablar con él cuando lo necesite le ayudará a entenderlas mejor, comunicarse mejor consigo mismo y los demás. Si no sabes cómo ayudarle a expresar sus emociones, te damos algunos consejos:

Debes ser un buen ejemplo para tus hijos de cómo expresar adecuadamente tus emociones. Es importante que expreses tus sentimientos con palabras en lugar de con acciones para que tus hijos aprendan a hacer lo mismo. Por ejemplo, cuando estés entusiasmado con algo, diles lo feliz que eres y lo emocionado que te sientes y, al contrario, cuando estés molesto utiliza tus palabras de una forma tranquila para expresar tus sentimientos. Ellos necesitan ver cómo se hace, y tú eres su mejor ejemplo. Esto ayudará a que tus hijos entiendan que los sentimientos son normales para todos y que expresarlos es una buena manera para sentirse mejor.

Ayuda a tus hijos a que pongan palabras a sus sentimientos y emociones para poder reconocerlas. Si está enfadado díselo y explícale porqué; cuanto más le facilites el término correcto para la emoción que está sintiendo, más capaz será después de poder comunicar sus emociones en lugar de hacerlo con acciones como una rabieta.

Ayúdale a encontrar sus propios recursos. Para esto puedes hacerle preguntas como “¿Qué crees que puedes hacer la próxima vez que esto pase?” y “¿Eso hará que te sientas mejor?”. De este modo puede reflexionar por él mismo sobre cómo actuar en determinadas situaciones.

Cuando un niño entiende sus emociones, pero no sabe expresarlas, necesitará estrategias de afrontamiento para poder volver a su equilibro emocional. Es nuestro deber como padres enseñárselas y, para que sepas cómo hacerlo, te mostramos algunas de ellas:

- Invítale a que te cuente lo que le pasa, sin interrogarle ni presionarle.

- Expresa tu confianza en él para que se sienta seguro y sea capaz de expresar lo que le está ocurriendo.

- Invítale a que dibuje o escriba un diario para poder sacar los sentimientos que no sabe expresar con palabras.

- Utiliza cuentos para que entienda mejor las emociones. Lee con él esos cuentos y explícale que es muy importante tener y sentir emociones, todas ellas, ya sean positivas o negativas.

- Utiliza el juego para que exprese las emociones más difíciles.

- Sigue tu instinto y dale el espacio que necesite para después poder expresar sus emociones.

- No construyas un muro a tu alrededor con castigos y reproches cuando tu hijo solo necesita que le guíes ante un sentimiento desbordado.

Todas las emociones son necesarias, si alguien está triste o enfadado, teniendo motivos o no, no debemos decirle que no debería ponerse así. Se trata de una emoción que está ahí por algo, y negarla no hará que desaparezca sino todo lo contrario.

Culturalmente nos cuesta aceptar las emociones negativas. Cuando vemos a alguien llorar automáticamente decimos “No llores” o, peor aún, si es un niño decimos “Los niños grandes no lloran”. Nos sentimos incómodos, tristes y no sabemos manejar la situación. Si minimizamos esa tristeza o miramos hacia otro lado, pueden aparecer problemas peores en el futuro como ansiedad, depresión o problemas de autoestima.

La tristeza o la rabia ya están ahí, lo que debemos hacer es ver qué hay detrás de ellas en lugar de negarla. Podemos hacer preguntas como “¿Qué te ha llevado a estar así?” o “¿Cómo te sientes?”. Enseña a tu hijo a verbalizar cómo se siente, escúchale y respeta sus emociones. Al principio le costará ponerles palabras porque no las conoce, pero con el tiempo irá aprendiendo a expresarse mejor.

Puede que en ese momento el niño no tenga ganas de hablar, así que no le hagas un interrogatorio. Hazle saber que estás ahí, dale un abrazo y mucho cariño. Se sentirá querido y protegido y, cuando se sienta más tranquilo, se verá con más seguridad para comunicarse contigo. Cada niño es diferente y debemos tener paciencia. No le exijas un motivo ni que se explique, ya que puede empeorar la situación.

 


Fuente:Cómo ayudar a gestionar las emociones de los niños. Por centro de Psicología y Logopedia El Teu Espai. https://www.psicologosantacoloma.es/ayudar-gestionar-las-emociones-los-ninos/

Foto: Freepik.com

 

Fecha de actualización: 10-03-2021

Redacción: Cristina Rodríguez

Publicidad
Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamentepero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web nosustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a unaconsulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso.Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, yen ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×