Deja que tu hijo juegue lo más posible, lo ordena el pediatra

Deja que tu hijo juegue lo más posible, lo ordena el pediatra
comparte

El último informe realizado por la Academia Estadounidense de Pediatría alienta a los pediatras a recetar el juego a sus pacientes para asegurar un desarrollo infantil saludable. Y es que jugar no solo es una forma de entretenerse y pasar el rato, está demostrado que los beneficios del juego van más allá de las sonrisas y la risa. Gracias al juego los niños aprenden, crecen y prosperan, desarrollando sus capacidades y habilidades.

Desgraciadamente, en los últimos años se ha visto una tendencia cada vez mayor de sustituir el juego no estructurado e incluso el tiempo de inactividad y aburrimiento por actividades dirigidas por adultos, horarios abarrotados (y abrumadores) y un mayor tiempo de pantallas para lidiar con el estrés que inevitablemente resulta del exceso de programación. Como resultado, los niños están estresados, ansiosos e incluso deprimidos.


El nuevo informe clínico de la Academia Estadounidense de Pediatría titulado "El poder del juego: un papel pediátrico en la mejora del desarrollo en niños pequeños" es una llamada a la acción para educar a las familias sobre los poderes curativos y protectores del juego. El informe recomienda que todos los pediatras les digan a los niños (y a sus padres) que jugar con sus padres y con otros niños juega un papel fundamental en el desarrollo saludable, construyendo habilidades sociales y de vida esenciales, y reduciendo el estrés.


Un error habitual actualmente es que, en el momento en que un niño expresa interés en una actividad, ya sea un deporte, un instrumento u otra cosa, se convierte en el foco principal del niño. Los padres le apuntan a actividades relacionadas, le regalan juegos y libros, le ponen películas… dirigiendo en cierta forma el juego del niño.

No te puedes perder ...

Descubre el talento de tu hijo

Descubre el talento de tu hijo

¿Has soñado alguna vez con que tu hijo sea el próximo Ronaldo? ¿O quizá un futuro Mozart o Van Gogh? Seguro que sí, ya que todos los padres piensan que sus hijos son los mejores y que llegarán muy lejos. Es muy común imaginar a nuestros retoños ganando el Premio Nobel o siendo un gran científico que descubre la cura contra el cáncer. Todo esto son la mayoría de las veces nada más que eso, sueños. Pero es cierto que muchos niños tienen un talento oculto y es tarea de los padres sacarlo a la luz y potenciarlo


El juego no estructurado, aquel en el que los niños tienen la última palabra y crean sus propias normas, ofrece muchos beneficios para el desarrollo de los pequeños:


• Aumenta sus habilidades para resolver problemas

• Aumenta sus habilidades sociales, como respetar turnos, escuchar y colaborar

Desarrolla la empatía

• Mejora la autoexpresión

• Trabaja con miedos, estrés y ansiedad

• Ayuda a identificar los sentimientos

• Desarrollo el lenguaje

• Potencia un pensamiento de nivel superior

• Mejora la representación simbólica

• Aumenta la fuerza física

• Proporciona más valentía

• Mejora el pensamiento creativo

• Favorece la asertividad

• Ayuda a hacer frente a las emociones negativas

 

En un mundo donde los niños tienen problemas de estrés y utilizan dispositivos para desconectarse del estrés que los rodea, el juego puede ayudarles. A través del juego, los niños trabajan emociones complejas, practican la resiliencia y el afrontamiento, y se desestresan. En resumen, trabajan a través de sus factores estresantes, en lugar de evitarlos o internalizarlos. Esta es la mejor medicina para niños con mucho estrés.


Jugar fomenta las relaciones sociales


Ya sea que los niños jueguen con sus padres, hermanos u otros niños, el tiempo que pasan jugando es un tiempo bien empleado. A través del juego, los niños construyen relaciones con los demás, aprenden a reafirmarse con sus hermanos y compañeros, trabajan a través del conflicto de una manera saludable y fortalecen sus vínculos.


Los niños tienen una fuerte inclinación a jugar, y a menudo quieren pasar ese precioso tiempo de juego con sus padres. Si bien esto puede parecer una carga para los padres agotados, es importante recordar que el juego ofrece una ventana única para conocer mejor a los niños y fortalecer los vínculos con ellos. Cuando los niños invitan a sus padres a jugar, los dejan entrar y comparten sus mundos internos con ellos. Es una invitación a conectarse y relacionarse en un nivel más profundo, por lo que debes intentar jugar con tu hijo siempre que te lo pida, aunque solo sea un rato.


El juego cura heridas emocionales


Puede parecer que la infancia es divertida y despreocupada, pero el estrés entre los niños y los adolescentes está creciendo. El juego ayuda a los niños a evitar el estrés, la ansiedad, la ira, la tristeza y otras emociones y experiencias negativas.


A través del juego, los niños aprenden a etiquetar y verbalizar sus emociones, a sobrellevar emociones abrumadoras y a procesar sus experiencias. Un niño hospitalizado, por ejemplo, podría usar el juego para revisar y procesar el evento y concentrarse en la recuperación del mismo.


El juego mejora el funcionamiento general


Desde habilidades de interacción social, salud emocional o habilidades académicas, el juego no estructurado es la clave para ayudar a los niños a prosperar en un mundo moderno. Cuando nuestros niños se pierden en el juego, establecen amistades orgánicas y desarrollan importantes habilidades de interacción social en conjunto. Se ayudan unos a otros a procesar y trabajar a través de los sentimientos y desarrollan empatía y compasión. En la mayoría de los casos, practican habilidades académicas mediante el uso de palabras, reglas e incluso números a través de juegos complejos de alto nivel.


¿Alguna vez has visto a un grupo de niños jugar a que tienen un restaurante? Juntos crean menús, piensan en el precio, asignan tareas y roles, y encuentran clientes. A través del juego imaginativo, los niños crean mini constructos del mundo que los rodea y se preparan para su futuro.


El juego es el lenguaje de los niños, así que reduce sus actividades diarias para dejar tiempo al juego libre todos los días. Tus hijos lo agradecerán en muchos aspectos.

 

 


Te puede interesar:
TodoPapás ha desarrollado una calculadora de talla para niños que arroja como resultado una previsión orientativa de cuánto puede llegar a crecer tomando como base la altura de los padres. Para un resultado más preciso es necesario acudir al pediatra y realizar algunas pruebas médicas, incluyendo radiografías y análisis hormonales.


Fuentes:

Michael Yogman, Andrew Garner, Jeffrey Hutchinson, Kathy Hirsh-Pasek, Roberta Michnick Golinkoff, Committee on psychosocial aspects of child and family health, council on communications and media, "The Power of Play: A Pediatric Role in Enhancing Development in Young Children," Pediatrics, From the American Academy of Pediatrics, August (2018).

Fecha de actualización: 18-09-2018

Redacción: Irene García

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.

×


×
×
×
*/?>