×
  • Buscar
Publicidad

¿A qué dedicar el tiempo libre?

¿A qué dedicar el tiempo libre?

Si existe algo de lo que puedan disfrutar nuestos hijos e hijas es de sus momentos de tiempo libre dedicados al esparcimiento y a la diversión. Pero estos espacios de ocio también pueden convertirse en múltiples oportunidades de aprendizaje a través de formas lúdicas de juego

Publicidad

Indice

 

Aprovechar el tiempo para educar en valores

La etapa infantil y adolescente está repleta de actividades, retos y responsabilidades a las que nuestros hijos e hijas deben dedicar grandes esfuerzos, dedicación y aprendizaje. Tras la rutina que conlleva su día a día, existen intervalos de ocio y tiempo libre que pueden dedicarse a múltiples actividades dirigidas a una educación en valores: el respeto a los derechos humanos, la protección del medio ambiente, el fomento de la confianza en uno mismo, la resolución de conflictos, la comprensión y ayuda mutua, entre otros muchos.

En ocasiones, dado el ritmo acelerado de vida que llevamos, puede resultar complicado dedicar y compartir este tiempo libre con nuestros hijos e hijas. El cansancio y el estrés que se apodera de nosotros y nosotras cada día, a veces supone una barrera para obtener algunos minutos y dedicarlos a este espacio de ocio lleno de oportunidades divertidas y educativas. No obstante, merece la pena sacar algo de tiempo y aprovechar las ventajas que nos brindan estos momentos de relax y distracción junto a nuestros hijos e hijas.

En estos intervalos de disfrute uno de nuestros objetivos debe ser implicar al niño o niña en la realidad de su entorno; también buscar formas alternativas y enriquecedoras de ocio útil, positivo y saludable, donde a su vez se produzca un desarrollo individual del niño, niña o joven. De este modo, estaremos contribuyendo a que nuestros hijos conozcan diferentes formas de divertirse y aprendan a tomar las mejores decisiones con respecto a sus necesidades, problemas e intereses. Algo que no puede configurarse como una cuestión de azar o de suerte, sino más bien de identificación y toma de conciencia en torno a la responsabilidad que supone hacerse mayor.

No te puedes perder ...

Y tambien:

 

Materias a las que dedicar nuestro tiempo

Existen diferentes contenidos que podemos tratar a través del ocio y el tiempo libre con nuestros hijos e hijas.

Uno de ellos es la salud, entendida no sólo como la ausencia de enfermedad sino como el bienestar físico, psíquico y social, y por lo tanto desde una visión preventiva donde el niño o niña es protagonista y agente activo de su bienestar. Durante la etapa de la infancia se considera prioritario el fomento de unos hábitos saludables, prestando especial atención al conocimiento y cuidado del cuerpo, la alimentación, la higiene y la prevención de accidentes. Practicar deporte al aire libre, o simplemente salir a pasear, son actividades que se deben hacer todas las semanas. 

Hacer protagonistas a los más pequeños a la hora de cocinar una receta que contribuya a una dieta saludable, explicar cómo se debe cuidar una herida cuando nos hacemos daño, explicar por qué es importante protegerse del sol en verano jugando con ellos a ver qué diferentes prendas hay que ponerse… pueden ser algunas actividades que, mediante el juego, enseñen a nuestros hijos e hijas estos hábitos de una mánera lúdica y divertida.

Otro de los temas que podemos abarcar es el concepto de la paz, de tal modo que nuestros hijos e hijas conozcan la importancia de este concepto, no sólo entendido como ausencia de conflictos armados, sino como la relación entre iguales partiendo del respeto, la tolerancia y la justicia frente la violencia y la desigualdad. Dada la sociedad en la que vivimos, caracterizada por un porcentaje muy importante de desigualdad económica y social, es importante que niños y niñas conozcan estos problemas y se acerquen a ellos desde un enfoque crítico y reflexivo.

El cuidado del medio ambiente es otro de los temas que pueden ocupar nuestro tiempo libre. Podemos realizar actividades tales como crear un huerto urbano, crear juguetes con materiales reciclados, etc., que fomenten un conjunto de actitudes y conductas respetuosas con el entorno.

También, podemos hacer un fomento de la lectura. El libro es un medio indispensable para acceder a la cultura y a una alternativa de ocio y entretenimiento personal. Podemos tratar de animar a la lectura a través del juego, para que así poco a poco se convierta en un hábito dentro del tiempo libre de nuestro hijo e hija. Participar con ellos en este entretenimiento puede ser una actividad muy divertida y apasionante para todos los miembros de la familia.

Y, por supuesto, cualquier actividad en familia que ayude a fortalecer los vínculos entre todos los miembros y la comunicación. 

Sea cual sea el tema que tratemos debemos tener en cuenta: la edad de nuestro hijo e hija, sus necesidades e inquietudes, que sean actividades participativas, dinámicas, reflexivas y educativas. Con todos estos ingredientes tendremos la diversión y el aprendizaje asegurados.


Fecha de actualización: 02-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.