×
  • Buscar
Publicidad

Peleas entre niños

Peleas entre niños

Los conflictos entre niños de esta edad son muy habituales. No saben expresar sus sentimientos ni comunicar sus emociones, así que reaccionan mediante insultos, patadas, mordiscos, gritos…

Publicidad

Indice

 

¿Por qué se pelean los niños?

Las motivaciones de los conflictos entre niños son variopintas y complejas: celos, envidias… De nada sirve preguntar “qué ha ocurrido”, ya que cada niño expresará su propia verdad y echará la culpa al otro.

Preguntar “quién ha empezado” tampoco servirá para aclarar nada puesto que también es una pregunta llena de trampas que solo invita a justificar su mal comportamiento.

La mayor parte de las veces las auténticas causas están más allá de su comprensión consciente. Los conflictos pueden surgir cuando uno de ellos representa un obstáculo para las iniciativas del otro o si siente que invade su “territorio”. La inseguridad, la ociosidad o el exceso de estimulación pueden ser también posibles desencadenantes del problema. Incluso algunas peleas son solo descargas a nivel motriz. 

No te puedes perder ...

Mordiscos y arañazos en el cole

Mordiscos y arañazos en el cole

Los niños pequeños no saben compartir y la mayoría necesita poseer muchos objetos, puesto que esto les da seguridad en sí mismos y en su entorno. Pero cuando llegan a la guardería y se encuentran con otros niños en su misma situación, compitiendo por los mismos juguetes, muchos recurren a los arañazos, los mordiscos o tirones de pelo, la forma más primitiva de lograr su objetivo

Y tambien:

 

¿Qué hacer ante una pelea entre niños?

Cuando dos niños se peleen, sean amigos, compañeros o familiares, debes actuar de la siguiente manera:

- Interrumpir con un simple “Basta” y Describir. Normalmente, para parar la discusión es suficiente con que el adulto nombre la situación para que los niños se miren respectivamente y modifiquen su conducta de inmediato. Al decir en voz alta lo que está pasando, les invitamos a adoptar una mirada externa sobre sí mismos. Puesto que no pueden reflexionar y pegar al mismo tiempo, interrumpen la pelea (siempre y cuando no estén muy inmersos en ella).

- Invitar a la reflexión. Ayúdales a buscar soluciones al problema sin discutir, hablando y pensando qué se puede hacer.

-Proponer alternativas. Es normal que niños de esta edad, todavía sin las herramientas necesarias, no sean capaces de encontrar solos una solución a su conflicto. Ayúdales en ese caso. Por ejemplo, si se pelean por un camión, propón que cada uno juegue X tiempo con él, tú cronometrarás el tiempo y, al acabar, se lo darás al otro.

- Mediar en el conflicto. No debes tomar partido por ninguno de los dos, sino incitarles a expresarse y escucharse mutuamente. Para cerciorarte de que el niño ha escuchado al otro, es importante pedirle que repita lo expresado por el primero. Los niños de esta edad no son conscientes de los sentimientos de los demás. Pero cuando escuchan lo que le sucede al otro, normalmente están dispuestos a cooperar.
 


Fuente: No más rabietas, Isabelle Filliozat.

Fecha de actualización: 07-06-2020

Redacción: Irene García

Publicidad

TodoPapás es una web de divulgación e información. Como tal, todos los artículos son redactados y revisados concienzudamente pero es posible que puedan contener algún error o que no recojan todos los enfoques sobre una materia. Por ello, la web no sustituye una opinión o prescripción médica. Ante cualquier duda sobre tu salud o la de tu familia es recomendable acudir a una consulta médica para que pueda evaluar la situación en particular y, eventualmente, prescribir el tratamiento que sea preciso. Señalar a todos los efectos legales que la información recogida en la web podría ser incompleta, errónea o incorrecta, y en ningún caso supone ninguna relación contractual ni de ninguna índole.